Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

No hay latinoamericanos entre las víctimas mortales del atentado en Estambul

dw.com dw.com 29/06/2016
© 2016 DW.COM, Deutsche Welle

El gimnasta colombiano Jossimar Calvo, en el aeropuerto en el momento de las explosiones, fue dado por desaparecido en un primer momento. "Fue un susto grande", declaró. Entre los 41 fallecidos hay 13 extranjeros.

Entre las 41 víctimas mortales de los tres atacantes suicidas del atentado de ayer en el aeropuerto de Estambul se encuentran 13 extranjeros. Entre ellos hay cinco saudíes, dos iraquíes, un tunecino, un uzbeko, un chino, un iraní, un ucraniano y un jordano. Tal como informó el gobernador de la metrópoli turca, Vasip Sahin. Según fuentes palestinas, también falleció una de sus ciudadanas.

En el devastador atentado perpetrado la noche del martes en el aeropuerto internacional Atatürk de Estambul, se cuentan de momento 23 turcos fallecidos. También hay 239 heridos, de los que 128 están hospitalizados, según el ministro de Salud, Recep Akdag. Y la lista de fallecidos podría ampliarse ya que 41 de ellos están en las unidades de cuidados intensivos.

Deportista colombiano dado por desaparecido

Las aerolíneas turcas, que se vieron obligadas a cancelar más de 340 vuelos, ofrecieron reintegros o pasajes alternativos, pero el caos continuaba para muchos viajeros, incluyendo a gente que huyó del aeropuerto durante el ataque, valija en mano. Entre ellos se encontraba el campeón colombiano de gimnasia Jossimar Calvo, que se encontraba en el aeropuerto en el momento del atentado y en un primer momento se le dio por desaparecido en Colombia.

El país vivió horas de angustia ante los llamados de auxilio de la familia de Calvo al Gobierno colombiano para averiguar sobre el deportista, quien viajó a Turquía para participar en el Campeonato Mundial de Gimnasia. "Fue un susto grande. Escuchamos la explosión y, gracias a dios, no nos pasó nada", dijo Calvo, quien explicó que las comunicaciones se cayeron en el aeropuerto de Estambul y que tuvo que pasar la noche en ese lugar separado de sus compañeros de la selección nacional.

LGC (dpa / EFE)


Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Deutsche Welle

image beaconimage beaconimage beacon