Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Nace la revista de prensa de EL PAÍS Opinión

Logotipo de EL PAÍS EL PAÍS 04/10/2017 Carla Mascia
Antidisturbios de la Policía Nacional forman un cordón de seguridad en los alrededores del colegio Ramón Llull de Barcelona el pasado 1 de octubre. © Alberto Estévez Antidisturbios de la Policía Nacional forman un cordón de seguridad en los alrededores del colegio Ramón Llull de Barcelona el pasado 1 de octubre.

El pasado 1 de octubre, toda la prensa internacional tenía los ojos puestos en Cataluña. El referéndum del 1-O ha marcado un antes y un después, no solo en las relaciones entre España y el gobierno independentista , sino también en la percepción del conflicto en la prensa internacional. De asociar el discurso catalanista y el oportunismo del presidente Carles Puigdemont al repunte de los nacionalismos en Europa —estableciendo paralelismos con el Brexit— las grandes cabeceras apuntan ahora hacia la acción del gobierno español como uno de los factores claves en la escalada de tensión entre ambas partes. Los editoriales de los principales medios internacionales han criticado en su gran mayoría la actuación de las fuerzas del Estado al dar la ventaja al president en la guerra de comunicación para imponer un relato sobre ‘el problema catalán’. La prensa internacional también ha criticado la obstinación del líder del Govern por llevar a cabo un proceso ilegal, que genera divisiones y desprovisto de apoyo internacional.

The New York Times valora que “la brutalidad mostrada por la policía española solo consiguió profundizar aún más la crisis política". "Rajoy ha tenido desde siempre las leyes de su lado, pero ahora Barcelona tiene a su favor las imágenes de televisión y la solidaridad y simpatía que generaron en la opinión pública. Rajoy aparece como un matón intransigente”, apunta el diario newyorkino. The Washington Post considera que las imágenes de ciudadanos catalanes heridos tras las cargas policiales han ofrecido a Puigdemont "el relato perfecto: un gobierno central represor aplastando un intento de ejercicio democrático". El diario subraya que la "táctica de mano dura" empleada por el Gobierno no fue la más adecuada mientras tacha al Govern de "irresponsable por querer establecer una república independiente desobedeciendo a la ley". The Washington Post también destaca que "la frialdad de la respuesta de la Unión Europea a la petición de apoyo de Puigdemont debería haber frenado sus ambiciones". 

MÁS INFORMACIÓN

  • Toda la información sobre el desafío independentista
  • Los últimos análisis del desafío soberanista de Cataluña

“La derrota del Estado español”, titula The Guardian. El diario británico condena la violencia ejercida “a golpes de porra contra los manifestantes pacíficos, arrastrando a los votantes por el pelo o tirándolos por las escaleras, disparando balas de goma para dispersar a las multitudes, incluso golpeando a bomberos catalanes y empujando a los Mossos de Escuadra” y acusa a Mariano Rajoy de “negar” la crisis. Según esta publicación, la actuación del Gobierno solo contribuye a atraer más ciudadanos al bando independentista, “hasta entonces minoritario”. “Quien quisiera estar gobernado por semejante Estado, se preguntan los catalanes”, ironiza. El diario también recalca que Puigdemont está muy equivocado si ve la votación del 1-O como una victoria: “La mayoría de los catalanes no solamente querían votar en un referéndum sino también permanecer en un país unido. Ni el Estado ni el gobierno regional han sido capaces de atender a sus aspiraciones”.The Guardian insta al Gobierno de Rajoy a que “escuche a los catalanes”.

El Financial Times, que califica las tensiones entre Cataluña y España de “inéditas desde la restauración de la democracia”, considera que seguir recurriendo de manera excesiva a la fuerza “profundizaría aún más las tensiones entre el Govern y el ejecutivo conduciendo a un punto muerto”. El diario económico subraya además el riesgo que corre el PP de entrar en confrontación con los demás partidos si demuestra “demasiada obstinación”. The Financial Times, al igual que Le Monde, preconiza otorgar más “autonomía en materia fiscal” a la región para acabar con el conflicto.

Le Monde analiza en su editorial la actuación del Gobierno español como un factor que refuerza la bipolarización: “Si el jefe del Gobierno español hubiese querido ayudar la causa de los independentistas catalanes, no lo habría hecho de mejor manera. Las imágenes de la policía española reprimiendo con violencia a los catalanes para impedir que voten, ha reforzado sin duda la aspiración separatista en la región”. Si bien el diario considera que el rechazo al referéndum independentista por parte de Rajoy es legítimo y amparado por la ley —además de señalar que con un 60% de abstención, el referéndum carece de legitimidad y de apoyo internacional—, Le Monde advierte que “la política del peor” conducida por el jefe de Gobierno podría jugar “en contra de la coalición minoritaria” que dirige.

Respecto al president de la Generalitat, Le Monde considera que al líder catalán, además de haber demostrado su incapacidad para ofrecer una solución creíble a la crisis que desató, ha instaurado “un clima malsano”: “Cuando la demagogia vence, las palabras ya no tienen sentido. ¿Qué sentido tiene comparar la acción policial del pasado domingo a un retorno del franquismo, o comparar la situación de una región rica como Cataluña a la del Kurdistán o al del Kosovo?”, se pregunta el diario francés.

“El referéndum catalán tiene desde esta mañana un rostro. El de una señora mayor y su cara ensangrentada”, escribe el periódico Libération enfocando su editorial en la violencia policial que marcó el 1-O. “¿Qué habrá podido pasar por la cabeza del jefe de Gobierno de España para pensar que una neutralización violenta de la votación, ilegal según el gobierno y legitima para los independentistas, iba a mejorar la situación?”, se pregunta el periódico de izquierda que considera lo ocurrido como una “derrota simbólica para Rajoy”. El diario belga Le Soir comparte este análisis y titula "Madrid lo ha perdido todo", recalcando en su editorial la "violencia y los centenares de heridos".

El diario alemán Der Spiegel lamenta las imágenes de represión policial y cargas contra la ciudadanía y aboga por una frenada de la escalada de violencia entre ambas partes para que encuentren una salida política a la crisis. Il Corriere della Sera, tilda a Mariano Rajoy como “el mejor aliado” de los independentistas” y considera que lo “único que puede explicar el comportamiento del presidente es la extrema debilidad de su Gobierno.  El PP se apoya en la abstención de los socialistas y puede caerse en cualquier momento”. El diario económico portugués Jornal de Noticias deplora el carácter violento de la acción policial y apunta que “aunque tengan todo que perder al separarse de España, los catalanes tienen derecho a decidir sobre su futuro”.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de EL PAÍS

image beaconimage beaconimage beacon