Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Opinión: ¿Histórico punto de inflexión para Estados Unidos?

dw.com dw.com 08/07/2016 Ines Pohl
© 2016 DW.COM, Deutsche Welle

Tras el asesinato de dos jóvenes negros, a manos de la policía, ahora fueron 5 policías las víctimas mortales. Esto ocurre en una contienda electoral que Donald Trump ha enrarecido con consignas racistas, dice Ines Pohl.

Aunque aún hay muchas cosas por esclarecerse, ya se puede decir con certeza que en la noche del viernes en Dallas cinco policías murieron y siete resultaron heridos, algunos de gravedad. Este es el incidente con mayor número de víctimas de las fuerzas de seguridad desde el 11 de septiembre de 2001.

Todo esto ocurrió durante una masiva manifestación a la que habían convocado asociaciones de activistas negros, como Black lives matter (La vida de los negros tiene valor). Dentro de sólo 48 horas, dos jóvenes hombres negros fueron fusilados por policías blancos. Hechos violentos que obligaron a llamar a la protesta contra la violencia policial y el racismo, en todo el país. La mayoría de las manifestaciones transcurrieron pacíficamente. En ninguna otra parte hubo disparos o muertos.

En realidad, una ciudad ejemplar

Sólo en Dallas y en tales dimensiones. Dallas es, en realidad, una de las ciudades ejemplares, cuando se trata de la conducta de la policía y la violencia policial. En ninguna otra ciudad trabajan, mano a mano, tantos policías blancos y negros, No hay, a primera vista, ninguna explicación de porqué en esta ciudad pudo tener lugar una tragedia así.

No hay aún evidencias concretas de la procedencia de los autores. Lo que si hay son consideraciones plausibles y hasta erráticas teorías de conspiración. Lo único claro es que estos incidentes tienen lugar en un país que se enfrenta a una prueba crucial: en noviembre próximo, los electores tendrán que decidir entre dos candidatos presidenciales que no podían ser más diferentes. Estos hechos ocurren en un ambiente en el que Donald Trump ha hecho una campaña plagada de racismo.

Reactivación del añejo pensamiento racista

Trump y sus seguidores han abierto la caja de Pandora, volviendo a dividir a la sociedad en categorías racistas de “nosotros” y “ellos”. Cuando Trump habla de volver a hacer de Estados Unidos un país “grandioso”, se refiere a volver a hacer de EE.UU. un país de blancos. Su respuesta a los retos de la globalización no es otra cosa que la idea de la supuesta superioridad de la raza blanca.

Ese es el ambiente emocional en el que han tenido lugar los asesinatos de los jóvenes negros y los policías. Y nadie puede decir si Estados Unidos será capaz de tratar con cordura esta situación. O si las imágenes de hoy y los últimos días son un histórico punto de inflexión.

Autor: Ines Pohl

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Deutsche Welle

image beaconimage beaconimage beacon