Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Omar Mateen "visitó la discoteca antes del ataque"

dw.com dw.com 14/06/2016
Omar Seddique Mateen, presunto autor de los crímenes en una discoteca de Orlando, EE. UU. © 2016 DW.COM, Deutsche Welle Omar Seddique Mateen, presunto autor de los crímenes en una discoteca de Orlando, EE. UU.

El presunto responsable de la matanza en una discoteca gay en Orlando (EE.UU.), Omar Seddique Mateen, visitó el local antes del ataque y utilizó una aplicación para conocer personas homosexuales, según testigos.

Según el periódico Orlando Sentinel, por lo menos hasta cuatro personas que eran habituales de la discoteca Pulse, escenario de la masacre, aseguran haber visto "varias veces" al autor de los disparos en el local, antes de que el domingo realizara la matanza que se cobró la vida de 49 personas y dejó heridas a otras 53 el domingo (12.6.2016), cinco de ellas en estado crítico.

"A veces él iba a un rincón y se sentaba y bebía solo, y otras veces se emborrachaba tanto que era ruidoso y beligerante", afirmó al diario Ty Smith, que también utiliza el nombre Aries y quien aseguró que vio a Mateen "por lo menos una decena de veces" al interior del local. "Realmente no hablábamos mucho con él, pero lo recuerdo diciendo cosas sobre su padre, a veces", agregó Smith, quien también manifestó que el autor de la matanza comentó que tenía una esposa y un hijo.

Mateen usaba aplicación para contactos con homosexuales

Kevin West, otro cliente habitual de la discoteca, señaló que el presunto responsable de la peor matanza con armas de fuego en Estados Unidos, lo contactó por medio de la aplicación para dispositivos electrónicos Jack'd, utilizada por homosexuales, desde un año antes del ataque y de manera regular, según recoge el periódico Los Angeles Times. West agregó que una hora antes del ataque, cuando dejó a un amigo en el local, vio a Mateen en las inmediaciones de la discoteca vistiendo una gorra oscura y con un teléfono negro en la mano.

"Caminó justo a mi lado. Le dije 'Hey', y el se volvió y dijo 'Hey' y me saludó con su cabeza", señaló West, quien luego confirmó ante una foto que le mostraron oficiales del Buró Federal de Investigación (FBI) que esa persona era Omar Seddique Mateen.

Las autoridades aún no confirman esas informaciones

Hasta el momento, las autoridades no han informado que Omar Seddique Mateen, muerto en un enfrentamiento con la Policía el domingo por la mañana, haya visitado locales gays y sea usuario de la referida aplicación para homosexuales.

Mientras prosiguen las investigaciones, en el centro de Orlando se ha erigido un espacio de homenaje poblado por fotografías, mensajes, flores, banderas, globos y muñecos de peluche, levantado de manera espontánea en recuerdo de las 49 personas que perdieron la vida en la discoteca.

El memorial fue tomando forma después de que las autoridades policiales y locales pidiesen a la población que no realizase concentraciones que pudieran comprometer o interrumpir las investigaciones en torno a la matanza de la discoteca Pulse.

Los objetos que recuerdan a las víctimas del tiroteo dentro del club nocturno están colocados frente a la sede de Gobierno de la ciudad, a unos tres kilómetros al norte de la discoteca.

Las autoridades de Orlando terminaron ayer de dar a conocer los nombres de las 49 víctimas mortales de la matanza, que en su mayoría son hombres de origen latino con edades que van desde los 18 hasta los 50 años. De las 53 personas que resultaron heridas en el tiroteo dentro de la discoteca, cinco están en estado grave y seis han sido dadas de alta.

Nacido en Nueva York hace 29 años y de origen afgano, Mateen juró lealtad al grupo terrorista Estado Islámico (EI) en sus conversaciones telefónicas con los negociadores policiales durante las tres horas que permaneció dentro del club nocturno con una treintena de rehenes, según informó la Policía.

Tal como reveló hoy el director del FBI, James Comey, Omar Mateen fue vigilado durante diez meses por radicalismo y entrevistado en una investigación posterior, pero no se encontraron motivos para mantener las indagaciones o prohibirle la compra de armas.

El supuesto tirador compró sus armas legalmente a principios de mes, fue investigado y vigilado a fondo entre mayo de 2013 y marzo de 2014 por el FBI después de hacer comentarios en su puesto de trabajo sobre vínculos con Al Qaeda y la milicia chiíta libanesa Hizbulá, grupos contrapuestos.

CP (efe, rtr)

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Deutsche Welle

image beaconimage beaconimage beacon