Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Mundial 2014: España gana a El Salvador en un amistoso deslucido

La Vanguardia La Vanguardia 07/06/2014 David Ruiz Marull

No es lo mismo un amistoso que un partido de preparación para el Mundial 2014. Lo que España jugó ante El Salvador fue una pachanga en toda regla, sin ritmo, sin motivación, sin intensidad, sin ganas y con miedo. Miedo a que cualquier infortunio, en forma de lesión de última hora, dejara a algún futbolista fuera del torneo que empieza el jueves en Arena Corinthians de Sao Paulo con el Brasil-Croacia.

David Villa, que fue suplente, resolvió el duelo con dos goles en el segundo tiempo. El asturiano, que jugará tras el verano primero en Australia y después en Estados Unidos, ya no dispone de un físico privilegiado pero mantiene su olfato goleador. Tal sigue siendo su ansia ante el marco rival que incluso le 'robó' el primer gol como internacional español a Diego Costa.

No era, sin embargo, un día para el protagonismo del Guaje, que suma ya 58 tantos con La Roja. El duelo ante La Selecta era una prueba principalmente para el delantero hispanobrasileño y para Juanfran. Salieron renqueantes de la final de la Champions League y había que comprobar su estado físico en un duelo con poca exigencia, un choque contra un rival asequible que permitiera a los dos futbolistas del Atlético tomar de nuevo el ritmo a la competición.

Diego Costa aguantó 73 minutos en el campo y el lateral jugó de principio a fin. Y ninguno mostró tener ya problemas, más allá de la necesaria adaptación al nuevo entorno. No parece que ninguno de los dos jueguen el viernes en el debut de España en Brasil, aunque quedó claro que ambos son opciones válidas para Del Bosque para los siguientes partidos.

Costa no sufrió ningún tirón en las infinitas carreras que lanzó a la espalda de la avanzada defensa salvadoreña, uno de los rasgos que intenta implantar su nuevo técnico, el catalán Albert Roca, ex del Barça. A los tres minutos, arrancó con potencia y el portero rival no tuvo más remedio que derribarlo dentro del área. El penalti lo lanzó Cesc y lo falló. No anda muy fina la selección desde los 11 metros. Ha fallado 11 de los últimos 21 que ha lanzado (52%). Y con 8 lanzadores diferentes.

Con La Roja controlado más del 80 por ciento de la posesión, a Diego Costa no le costó tener otras oportunidades. La mejor fue un cabezazo a quemarropa que desvió el guardameta Hernandez con una gran intervención. Fue poco antes de ser sustituido por Xavi.

Quien sí apuntan a titulares ante Holanda son Iniesta Cesc y Pedro. Los tres fueron sustituidos tras el descanso para evitar sustos. Sustos como el que dio Jordi Alba tras recibir una dura entrada en el tobillo y marcharse del campo maldiciendo. Fue un sobresalto que no pasó a mayores, con el lateral izquierdo regresando poco después al partido y jugando hasta el final.

La mejor ocasión de El Salvador llegó tras una muestra de la desconexión de España. Sergio Ramos, asistente en el primero gol de Villa, se confió y casi le sirve el tanto en bandeja al combinado centroamericano. en todo el partido. Tuvo que salir rápido Casillas para solucionar el entuerto. Demasiado relajados estaban los futbolistas de La Roja. El partido tampoco exigía más. Era un amistoso en el que había poco que ganar y mucho que perder.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de La Vanguardia

image beaconimage beaconimage beacon