Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Olaizola II, eliminado

EL PAÍS EL PAÍS 01/06/2014 El País
Olaizola II, eliminado en el manomanista. © el país Olaizola II, eliminado en el manomanista.

Noticia en la pelota profesional: Olaizola II, de recadista. A esta insólita situación en un frontón se ha llegado en el Atano III de San Sebastián en los cuartos de final, incluso, del campeonato de mano individual. Retegi Bi ha doblado en el marcador, 11-22, al actual campeón en un partido que grabará en vídeo para enseñarlo a las próximas generaciones.

La cátedra se ha hundido en la capital guipuzcoana. Es verdad que Olaizola II venía de curarse una bronquitis aguda para la que había pedido el correspondiente aplazamiento. Podía tener la eximente que siempre la medicación debilita, pero la pegada de Retegi Bi, mucho más. Además, con la pelota veloz que se iba por inercia a los cuadros zagueros, el campeón se ha hundido.

Había protestado el hijo del legendario Julián Retegi por el aplazamiento concedido a Olaizola II. Lo había hecho, además, con palabras gruesas, denotando cierto favoritismo en la decisión de las empresas, que al final son quienes deciden. El combativo delantero se veía perjudicado por el retraso en afrontar la nueva ronda del torneo que asomaba a las semifinales. Visto el desenlace, tampoco le ha ido nada mal.

Olaizola II ha naufragado. Nunca ha encontrado su sitio ni en la cancha ni con la pelota. Ha estado a merced de Retegi Bi, asesorado como siempre por su padre desde la contracancha. Podría decirse que no ha habido partido y resultaría un insulto para el campeón, pero es decir la verdad. Habría que remover demasiado la hemeroteca para asistir a una derrota tan clamorosa como la de este domingo en San Sebastián.

El manomanista añade otra sorpresa después de la victoria de Idoate ante Xala

Retegi Bi ha sacudido con poderío, sabiendo siempre dónde llevar la pelota, jugando al campeón hasta su desesperación e impotencia. Olaizola Ii ha sido otro, una fotocopia en desuso de ese pelotari de raza que lo puede todo máxime cuando van mal dadas.

Las diferencias han sido escandalosas y, por lo tanto, significativas del desenlace que se estaba gestando. Entre el público, incredulidad pero, al final, el reconocimiento unánime de una victoria sacada a puro esfuerzo, con unas manos en plenitud siempre desbordando a un Olaizola II que nunca ha encontrado sitio.

El manomanista se refugia en las sorpresas después de empezar con lesiones, enfermedades y aplazamientos. Idoate se quedó con Xala en el Ogueta y espera su turno ya en semifinales. Ahora lo ha hecho Retegi Bi y para el sábado, en Bilbao, Urrutikoetxea tiene la oportunidad de alargar el carrusel de resultados imprevisibles. Tendrá enfrente a Martínez de Irujo, a quien, en teoría, le han despejado el camino aunque se ve envuelto entre la savia joven. Que no se confíe.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de EL PAÍS

image beaconimage beaconimage beacon