Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

"Nadie quiere en el PSOE gobernar en coalición, esa es una idea del Ibex 35"

El Mundo El Mundo 22/05/2014 Lucía Méndez
Elena Valenciano posa en la sede del partido en Madrid. © Unidad Editorial, S.A. Elena Valenciano posa en la sede del partido en Madrid.

La cabeza de lista del PSOE a las elecciones europeas, Elena Valenciano, se desmarca por completo de una futura gran coalición entre su partido y el PP. «Nadie en el PSOE la quiere. Rubalcaba no está en eso en absoluto. Eso sale del Ibex», responde en una entrevista en este diario. Sobre Cañete y el machismo, contesta: «No me ha sorprendido, aunque sí me ha decepcionado».

La dialéctica machismo-feminismo, protagonista de la campaña europea, ha sido un auténtico regalo del cielo para la candidata socialista.

Dijo Rubalcaba antes de todo que Cañete era un chollo para el PSOE y nadie lo entendió. Pero para usted lo ha sido de verdad.

No me ha sorprendido, aunque sí me ha decepcionado. Cañete tiene antecedentes, y en los mítines ya se veía que era despectivo conmigo. No estaba claro si era porque soy socialista o porque soy mujer. Ahora él ha ofendido gravemente a las mujeres hablando de la superioridad intelectual de los hombres. Y es lamentable que Rajoy, en vez de pedir disculpas no a mí, sino a todas las mujeres, haya jaleado lo que dijo Cañete. Es muy mal perdedor. No es verdad que me dejara ganar. Yo hice propuestas y él no.

¿Cree que la polémica dará votos al PSOE?

No lo sé, me preocupa el daño que ese tipo de comentarios hacen a las mujeres.

¿Tiene la sensación de que el futuro del PSOE depende de estas elecciones y, por tanto, de usted como candidata?

Mucho menos de lo que se dice. El PSOE está en un camino difícil de recuperación de la confianza de la gente y estas elecciones son un paso más en ese camino. Es verdad que siento una mezcla de responsabilidad, angustia y un gran honor encabezando la lista. Hemos empezado un renacimiento lento.

¿Cree que los ciudadanos han empezado a perdonar al PSOE?

Creo que sí, aunque todavía hay mucha gente que lo está pasando mal que aún no nos perdona porque hemos gobernado. La gente mira la política con reproche porque no les saca del agujero.

¿Hasta qué punto Felipe González fastidió su campaña en los primeros días hablando de la gran coalición?

Felipe González es un señor muy inteligente, pero se equivocó. Él no hizo una coalición con Suárez y era un momento clave. No estamos saliendo de una guerra ni nada parecido. Los que dicen eso lo que quieren en realidad es un Gobierno de derechas apoyado por el PSOE. Nos quieren de comparsas.

¿González quiere eso?

No, él ya ha dicho que se arrepiente. Él habla desde arriba, se eleva siete metros por encima del suelo, habla como un estratega, pero la gran coalición no va a ser porque nadie en el PSOE la quiere. Rubalcaba no está en eso en absoluto. ¿Cómo va a estar? Eso sale del Ibex.

¿Del Ibex?

Sí, el Ibex tiene vida propia. Vas a comer o a cenar con cualquier gran empresario o banquero y te lo dicen, ven a Rubalcaba como una persona de orden y están preocupados por el proceso catalán.

El PP y el Gobierno también hablan muy bien de Rubalcaba.

Me parto de risa. Desde luego que Rubalcaba es más hombre de Estado que Rajoy. Al Gobierno le viene bien que se hable de la gran coalición; por eso me ha dado rabia.

¿Es decepcionante que el PP vaya a ganarles a ustedes las europeas según todas las encuestas?

Nosotros no tenemos encuestas. Analizamos las que se publican y estamos empatados. La gestión del PP ha sido tan brutal que lo lógico sería que el PSOE estuviera claramente por delante. Pero el PP partía de muy alto y ha perdido mucho. Ahora estamos en condiciones de competir. Podemos ganar las europeas y las generales. Rajoy puede ser el presidente de un solo mandato, un hecho inédito.

Antes tendrán que elegir candidato en primarias. Rubalcaba ha dicho que despejará su futuro la noche electoral. ¿Sabe usted si tiene intención de presentarse?

Yo no. Creo que ni siquiera él lo sabe. No tengo claro si será la noche electoral cuando lo despeje.

¿Descarta cualquier escenario que no sean las primarias -un Congreso, por ejemplo- si el PSOE sufre una derrota seria?

Lo descarto absolutamente sea cual sea el resultado. Las primarias se celebrarán sí o sí. Todo lo demás son especulaciones.

¿Me equivoco si digo que usted tiene predilección por Eduardo Madina?

Madina me gusta, sí, pero también me gustan Patxi López y Pedro Sánchez. Yo estoy tranquila sobre el futuro del PSOE. Abriremos un proceso que cambiará la cultura política en España para que los ciudadanos elijan al líder. Una forma de regenerar muy rápida.

¿Y Carme Chacón?

Yo me sentiría igual de cómoda si ganara Carme. No voy a cometer el mismo error que se ha cometido con nosotros desde que ganamos el Congreso. El que gana las primarias se lo lleva todo, tendrá mi lealtad total y ocuparé el lugar que me diga.

¿Le molesta que hablen de usted como la telefonista de Ferraz?

Es que hay muchas mentiras en todo lo que se dice de mí. No es verdad que fuera telefonista ni que haya estado toda mi vida en el aparato sin salir de la sede del partido. Yo trabajaba unas horas mientras estudiaba, en la UGT y en el partido -porque quería ser independiente, aunque mi familia nunca tuvo dificultades económicas-, pero me fui en el 85 y no tuve un cargo orgánico hasta 2007. Hice política en el feminismo y trabajé para que Borrell ganara las primarias; un hombre extraordinario al que machacaron. Entonces estábamos contra el aparato y nuestro adversario era Rubalcaba, que estaba con Almunia. Se inventan mi biografía para hacerme daño.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más el El Mundo

image beaconimage beaconimage beacon