Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Navarro dimite tras la debacle electoral del PSC

La Vanguardia La Vanguardia 11/06/2014 null

Barcelona. (Redacción).- Pere Navarro ha decidido este miércoles seguir los pasos de Alfredo Pérez Rubalcaba y dejar el cargo de primer secretario del PSC tras los malos resultados del 25 de mayo. Navarro ha anunciado su renuncia en una rueda de prensa extraordinaria en la sede del PSC y la ha justificado en el hecho de que es "la mejor manera de contribuir" a visualizar "los cambios" que, a su juicio, necesita el partido después de los malos resultados obtenidos por el partido en las pasadas elecciones europeas del 25 de mayo.

Navarro ha aclarado que va a hacer efectiva su renuncia en el Consell Nacional que va a celebrar el PSC este sábado 14 de junio. En el marco de este órgano, ha continuado, el partido deberá tomar las decisiones para asegurar su administración hasta que una nueva dirección tome el relevo con los mecanismos que correspondan. Hay distintas opciones: o que se nombre a una gestora para que comande el partido provisionalmente o que se convoque este mismo sábado un Congreso Extraordinario para que se elija una nueva dirección.

"Es la mejor decisión para el partido", ha proclamado el todavía líder del PSC, que ha explicado que la decisión ya la había tomado "desde hace unos días" sin que nadie se la haya exigido dentro del partido, y que se ha producido después de haber dialogado y "escuchado a mucha gente". En este sentido, Navarro ha recordado que el día 26 ya había anunciado que iniciaría una "ronda de contactos" con dirigentes del PSC, de instituciones y de la sociedad civil para estudiar qué rumbo debía tomar el partido tras los comicios del día anterior. El hasta hoy líder del socialismo catalán ha dicho sentirse arropado en la decisión tomada y ha dejado en manos del partido su papel tras la renuncia. "Me pongo a disposición de todos los militantes y de todos los ciudadanos", ha proclamado.

Reivindica su liderazgo basado en el diálogo

En su breve comparecencia, Navarro ha querido resaltar su talante dialogante en una etapa especialmente agitada tanto dentro del partido como en el conjunto de la política catalana. "Desde el principio, he tratado de tomar todas mis decisiones con diálogo", ha subrayado al tiempo que ha recordado que él mismo propuso medidas para regenerar internamente el partido como han sido la elección por primarias de los principales candidatos. Sin embargo, ha lamentado que "algunos hayan aprovechado la pluralidad del partido" para "airear las diferencias internas", hasta el punto de "vulnerar los acuerdos tomados en los órganos de decisión del partido", en una clara alusión a los grupos críticos que han crecido en fuerza durante su etapa.

También ha querido destacar otras decisiones durante su corta etapa al frente del PSC, desde diciembre de 2011 hasta hoy. Ha recordado que ofreció diálogo al presidente catalán Artur Mas desde el inicio y "fue rechazado" y ha subrayado el impulso de pleno monográfico sobre pobreza en el Parlament, la defensa del papel de los municipios y el compromiso para una mejor ley electoral catalana. Como no podía ser de otro modo, ha vuelto a defender su posición en el proceso soberanista. "La reforma federal está haciendo su camino y será la mejor vía para evitar el choque de trenes. No es una tercera vía. Es la primera, porque es la que mejor sirve a los intereses de los catalanes", ha indicado. Una propuesta que se ha atribuido: "Fue una propuesta catalana que asumió el socialismo español en Granada".

Tras los pasos de Rubalcaba

El dirigente sigue así los pasos de otros líderes socialistas que han visto en los resultados del 25-M su espada de Damocles. El primero fue el líder de la federación, Alfredo Pérez Rubalcaba, que aún prepara su adiós, y después le siguió el líder de los socialistas vascos (PSE-EE), Patxi López, quien pese a la derrota electoral en su feudo estaría sopesando la posibilidad de concurrir a las primarias para elegir el próximo secretario general de la formación.

De confirmarse la renuncia de Navarro, quedaría por aclarar cuáles serán los pasos a seguir en el seno de la formación para asegurar el relevo. Algunas fuentes indican en este sentido que podría crearse una comisión gestora que dirigiría el partido hasta la celebración de un congreso.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de La Vanguardia

image beaconimage beaconimage beacon