Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Noticias falsas e injerencias también en Cataluña

Logotipo de EL PAÍS EL PAÍS 01/10/2017 David Alandete
Fotomontaje difundido por usuarios de Twitter en el que se muestra a la Guardia Civil confrontándose a votantes que portan una estelada frente a un colegio electoral en la calle. © Proporcionado por ElPais Fotomontaje difundido por usuarios de Twitter en el que se muestra a la Guardia Civil confrontándose a votantes que portan una estelada frente a un colegio electoral en la calle.

Tras un mes de intensa actividad centrada en Twitter, esos perfiles prorrusos han logrado ubicar el pulso independentista entre los asuntos más relevantes en materia de política internacional en los foros de Internet. Pero no como una disputa entre una buena parte de los catalanes que quiere decidir sobre la independencia y el resto de los españoles, sino como parte crucial de la crisis del modelo de democracia occidental y la Unión Europea como institución. Oficialmente, el Kremlin ha declarado, una y otra vez, que el referéndum es un asunto interno español. Paralelamente, las cuentas que jalean de forma menos diplomática los intereses del Gobierno ruso en redes sociales hablaban ayer de la inminente descomposición de la UE.

Una de las cuentas principales del colectivo de hackers Anonymous (@YourAnonNews, 1,7 millones de seguidores) dedicó una buena parte de la jornada a comentar la crisis, con un mensaje a las 13.00 que decía “La democracia, o lo que queda de ella en Europa”, que logró los mil retuits y que acompañó de imágenes de tres personas heridas por las fuerzas de seguridad en su operación para impedir el voto.

Entre los temas destacados en los tuits de las redes prorrusas en inglés en la jornada de ayer no solo se encontraban palabras como “Cataluña” y “referéndum”, sino también “Franco” y “franquismo”. “Referéndum catalán” fue la tendencia dominante en esas esferas durante toda la jornada, con un incremento diario del 7.500%.

La información más compartida en todo el mundo por esos perfiles que analiza la Alianza para Asegurar la Democracia estaba elaborada por RT, el canal ruso financiado por el Kremlin y al que la inteligencia norteamericana considera un brazo propagandístico de este. Se trata de una información en inglés sobre el “uso de porras y pelotas de goma” en que se recoge únicamente la versión de Carles Puigdemont. En ella RT recalca desde el inicio que las acciones de las fuerzas de seguridad “crean una imagen terrible de España” y circunscribe los incidentes a una pelea entre “la policía y los catalanes”, de forma genérica. No hay en esa noticia, la más compartida ayer en esos círculos de influencia prorrusos, una sola mención a las decisiones de la justicia española y a la división que hay en la propia sociedad catalana.

RT se ha entregado a una cobertura intensa de esta crisis, con imágenes en directo desde puntos de votación como si se tratara de unas elecciones al uso y con garantías democráticas. Para difundir los vídeos utilizó los servicios de una filial, Ruptly. Del mismo modo, el servicio en español de RT dedicó una cobertura muy amplia a la jornada con el epígrafe de “Cataluña elige su destino”, como si se tratase de un referendo consensuado y realmente vinculante.

En sus informaciones, RT suele mencionar habitualmente a Julian Assange y este suele compartir las noticias que publica la cadena. Ayer, esta dio tratamiento preferente a un mensaje del activista y fundador de Wikileaks en el que se dirigía directamente al presidente de la comisión europea, Jean Claude Juncker, al que le pidió que “suspenda a España de la Unión Europea por su clara violación del Artículo 2” del Tratado de Lisboa, que recoge que los países miembros deben respetar los derechos humanos.

Teorías conspirativas

Mensajes alarmistas como ese se mezclan con las teorías conspirativas que han dado alas a lo que ya se conoce como la derecha alternativa en EE UU. Ayer, algunos líderes de opinión de este movimiento radical se lamentaban de que Twitter hubiera cerrado durante unas horas la cuenta de Voice of Europe (@V_of_Europe), un pseudo-medio que se ha dedicado a promover los intereses de Rusia en Bruselas. “Hablemos de democracia. Twitter ha cerrado Voice of Europe en plena noche antes de que comenzara la votación sobre la independencia”, se lamentaba Jack Posobiec (@JackPosobiec, 205.000 seguidores), un provocador extremista al que el propio Trump ha llegado a retuitear, creando gran revuelo.

Tras varias jornadas en que se habían hecho eco de la crisis medios en la órbita de la extrema derecha norteamericana como InfoWars o The Drudge Report, ayer se estrenó Breitbart News, la web por antonomasia de la derecha alternativa y puntal del ascenso de Trump a la presidencia norteamericana. “España reprime de forma violenta una votación contraria a los objetivos e ideales de la UE”. No cabe leer esta última parte como algo positivo, pues la misma noticia recuerda que a los líderes de la UE “no los ha elegido nadie”.

MÁS INFORMACIÓN

  • Las redes prorrusas aumentan un 2.000% su actividad a favor del referéndum en Cataluña
  • ‘Hackers’ rusos ayudan a tener activa la web del referéndum
  • La red de injerencia rusa sitúa Cataluña entre sus prioridades para debilitar Europa
  • La maquinaria de injerencias rusa penetra la crisis catalana

La perspectiva de esa amalgama de líderes antiglobalistas, libertarios, nacionalistas y antioccidentales la expresaba ayer Brendan O'Neill, editor de otro de sus medios preferidos, Spiked Online, citado asímismo por Breitbart: “En España, los poderes fácticos buscan aplastar el sentimiento popular antes incluso de que se exprese. En Reino Unido incluso tratan de aplastarlo después de que se haya expresado... Apártense, siléncienlo, finjan que nunca sucedió, callen a los votantes. En toda Europa, las élites ya no toman en cuenta las opiniones de los ciudadanos, este es el gran ultraje político de nuestro tiempo”.

Ayer esos perfiles planeaban sobre cualquier indicio de que los líderes de la UE pudieran mostrar el más mínimo desacuerdo con respecto a Cataluña. La petición del líder del laborismo británico, Jeremy Corbyn, de que la primera ministra Theresa May llamara al orden a Rajoy se convirtió en uno de los tuits más compartidos del día: 13.000 retuits y 18.000 me gusta. A media tarde una buena parte de medios, españoles y extranjeros, incluida RT, se apresuraban a publicar la noticia de que la canciller alemana, Angela Merkel, había llamado a Rajoy tras enterarse que la cifra de heridos (en realidad atendidos por los servicios sanitarios) superaba los 400. La información, que se viralizó inmediatamente, resultó ser falsa, fruto de un error de un periodista del diario alemán Die Welt.

Banderas añadidas

Este movimiento de injerencia no solo busca inflar las redes con exageraciones y noticias falsas y sesgadas. También se alimenta de imágenes épicas, que busca viralizar para convertirlas en símbolos. Aprovechando la reciente polémica entre Trump y los jugadores de la liga de fútbol americano que se arrodillan en señal de protesta contra el racismo cuando suena el himno norteamericano, las redes de informaciones falsas han difundido el bulo de que uno de esos deportistas quemó una bandera americana.

Las banderas tienen una gran fuerza en este tipo de exageraciones y falsedades, y el caso del independentismo catalán no es una excepción. Josep Maria Mainat, miembro de La Trinca, que tiene 75.400 seguidores en Twitter, compartió ayer una fotografía retocada que ilustraba un forcejeo entre agentes de la Guardia Civil y un grupo de ciudadanos, a la que se le añadió digitalmente una bandera independentista, la llamada estelada. “Foto de Pulitzer”, dijo Mainat, que por la tarde superaba los 10.000 retuits.

Varias cuentas anónimas compartieron ayer en Twitter un vídeo en el que se ve a unos agentes de policía con equipamiento antidisturbios golpeando a un joven indefenso que huye de ellos con unas porras, ante los reproches de unos transeúntes. Una de ellas, @PersianRose1, obtuvo más de 1.700 retuits en espacio de unas tres horas, tras publicarlo con el mensaje de “La policía española ataca a los votantes catalanes”.

En realidad, el incidente tuvo lugar el 14 de noviembre de 2012. Un menor de 13 años resultó entonces herido y cuatro personas imputadas por desórdenes públicos en una carga policial de los Mossos d’Esquadra ante El Corte Inglés de Tarragona.La foto de ese menor, con una herida sangrante en la cabeza por la carga policial de los Mossos, fue también empleada junto a otras fotos reales de heridos que circularon ayer en redes.

El usuario @chispa34720356 la compartió pasadas las 14.00 y logró unos 500 retuits antes de borrarlo al filo de las 15.00. Tuvo mayor alcance otro mensaje de @MartaGuira, que alcanzó los 1.400 retuits. Otras cuentas como @Tesa29053098 compartieron una imagen de un joven con barba con la cabeza ensangrentada mientras unos sanitarios le atienden en la calle. La foto es de Javier Bauluz, tomada el 12 de julio de 2017, durante una carga policial en los disturbios provocados por una marcha minera.

Con información de Emilio Sánchez

El desafío independentista catalán

Noticias, reportajes, opinión, análisis, fotografías, cobertura en directo... toda la información sobre la consulta soberanista del 1-O y la respuesta del Gobierno.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de EL PAÍS

image beaconimage beaconimage beacon