Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Nace un portal en EE UU que busca atraer a confidentes informativos

Logotipo de EL PAÍS EL PAÍS 04/06/2014 Joan Faus
Imagen de una protesta en Washington contra el espionaje masivo. © AP Imagen de una protesta en Washington contra el espionaje masivo.

En la víspera del primer aniversario de la primera filtración de Edward Snowden, el exanalista de la Agencia Nacional de Seguridad (NSA, por sus siglas en inglés), sobre el espionaje masivo de Estados Unidos, un grupo de veteranos periodistas y confidentes estadounidenses lanzó este miércoles una nueva página web que busca convertirse en una plataforma a través de la cual destapar informaciones secretas. La plataforma cuenta con el apoyo de Daniel Ellsberg, el exanalista militar que filtró en 1971 los llamados Papeles del Pentágono, que revelaron cómo dos Administraciones distintas mintieron a sus ciudadanos sobre la guerra de Vietnam.

La particularidad del portal, llamado Expose Facts (Expón los hechos, en inglés), es que dispone de un sistema de suministro de información, gestionado por la Fundación de la Libertad de Prensa, que es considerado más seguro que las comunicaciones por correo electrónico y que pretende atraer a confidentes. “Comprobaremos la autenticidad, su valor para el interés público y determinaremos la mejor manera de proporcionar esa información al público”, afirmó Norman Solomon, periodista y director ejecutivo del Instituto de la Exactitud Pública, una organización que ayuda a divulgar asuntos en los medios de comunicación y bajo cuyo paraguas se integra ahora Expose Facts.

Algunas de las revelaciones se publicarán como artículos periodísticos en la página web, mientras otras serán proporcionadas a periodistas independientes o medios de comunicación. El director explicó, en el acto de presentación, que están manteniendo conversaciones con varios medios, entre ellos una conocida revista política.

La plataforma cuenta con un sistema de suministro de información y con el asesoramiento de dos filtradores de la NSA

El objetivo de la organización es, en un momento en que las libertades de la Constitución están “bajo asalto” en EE UU, apoyar la “libertad de prensa, la privacidad y la transparencia mientras buscamos revelar información oficial -gubernamental o empresarial- que el público tiene derecho a conocer”. Pondrá énfasis en sus informaciones relacionadas con los derechos humanos, actividades empresariales ilícitas, libertades civiles y asuntos de defensa.

Al margen de Solomon, la junta editorial de Expose Facts está integrada por otros cuatro veteranos periodistas con experiencia, por ejemplo, en el diario The Washington Post o la revista Time. Pero seguramente el principal valor añadido del portal son la cuarentena de componentes de su junta consultiva, entre los que hay conocidos informantes y exintegrantes del Gobierno federal. Al margen de Ellsberg, destacan William Binney y Kirk Wiebe, dos extrabajadores de la NSA, que ya revelaron, tras retirarse en 2001, -aunque a mucha menor escala que Snowden- que la agencia tenía acceso a los registros de compañías telefónicas.

En un vídeo colgado en la página web de Expose Facts, Ellsberg asegura que “todos los gobiernos mienten y a todos les gusta trabajar en la sombra” y que un país que “quiere ser una democracia” tiene que permitir a sus ciudadanos “penetrar ese secretismo”. El exanalista también aparece en un cartel publicitario al lado de la sede del Departamento de Estado en Washington DC, que reza: “Di la verdad con documentos que revelan mentiras, delitos o proyecciones internas de costes y peligros”.

Ellsberg, analista en nómina del centro de estudios Rand Corporation -organización que fue contratada por el Pentágono para realizar una serie de análisis secretos sobre la guerra- filtró en 1971, primero al The New York Times, y luego por otros periódicos, que tanto la Administración de John F. Kennedy como la de Lyndon Johnson engañaron reiteradamente a la opinión pública sobre la guerra de Vietnam y su desarrollo. En 2011 el Departamento de Defensa desclasificó esos documentos.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de EL PAÍS

image beaconimage beaconimage beacon