Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

No hubo referéndum

Logotipo de El Mundo El Mundo 01/10/2017 RAÚL DEL POZO

"Todo ha cambiado, cambiado del todo. Una terrible belleza ha nacido". Así habló Yeats de la insurrección irlandesa. En Cataluña es posible que todo haya cambiado, pero no ha nacido una terrible belleza, sino una crisis nacional. Un catalán dirigente de la Transición, resume así el día: "Un fracaso del Gobierno. Un fracaso de los independentistas. Votará como máximo un millón. Las imágenes más destructivas recorren el mundo. Dónde queda nuestra imagen de la Transición. Las salidas, cada día más lejos. Entramos en otra era". Otros hablan del fin de la legislatura y el hundimiento de la democracia del 78.

© Proporcionado por elmundo.es

Horas antes de las votaciones le comenté a un amigo bien informado: "Hay quien cree que el Gobierno Rajoy ha entregado Cataluña". A mi planteamiento provocativo respondió: "Espero que el lunes puedas titular: 'No hubo referéndum'". No lo hubo. Hubo algo irreal, virtual, mediático, dirigido por unos bribones populistas mentirosos, entre cargas policiales. Los nacionalistas nos la metieron doblada: papeletas sin sobres; sólo había que mostrar el DNI o el pasaporte. Sin junta electoral; censo como sacado de la lista de teléfonos. Han inventado la pantomima del censo universal; aparecieron urnas llenas de papeletas antes de votar.

Los datos que anuncie el Govern no valen, aunque han sido apoyados por la barra libre en una gran movilización. Los ciudadanos podían depositar el voto donde gustaran y tantas veces como quisieran. "No ha habido referéndum", declara Soraya. Ni censo, ni recuento. La Guardia Civil y la Policía han desbaratado la consulta ilegal. Hubo altercados entre los agentes leales a la Constitución y los mossos. Eso puede ser el conato de enfrentamientos armados. La alcaldesa Colau ha calificado la situación de estado de sitio. Acusa de cobarde a Rajoy. Desde este lado del Ebro se habla de pantomima, precipicio, paripé, farsa y golpe de Estado.

No suenan los tambores, pero ya han empezado a tremolar las banderas. No los estandartes, gallardetes y pendones de Flandes o de la Auracana, sino las de unos españoles contra otros. Los enemigos vuelven a ser los hermanos, vuelve el sabor del miedo. Margarita Robles me dice "hoy se inicia una nueva etapa de la historia de España democrática, en la que sólo puede tener cabida el diálogo y no la imposición". Un mayo agitado por internet, donde se han usado mentiras como verdades. Noche de pijamas, ganchillo y parchís; curas dando hisopazos a los tractores que ha terminado con cargas policiales y cientos de heridos.

Leer

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más el El Mundo

image beaconimage beaconimage beacon