Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Muere José Luis Várez Fisa, el mejor amigo del Prado

El Mundo El Mundo 09/06/2014 elmundo.es

El ministro de Educación, Cultura y Deporte, José Ignacio Wert, ha anunciado la muerte del empresario y mecenas José Luis Várez Fisa a través de una nota de condolencia.

© Proporcionado por elmundo.es

Várez Fisa tiene el honor de ser la única que persona que ha dado nombre a una sala del Museo del Prado. Ocurrió en 2013, como agradecimiento por la donación de su colección personal de arte medieval. Un año antes, el propio Wert concedió al empresario la Medalla de Oro al Mérito en las Bellas Artes.

"La sociedad española pierde hoy a un gran benefactor de las artes", dice la nota del ministro. "Várez Fisa fue un coleccionista apasionado y emocionado en las distintas manifestaciones de las bellas artes. Un hombre que volcó su entusiasmo, su saber y su instinto en conseguir una de las mejores colecciones de arte".

Pese a la sorpresa que causó la donación, Várez Fisa no asistió a la presentación del legado y siguió siendo un personaje casi invisible en el mundo del arte. De él se sabía que había empezado a coleccionar arte medieval en los años 60 y que había entrado en el Patronato del Prado en 1980, en el que permaneció hasta que el 'Guernica' viajó al Reina Sofía (decisión a la que se opuso con un voto particular). Su donación del año pasado se valoró en cerca de14 millones de euros e incluía obras insólitas en el Prado como el artesonado de la iglesia de Santa Marina en Valencia de Don Juan (León). También destacaba la pintura mural del maestro de San Esteve de Andorra que, junto a los ejemplos castellanos de de Maderuelo y San Baudelio de Berlanga de Duero, conforman una muestra excepcional del románico pirenaico. Una época y un origen que hasta entonces estaba inédito en el Museo del Prado.

Su vida fue también un misterio. Se sabe que nació en Barcelona, que estudió Ingeniería, que se estableció en Navarra y que su fortuna tiene origen en el sector industrial. Se marchó a Madrid cuando ETA empezó a amenazar a los empresarios vascos.

"Además de gran coleccionista, todos debemos reconocerle su generosidad al donar piezas esenciales a los museos públicos, concretamente al Museo Arqueológico Nacional o al Museo del Prado, del que fue miembro del Patronato, compartiendo así las obras de sus colecciones con todos los amantes del arte", ha indicado el Ministro

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más el El Mundo

image beaconimage beaconimage beacon