Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Nissan llama a revisión a 1,2 millones de coches en Japón por problemas de inspección

Logotipo de EL PAÍS EL PAÍS 02/10/2017 Agencias
Fábrica de Nissan. © Proporcionado por ElPais Fábrica de Nissan.

El fabricante automovilístico japonés Nissan ha anunciado este lunes que llamará a revisión a 1,2 millones de vehículos en Japón tras admitir irregularidades en las inspecciones de seguridad de algunos modelos. Nissan ha detallado que el reconocimiento será a partir de esta semana en unidades producidas entre octubre de 2014 y septiembre de 2017.

El presidente de Nissan, Hiroto Saikawa, ha explicado, según cuenta AFP, que "inspectores junior realizaron tareas que no estaban certificados para hacer" y lo ha calificado de un "problema muy serio". "Los costes de la revisión ascenderán previsiblemente a unos 222 millones de dólares", ha añadido el presidente de la empresa, cuya alianza con Renault hizo a la marca ser el mayor vendedor mundial de vehículos en el primer semestre del año.

El fabricante nipón decidió anunciar las irregularidades el pasado viernes después de que estas fueran detectadas por el Ministerio de Tierra, Infraestructura, Turismo y Transporte de Japón durante inspecciones en sus fábricas.

El problema afecta además a unos 34.000 vehículos distribuidos en plantas y concesionarios a la espera de ser comercializados, que también serán revisados a partir de este martes, ha detallado Nissan en un comunicado.

Entre los modelos implicados se encuentran el Note, el Skyline o el automóvil eléctrico Leaf, todos ellos fabricados en seis plantas niponas de Nissan afectadas por el problema.

Retrasos en las entregas

Precisamente, la compañía nipona comenzó este lunes la venta como estaba previsto de la segunda generación de su modelo eléctrico Leaf en Japón aunque se habrá retrasos en la entrega de unidades que se han visto afectadas por las inspecciones irregulares.

Los modelos del nuevo Leaf producidos desde del 19 de septiembre, una vez corregidos los procesos de inspección, podrán ser puestos a la venta con normalidad, pero la comercialización de las unidades producidas antes ha sido suspendida, según ha confirmado un portavoz de Nissan a Efe.

El año pasado, Nissan acudió al rescate de la también nipona Mitsubishi Motors cuando esta atravesaba graves dificultades económicas a raíz del escándalo del falseo de datos de consumo de algunos de sus minivehículos. Mitsubishi está ahora controlada por la primera empresa, que a su vez se integra en una alianza con la francesa Renault presidida por el empresario francobrasileño Carlos Ghosn.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de EL PAÍS

image beaconimage beaconimage beacon