Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Obama condena asesinatos de afroamericanos por violencia policial

dw.com dw.com 08/07/2016
© 2016 DW.COM, Deutsche Welle

El presidente Barack Obama afirmó que "todos los estadounidenses deberían estar profundamente preocupados" por las muertes de dos ciudadanos afroamericanos en los últimos días en incidentes con la policía.

El presidente de EEUU, Barack Obama, abordó hoy (07.07.2016) la violencia policial contra los negros que en las últimas horas se ha cobrado la vida de otros dos jóvenes afroamericanos en su país y aseguró que todos los estadounidenses deben estar preocupados por estos sucesos.

"Cuando ocurren incidentes como estos, hay gente que siente que no se la trata igual a causa del color de la piel. Esta no es una cuestión blanca, no es una cuestión hispana, es una cuestión estadounidense", indicó Obama en una rueda de prensa televisada desde Varsovia, donde asistirá a una cumbre de la OTAN.

"Todos nosotros como estadounidenses debemos estar preocupados. Cuando vemos datos que indican que hay disparidades, es nuestro deber decir que podemos ser mejores que esto. Somos mejores que esto", apuntó el mandatario, quien aseguró que estar preocupado por esta cuestión "no es estar contra la aplicación de la ley".

Alton Sterling y Philando Castile

Se trata de Alton Sterling, de 37 años, quien murió en Baton Rouge, Luisiana, cuando dos policías lo tiraron al suelo de un aparcamiento y dispararon a muy corta distancia, y Philando Castile, de 32 años, quien murió en el hospital en Falcon Heights, en el estado de Minnesota, a consecuencia de varios disparos de la policía durante un control de tráfico.

Reformas en los cuerpos policiales

El presidente estadounidense abogó por acelerar las reformas en los cuerpos policiales en EE. UU., al considerar que, hasta la fecha, "el cambio ha sido demasiado lento" y que hay que dar a esta cuestión un "sentido de urgencia".

Obama también valoró que los dos episodios vividos en las últimas horas son "sintomáticos de un escenario mayor de disparidades raciales que existen en el sistema de justicia criminal", y leyó una retahíla de estadísticas que apuntan a una desproporción en el número de detenciones y condenas a los negros con respecto a los blancos.

Estados Unidos ha vivido varios momentos de tensión racial desde hace más de un año, especialmente tras la muerte en Ferguson (Misuri) en agosto se 2104 del joven negro desarmado Michael Brown a manos de un agente blanco, que luego fue exonerado de todos los cargos.

FEW (EFE, dpa)



Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Deutsche Welle

image beaconimage beaconimage beacon