Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Oppo F1 Plus: este nuevo 'smartphone' chino asequible aspira a lo más alto

El Confidencial El Confidencial 25/04/2016 Zigor Aldama. Shanghái

El fabricante Oppo quiere convertirse en el nuevo gigante chino en hacer sombra a Huawei, OnePlus, Xiaomi o incluso Samsung. La firma ya es la octava en venta de 'smartphones' a nivel mundial y su ascenso es imparable. Una prueba: su último móvil estrella, el Oppo F1 Plus. En Europa costará 389 euros (todos los impuestos incluidos) y saldrá a la venta en mayo. Lo hemos probado a fondo y sí, estamos ante otra bestia en relación calidad-precio.

[Todo lo que necesitas saber antes de comprar un 'smartphone' chino]

Lo primero que uno se pregunta al abrir la caja es si dentro está el nuevo Oppo F1 Plus o un Meizu. Porque el frontal del móvil es idéntico. No en vano, ambos fabricantes chinos han optado por instalar un lector de huellas dactilares ovalado en el botón de ‘home’, y lo único que los diferencia es el bisel metálico que rodea al de Oppo. Eso sí, al encenderse aparece otro elemento distintivo: a diferencia de Meizu, que aglutina todas las funciones en ese único botón, el F1 Plus incorpora los otros dos botones-capacitivos- característicos de Android, que se iluminan al ser tocados.

La parte trasera del último ‘smartphone’ del fabricante chino, que se lanzará en Europa el mes que viene pero que en Teknautas ya hemos podido probar, también recuerda en exceso al de otro aparato: el iPhone 6. La carcasa metálica, la ubicación de la cámara, y las dos bandas horizontales -plásticas- en los extremos superior e inferior del terminal hacen que el diseño del nuevo F1 Plus, el equivalente en el mercado internacional a la versión china R9 Plus, carezca de la originalidad que se espera de un buque insignia.

(Foto: Zigor Aldama) © Proporcionado por El Confidencial (Foto: Zigor Aldama)

Diseño sólido

Afortunadamente, hay que reconocer que el conjunto resulta elegante y agradable tanto a la vista como al tacto. A pesar de incorporar una pantalla de 5,5 pulgadas (resolución FHD y cristal GorillaGlass 4), los 6,6 milímetros de grosor y el borde redondeado hacen que cogerlo con una mano resulte cómodo. Además, es un móvil muy ligero (145 gramos). La única pega en el diseño además de su falta de rasgos distintivos está en la colocación de los botones de volumen en el lateral izquierdo, algo que dificulta la toma de 'selfies' utilizándolos para accionar el obturador de la cámara.

(Foto: Zigor Aldama) © Proporcionado por El Confidencial (Foto: Zigor Aldama)

En cualquier caso, Oppo confirma con el F1 Plus su fulgurante trayectoria ascendente. El año pasado vendió 50 millones de ‘smartphones’ y se convirtió en la octava marca del mundo, un puesto que se ha propuesto superar este año a pesar de la gran competencia que llega del resto de las marcas chinas. Y lo quiere lograr fortaleciendo su pilar más robusto: la fotografía egocéntrica. Así, el móvil incorpora una cámara frontal de nada menos que 16 megapíxeles, tres más que la cámara posterior. Vamos, que los ‘selfies’ tienen más resolución que las fotografías normales.

Apuesta por la cámara

Oppo explica que en el F1 Plus ha utilizado una nueva tecnología que multiplica por cuatro la sensibilidad de los píxeles y duplica el rango dinámico. Eso supone que el sensor de la cámara (en la que monta una luminosa lente f2.0 de seis elementos) obtiene mejores resultados en condiciones de mucho contraste: las altas luces se queman menos, las sombras adquieren más detalle, y el ‘ruido’ se reduce a una cuarta parte.

'Selfie' tomado con la cámara delantera del Oppo F1 Plus de 16 megapíxeles. (Foto: Zigor Adama) © Proporcionado por El Confidencial 'Selfie' tomado con la cámara delantera del Oppo F1 Plus de 16 megapíxeles. (Foto: Zigor Adama)

Las pruebas sobre el terreno sin duda certifican que se trata de la mejor cámara ‘selfie’ del mercado, con una definición magnífica y un tratamiento muy correcto de los colores. Eso sí, el dichoso filtro de ‘belleza’ sigue rigiéndose por los cánones asiáticos, de forma que con el resto de razas consigue sacar caricaturas más que fotografías.

La cámara posterior ofrece buenos resultados, pero es del montón. No destaca sobre sus competidores, y se echa de menos un enfoque láser para tomas más precisas en situaciones de poca luz y un estabilizador óptico para imágenes más nítidas y vídeos (no tiene 4K) con mejor estabilización. Pero sí que se agradece el magnífico ‘software’ que la controla. Permite, por ejemplo, grabar archivos GIF y ‘timelapse’ sin necesidad de una aplicación de terceros, y el ‘modo experto’ da un control casi total sobre la toma: sensibilidad ISO, balance de blancos (temperatura de color), compensación de la exposición, velocidad, enfoque manual, y archivo RAW para aprovechar al máximo las posibilidades durante el procesado.

(Foto: Zigor Aldama) © Proporcionado por El Confidencial (Foto: Zigor Aldama) (Foto: Zigor Aldama) © Proporcionado por El Confidencial (Foto: Zigor Aldama)

Curiosa es también una función que pasa fácilmente desapercibida en los menús de configuración: la posibilidad de hacer fotos con el teléfono bloqueado y la pantalla apagada solamente apretando a la vez ambos botones de volumen. Es fácil preguntarse qué uso puede tener más allá del espionaje, ya que el usuario toma las fotografías a ciegas. El obturador no hace ruido y sólo una vibración confirma que se ha generado una imagen.

El retoque de las fotos a través de diferentes aplicaciones, lo mismo que el sistema en su conjunto, funciona a la perfección gracias a los 4GB de memoria RAM que proporcionan una gran fluidez. El cerebro del F1 Plus incluye un chip Mediatek P10 de ocho núcleos a 2.0 Ghz. -algo anticuado ya- e incorpora el primer procesador de imagen TrueBright para lograr unos colores más fieles a la realidad. Sin duda, Oppo no exagera cuando llama al móvil ‘SelfieExpert’. Y se agradece que ofrezca el espacio suficiente para guardar las imágenes: 64GB ampliables a 128GB utilizando la segunda ranura del cargador de tarjetas SIM para una MicroSD.

(Imagen: Zigor Aldama) © Proporcionado por El Confidencial (Imagen: Zigor Aldama)

Entre los aspectos más positivos del aparato destacan otros dos. Por un lado está el sistema de carga rápida VOOC, que logra en nuestra prueba un 77% de su capacidad en 30 minutos. Claro que este porcentaje esconde cierto truco, porque la batería es de 2.850 mAh., algo inferior a la que montan otros móviles de la marca. Eso sí, la marca china no miente cuando afirma que su sistema es el que logra un menor aumento de la temperatura de la batería, un hecho que alargará su vida útil.

Por el otro lado, el F1 Plus incluye el sensor de huellas dactilares más preciso y rápido del mundo, que bate con diferencia incluso al iPhone 6S y al Samsung Galaxy S7. Desbloquear el teléfono se convierte así en una delicia, y Oppo asegura que el sensor va aprendiendo con el uso, de forma que cada vez es más preciso. En nuestro caso, no ha fallado nunca.

Finalmente, y aunque en este apartado siempre influyen los gustos personales, la capa Android 5.1 de Oppo supone otro punto a favor. Resulta intuitiva y fácil de utilizar, pero también muy personalizable. Además, está lo suficientemente optimizada para evitar que el teléfono se ‘cuelgue’, incluso con una veintena de aplicaciones abiertas, y que gaste excesiva batería: al final de un día de uso intenso todavía tiene un 13%. Cuenta, además, con funciones interesantes: deslizando el dedo desde la esquina inferior derecha -izquierda en el caso de los zurdos- hacia el centro se activa el modo de ‘una sola mano’, que reduce el tamaño de la pantalla para que sea más fácil de utilizar cuando tenemos la otra mano ocupada.

(Foto: Zigor Aldama) © Proporcionado por El Confidencial (Foto: Zigor Aldama)

El sistema estrena el ‘modo vacaciones’, que permite establecer automáticamente -o de forma manual- tiempos en los que no se quiere ser molestado. Así, se puede elegir entre el apagón total o la entrada de notificaciones, llamadas (entre las que incluso se puede discriminar las de qué contactosaceptamos), y SMS. Así, uno puede desconectar en vacaciones o concentrarse en el trabajo y autorizar, por ejemplo, sólo las llamadas de los padres o de los jefes.

Entre las novedades del sistema está también la ‘llamada inteligente’, que ofrece la posibilidad de descolgar en cuanto se lleva el teléfono a la oreja, cambiar el altavoz según el movimiento que se realice, y silenciar las llamadas entrantes dando la vuelta al móvil. Finalmente, se pueden diseñar gestos personales para lograr que el aparato haga lo que queramos cuando está con la pantalla apagada.

¿Me lo compro?

Sin duda, el F1 Plus es un producto de calidad notable. Y si la marca mantiene definitivamente el precio anunciado de 389 euros (ojo, con todos los impuestos incluidos) para el mercado europeo, el nuevo móvil de Oppo puede resultar especialmente competitivo. Porque combina algunas características de la gama más alta con otras más propias de la gama media, de la que también toma un precio notablemente inferior al de los buques insignia de competidores como Huawei.

(Foto: Zigor Aldama) © Proporcionado por El Confidencial (Foto: Zigor Aldama)

No obstante, tendrá difícil competir con otros de características similares, como el OnePlus 2 que, curiosamente, se fabrica en las instalaciones de Oppo. Lo cierto es que la guerra en el sector se pone cada vez más interesante, y que sólo hay un vencedor claro: el consumidor.

El nuevo smartphone Oppo F1Plus (Foto: Zigor Aldama) © Externa El nuevo smartphone Oppo F1Plus (Foto: Zigor Aldama)
Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de El Confidencial

image beaconimage beaconimage beacon