Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Obama acepta dimisión del secretario de Asuntos de Veteranos

dw.com dw.com 30/05/2014 Deutsche Welle

El mandatario reconoció que la atención médica de los excombatientes está en crisis, luego de la filtración de datos que hablan de un escándalo.

Eric Shinseki, general de cuatro estrellas con una prestigiosa carrera militar, combate en Vietnam incluido, no es más el secretario de Asuntos de Veteranos de Estados Unidos desde este viernes (30.05.2014), luego de que el presidente Barack Obama aceptara su renuncia, en medio de un escándalo por las listas de espera que colapsan los hospitales donde los excombatientes debieran ser atendidos, escándalo que ya salpica a la Casa Blanca.

“Lamentándolo considerablemente, he aceptado su dimisión”, reconoció Obama, que de inmediato nombró de forma interina en el cargo al actual subsecretario de Veteranos, Sloan D. Gibson. “(Shinseki) no quiere ser una distracción, porque su prioridad es arreglar el problema y asegurarnos de que los excombatientes están obteniendo el cuidado que necesitan. Esa es la decisión pensando en los veteranos. Y estoy de acuerdo”, afirmó Obama.

La renuncia fue comunicada durante una reunión en el Despacho Oval. “No tenemos tiempo para distracciones, tenemos que arreglar el problema”, añadió Obama, que ha enfrentado numerosas críticas de parte de la oposición luego de que se conocieran las denuncias de que en el hospital del Departamento de Veteranos de Phoenix, en Arizona, la lista de espera fue manipulada para ocultar retrasos en la atención médica.

Una salida política

Esa medida habría contribuido a la muerte de unos 40 excombatientes, según versiones de prensa. Además, una investigación independiente entregó al Congreso un informe preliminar donde señala que el Departamento de Veteranos padece de “serios y sistémicos” problemas a la hora de atender a sus pacientes. Obama reconoció que “la negligencia no se ha limitado a unas pocas instalaciones, sino a muchas en todo el país. Es totalmente inaceptable”.

A pesar de ello, no trepidó en elogiar el “ejemplar servicio al país” prestado por Shinseki, uno de los pocos secretarios que permanecían en su cargo desde que Obama asumió el poder en 2009. “(Shinseki) no tiene dificultades en admitir que hay un problema y en que debemos afrontarlo, pero lo que tenemos por delante no son sólo soluciones. También tenemos que lidiar con el Congreso, y él cree que no podría llevar a cabo las próximas fases de la reforma sin suponer una distracción”, explicó el mandatario.

El 21 de mayo Obama había defendido a su subsecretario, pero la presión de los republicanos y de una veintena de demócratas que reclamaban su salida fue más fuerte. Sin ir más lejos, el jefe de Estado reconoció que los motivos de la salida de Shinseki “son, en parte, políticos”. “Nuestros veteranos merecen lo mejor. Se lo ganaron. La semana pasada dije que si encontrábamos malas conductas, éstas serían castigadas. Y lo decía en serio”, afirmó el presidente de Estados Unidos.

DZC (dpa, EFE, Reuters)

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Deutsche Welle

image beaconimage beaconimage beacon