Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Oficiales de Inmigración de Estados Unidos maltrataron a menores

Logotipo de El Mundo El Mundo 11/06/2014 PABLO SCARPELLINI

Después de años de relativa tranquilidad en la frontera entre México y Estados Unidos, con un descenso constante en el número de indocumentados tratando el salto hacia el sueño americano, la situación se ha vuelto tensa de nuevo ante la gran cantidad de menores que han tratado de cruzar, no solo por la dificultad de las autoridades estadounidenses para dar albergue a todos, sino por los reportes de maltrato físico y psicológico que han sufrido muchos de ellos, de acuerdo a documentos obtenidos por el portal .

Son varios testimonios de menores de edad, como el de una niña de El Salvador que aseguró haber sido atropellada por una patrulla de agentes de Inmigración cuando estaba tratando de alejarse de ellos. La joven fue atendida en un hospital, donde le examinaron la pierna derecha. Ella misma le explicó al médico que en su intento de escapar, se cayó al suelo y que el vehículo gubernamental le pasó por encima de la pierna.

Los documentos contienen además el caso de un niño guatemalteco que recibió una patada en el estómago por parte de un agente fronterizo mientras estaba en un centro de detención en julio de 2011, testimonios recogidos por empleados de albergues administrados, generalmente, por el Departamento de Seguridad Nacional.

El Gobierno es consciente del problema fronterizo

En los reportes elaborados en base a declaraciones de más de dos docenas de menores agredidos o víctimas de abusos, no figuran ni sus nombres ni sus edades, aunque sí se ha confirmado que se trata de menores de edad, algunos de ellos víctima de abusos verbales o de no haber recibido la atención médica necesaria.

En Washington son conscientes del movimiento que se está produciendo en la frontera. La semana pasada, la Casa Blanca alertó sobre la "urgente situación humanitaria" que se está produciendo por la gran cantidad de niños y niñas que se aventuran a cruzar solos la frontera en busca de familiares en Estados Unidos, algo que ha obligado al Gobierno a usar centros militares para poder acoger a los niños durante las 72 horas que marca la ley antes de ser deportados.

Los documentos son una muesca negativa más en el expediente de inmigración del presidente Barack Obama, que no sólo tiene el peor récord de deportaciones hasta la fecha, sino que ha incumplido la promesa de sacar adelante una reforma migratoria que dibuje un camino hacia la legalización de los millones de indocumentados que viven en la primera potencia mundial.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más el El Mundo

image beaconimage beaconimage beacon