Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Ordenadores que hicieron historia: guía a todo color de la informática 'vintage'

El Confidencial El Confidencial 21/05/2016 Cristina Sánchez

Válvulas, relés, tubos, cables, interruptores, bombillas... Son algunos de los componentes del británico Harwell Dekatron, considerado el ordenador digital en funcionamiento más antiguo del mundo. Construido en 1951, desarrollar este mastodonte de 2,5 toneladas fue una auténtica obra de ingeniería. Sin embargo, no solo las características técnicas de esta máquina llamaron la atención del autor de la imagen retocada que ves sobre estas líneas.

[El gran test sobre informática viejuna. ¿Puedes acertar todas las preguntas?]

Lo que más ha sorprendido al fotógrafo y editor británico James Ball es el inusual diseño orgánico de este ordenador que resucitó hace unos años tras ser restaurado. Por eso, decidió recrear su belleza con ayuda de uno del siglo XXI. “Cualquiera puede ir y fotografiarlos, pero es la destreza del retoque la que los devuelve a sus impresionantes condiciones originales”, explica Ball a 'Teknautas'.

Este creativo ha recorrido diferentes museos capturando imágenes de las máquinas que hicieron historia hace décadas. El National Museum of Computing de Bletchley Park, el lugar donde 9.500 criptoanalistas, Alan Turing incluido, descifraban las comunicaciones alemanas durante la Segunda Guerra Mundial, o el Dresden Technical Collections en la localidad alemana de Dresde, son algunos de los centros a los que se ha llevado su cámara.

Tras retratar a los ordenadores olvidados que consideraba “interesantes en términos de diseño”, los ha quitado el polvo para transportarnos al momento en que fueron concebidos. Gracias al retoque y la posproducción digital, ha conseguido revivirlos e incluso reimaginarlos en un peculiar catálogo con tintes 'retro' al que ha llamado 'Guide to Computing'.

El Pilot ACE de los 50, uno de los primeros ordenadores digitales con programa almacenado, no parece el mismo si lo observamos en una antigua imagen en blanco y negro del Laboratorio Nacional de Física británico donde nació o en la representación 'pop' creada por Ball. ¿Qué pensaría de la imagen retocada el padre de la criatura, el mismísimo Alan Turing?

Pilot ACE (James Ball/Estudio INK) © Proporcionado por El Confidencial Pilot ACE (James Ball/Estudio INK)

“Si simplemente fotografías la máquina, ¿qué es eso? Es solo un documento histórico”, defiende Ball. “Cuando intentas representar lo que habría sido el día que fue fabricada como una imagen de un catálogo es algo nuevo”.

Pasión por las máquinas y ‘marketing’ de los 60

La obsesión de este fotógrafo por dar una segunda vida a antiguos aparatos comenzó hace años. “Llevo tiempo sintiendo una fascinación visual por los componentes analógicos. Interruptores, botones, diales...”. Fue al observar los catálogos publicitarios de IBM en los 60, plagados de imágenes de salas con enormes ordenadores, cuando se le ocurrió imprimir esa colorida estética a otras reliquias.

“Esas imágenes [las de los anuncios] y sus mezclas de colores me recordaban a lo analógico, así que empecé a investigar”, señala Ball. De hecho, ha incluido en su guía algunos ordenadores de IBM concebidos a finales de los 50.

El IBM 1401, orientado a las “compañías más pequeñas” pese a tratarse de un enorme mamotreto, o el 729, una unidad de cintas magnéticas destinada al almacenamiento, parecen pertenecer al terreno de la fantasía tras la transformación digital desarrollada por James Ball y otros dos profesionales de estudio de posproducción INK del que es director de arte.

El superordenador de Seymour Cray

Además del cuidadoso trabajo de Photoshop, una herramienta que sirve para mucho más que deformar cuerpos humanos, estos profesionales han mejorado las instantáneas con ayuda de programas de modelado en 3D. Así han logrado iluminar esas máquinas e incluso crear sombras para simular que fueron retratadas en un estudio fotográfico.

De esta forma, han conseguido hacer atractivo el CDC 6600, el primer superordenador de éxito y el más potente durante un lustro en los 60. Con una velocidad de tres 'megaflops' (3 millones de operaciones por segundo), esta máquina que costó ocho millones de dólares (unos 54 millones de euros al cambio actual, teniendo en cuenta la inflación) es ahora un insignificante aparato, especialmente si lo comparamos con, por ejemplpo, el MareNostrum. El superordenador más potente de España alcanza un rendimiento pico de 1,1 'petaflops' (más de 1.000 billones de operaciones por segundo).

Control data (James Ball/INK) © Proporcionado por El Confidencial Control data (James Ball/INK)

Pese a que el CDC 6600 ya sirva para poco, en su momento el aparato diseñado por el padre de la supercomputación, Seymour Cray, enfureció a Thomas Watson Jr. El por entonces presidente de IBM no podía hacer frente a este elegante superordenador retrofuturista desarrollado por la Control Data Corporation, una de las compañías punteras en aquel momento.

James Ball también es un apasionado de la arquitectura de Europa del Este. Le encanta conocer “la historia y los aparatos analógicos que forman parte de esa zona y parte de la Guerra Fría”. Por eso, ha incluido en su proyecto al desconocido Meda 42TA, uno de los últimos ordenadores analógicos, construido en los 70 en la antigua Checoslovaquia. Una antigualla que, con sus coloridos cables de conexión, impacta visualmente tras el retoque del estudio INK.

Este creativo ha inmortalizado también en su proyecto artístico un ordenador que sí responde a los cánones de lo que entendemos como tal. Provisto de pantalla, el ICL de la serie 7500 estaba destinado a su uso en oficinas. Eso sí, esta máquina de los años 70 no es en realidad tan pequeña como parece: la estación de trabajo estaba acompañada por un procesador y unidades periféricas alojadas en armarios.

Con 'Guide to Computing', James Ball ha demostrado que Apple no fue la primera compañía en preocuparse por el diseño y la estética de los ordenadores. Muchos otros aparatos, que él ha transformado gracias al retoque, manifiestan la belleza de la informática 'vintage'. 

Guía a todo color de la informática 'vintage' © Externa Guía a todo color de la informática 'vintage'
Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de El Confidencial

image beaconimage beaconimage beacon