Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Noche con la reina

EL PAÍS EL PAÍS 05/06/2014 Cristina Fernández González
Los personajes de Pedro I y María de Padilla en las visitas nocturnas teatralizadas que organiza el Real Alcázar de Sevilla. © C. FERNÁNDEZ Los personajes de Pedro I y María de Padilla en las visitas nocturnas teatralizadas que organiza el Real Alcázar de Sevilla.

Isabel la Católica recorre de noche el Real Alcazarde Sevilla. Tras ella, un grupo de 45 visitantes observa atento sus movimientos y atiende a sus explicaciones. Reconocidos personajes históricos, como Pedro I, su amante María de Padilla e incluso la mismísimaIsabel II, son los encargados, los viernes y los sábados hasta el mes de octubre, de guiar a los interesados por la real estancia. Una visita que ocurre cuando la noche va haciendo acto de presencia y los turistas ya han abandonado el recinto. Es entonces, y solo entonces, cuando los jardines y estancias de este complejo histórico cobran vida. 

Los ilustres anfitriones, miembros de la compañía de Teatro Clásico de Sevilla, son sólo algunos de los encargados de acompañar al visitante en una ruta que le llevará por las estancias y rincones más interesantes del Alcázar. Un paseo por la historia en el que se mezclan pasado, presente y futuro y que descubre las numerosas culturas que habitaron, a lo largo de los siglos, la fortaleza sevillana.

ampliar foto

El poeta Al-Mutamid interpretado por un miembro de la compañía de Teatro Clásico de Sevilla. / C. FERNÁNDEZ

La ruta se extiende durante una hora y cuarto en la que no solo los personajes tendrán su espacio. Muy importante son también los juegos de luces, la música, la danza y las palabras. Como las del poeta Al-Mutamid, rey taifa de Sevilla en el siglo XI y otro de los protagonistas del encuentro.

En ocasiones los peculiares cicerones interactúan con los visitantes. En otras, estos serán testigos mudos de las leyendas que transcurren en el palacio real –el más antiguo en uso de Europa- y presenciarán actos de la vida cotidiana como si de espíritus se trataran.

El Patronato del Real Alcázar y el Ayuntamiento de Sevilla han retomado estas visitas nocturnas que el año pasado tuvieron un gran éxito. El recorrido, que procura poner en valor el monumento artístico a la vez que entretener al visitante, cuesta 13 euros y tienen cuatro pases diarios: a las 21.00, 21.30, 22.00 y 22.30.

Más planes para una escapada a Sevilla aquí

pulsa en la foto

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de EL PAÍS

image beaconimage beaconimage beacon