Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Neuman y el limonero que cambió su vida

Logotipo de Cadena SER Cadena SER 04/10/2017 Elisa Muñoz
© Proporcionado por Cadena SER

La melancolía de Paco Román está en sus ojos, en su tono de voz y, por supuesto, en sus canciones. Sin embargo, su nuevo disco es el más luminoso de su carrera con Neuman. La culpa la tiene en parte un limonero que hizo que dejara su vida nómada: "Llegó un momento en el que tenía que reorganizarme porque estaba cansadísimo. Tenía a parte de la banda en Murcia, yo me iba de Madrid para allá a ensayar, siempre en la carretera... Aproveché ese parón para buscar casa en Granada hasta que un día entre a ésta y cumplía todo lo necesario: cabía un estudio y había un limonero gigante y lunero, que da limones todo el año". Para alguien que se considera murciano eso siempre es una buena noticia. Paparajotes asegurados.

Quizá el disco podría haberse llamado Lemon, porque junto a él se grabó, pero prefirió titularlo Crashpad, como las colchonetas que se enrollan, porque en realidad las canciones las compuso de sitio en sitio durante la gira de más de tres años de If, su anterior trabajo. Una gira que le dejó exhausto y que le llevó a buscar un limonero donde resguardarse y tomarse la vida con más tranquilidad. Ese relax se nota en la duración de algunas de las canciones, como Deleted Files, que supera los 11 minutos: "Se perdieron los archivos de un día de grabación, no sabemos cómo. Había muchas cosas improvisadas y me encantaba cómo había quedado… incluso me bajé un programa que valía un pastón que recuperaba los archivos borrados del disco duro, pero no hubo manera, tuvimos que volverlos a grabar", cuenta todavía con pesar.

© Proporcionado por Cadena SER

Otra canción deliciosamente larga es Quiet, el tema que dedica a su madre con una letra totalmente universal. "Como padre, deseas siempre a tus hijos lo mejor y a mi madre le deseo lo mismo. Sabía que el día que se la enseñara iba a ser un dramón, mi madre vive en Alicante yo en Granada, no nos vemos a menudo y se emocionó mucho", explica. Debe ser un sentimiento hereditario porque Paco Román es emoción pura. "No tengo ningún tipo de prejuicios a la hora de transmitir y es tan de verdad lo que digo que por qué no lo vas a decir en español. Es muy arriesgado también porque te desnudas totalmente pero siempre he dicho que mi vida personal y mi vida musical es la misma. Yo le debo todo a la música, es mi terapia, mi forma de ver las cosas y no tengo por qué esconderme". La muestra está en sus directos.

Neuman no cree en las carreras rápidas. Lo suyo ha sido un trabajo de fondo y han ido aprendiendo de los errores. Este jueves 5 de octubre comienzan la gira en la sala Joy Eslava de Madrid que les llevará luego por todo el país. Incluso tienen cerradas ya fechas en varios festivales. Pero esta vez tienen claro que "esta gira tiene fecha de caducidad" e incluso se plantean tocar fuera de España. En Austria, por ejemplo, Neuman tiene muchos seguidores. Quién sabe, a lo mejor pronto les vemos tocar en Suecia con Viva Suecia, a quien les produjo los dos primeros EP. Lo que Paco Román tiene claro es que quiere volver siempre junto a su limonero.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Cadena SER

image beaconimage beaconimage beacon