Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Nintendo fusiona consola de sobremesa y portátil con la híbrida Switch

El Confidencial El Confidencial 20/10/2016 Jaume Esteve

Switch. Ese es el nombre de la nueva consola de Nintendo. La firma nipona lo acaba de anunciar a través de un vídeo de poco más de tres minutos en el que se explican las líneas maestras del nuevo proyecto: un híbrido entre consola de sobremesay portátil, que apostará por cartuchos en lugar de cds y que estará disponible a partir de marzo de 2017.

Entre los juegos que Nintendo ha dejado entrever en el vídeo están algunos de los sospechosos habituales (Mario, Zelda, Mario Kart, Splatoon) aunque también se han dejado ver otros títulos ajenos al fabricante nipón como Skyrim, NBA 2K17 y hasta se ha puesto énfasis en que es una consola orientada a los eSports.

Nintendo necesita volver a la senda de Wii

La Switch mezcla el concepto de consola de sobremesa y portátil. (Nintendo) © Externa La Switch mezcla el concepto de consola de sobremesa y portátil. (Nintendo)

La firma japonesa ha tropezado de manera considerable con Wii U. La consola, casi una versión en HD de Wii, introdujo un concepto que en el momento de su lanzamiento, allá por 2012, parecía al alza en la industria del videojuego: la segunda pantalla.

Sony y Microsoft hicieron sus experimentos (como aquel llamado Smartglass para Xbox 360) pero la idea nunca llegó a cuajar. Mientras los otros dos grandes nombres del sector desecharon la idea, Nintendo apostó a lo grande. Wii U incluía un mando con pantalla táctil, como una tableta, pero la idea del juego asimétrico no caló entre el público.

La nueva consola pretendía que, en algunos juegos, una persona controlara ese mando mientras el resto utilizaban los antiguos mandos de Wii. Basta echar un vistazo a las cifras de venta de la consola para entender el interés que esta nueva forma de juego despertó entre el público: cero.

Wii U ha vendido, hasta junio de 2016, algo más de 13 millones de unidades. Wii, su antecesora, ha colocado en el mercado más de 100 millones de unidades, según la última estadística, que data de principios de año. Y lo mejor de todo es que Nintendo, que acumula una montaña de dinero, puede permitirse estos deslices desde un punto de vista económico.

Desde el prisma lúdico, la industria necesita que el gigante japonés vuelva a marcar el ritmo con sus ideas. Sólo así el sector del videojuego tendrá el contrapeso necesario a la carrera tecnológica de Sony y Microsoft que tanto bien hizo (Super Mario Galaxy, en la pasada generación.

Noticia en desarrollo...

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de El Confidencial

image beaconimage beaconimage beacon