Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Murió Win Tin, reconocido demócrata birmano

dw.com dw.com 21/04/2014 Deutsche Welle
© 2014 DW.DE, Deutsche Welle

Estuvo 19 años preso debido a su lucha por la democracia. Al salir de prisión, en 2008, estaba muy enfermo.

El reconocido activista demócrata birmano Win Tin, una de las figuras más destacadas de la lucha contra la dictadura militar en Myanmar, murió este lunes (21.04.2014) a la edad de 85 años, de acuerdo a información entregada por su partido, la Liga Nacional para la Democracia (LND). La muerte se produjo en la ciudad de Rangún, casi un mes y medio después que el político fuera ingresado a un hospital por sufrir problemas respiratorios.

La causa de su deceso fue, de hecho, un fallo renal y problemas de respiración, dijeron autoridades. “Es una gran pérdida para nuestro país”, dijo el portavoz del partido, Nyan Win. Fuentes del Hospital General de Rangún señalaron el viernes 19 de abril que el activista sería sometido a una operación de alto riesgo para limpiar sus riñones. Fue esa cirugía la que Win, debilitado por su enfermedad, no pudo superar.

Nacido en Pegú en 1929, Win Tin fue periodista y cofundador de la LND. Su oposición a la dictadura militar que gobernó su país hasta 2011 lo convirtió en enemigo del régimen, que decidió encarcelarlo durante 19 años, convirtiéndolo en un símbolo de la resistencia. Win Tin fue el prisionero político que pasó más tiempo en la cárcel, y recién fue dejado en libertad en 2008.

Enemigo de negociar con los militares

Un año antes de ser encarcelado, el político fundó la LND junto a la Premio Nobel de la Paz, Aung San Suu Kyi. “He pasado 7.000 días encarcelado, un cuarto de mi vida. Es algo desgarrador”, escribió el político en sus memorias, donde describió episodios de tortura, malnutrición y escaso acceso a los servicios médicos. Al ser dejado en libertad, Win Tin ya sufría de serias complicaciones cardíacas.

Aung San Suu Kyi le visitó en varias ocasiones en los últimos tiempos, pese a que Win la había criticado en el último tiempo por considerar que estaba siendo “demasiado conciliadora” con los militares que ostentaron el poder durante la dictadura. Sin embargo, la amistad fue más fuerte. “Fue él quien la convenció para que entrase en política", dijo el periodista y escritor Bertil Lintner, que conoce a fondo el país.

Aung San Suu Kyi busca acercarse a los militares, pues para ser candidata a la presidencia en 2015 necesita una reforma a la Constitución, que solo es posible con la venia de las Fuerzas Armadas. Win Tin, en cambio, era partidario de ejercer presión desde las calles. El dirigente recibió numerosos premios internacionales, entre ellos el Premio Mundial de la Libertad de Prensa Unesco - Guillermo Cano, así como el Premio de Derechos Humanos de la República Francesa.

DZC (dpa, Europa Press, EFE)

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Deutsche Welle

image beaconimage beaconimage beacon