Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Oregi se propone mejorar la gestión del agua en Euskadi

EL PAÍS EL PAÍS 18/06/2014 EP
La consejera Ana Oregi durante la presentación del informe de Naciones Unidas sobre los recursos de agua en el mundo. © FERNANDO DOMINGO ALDAMA La consejera Ana Oregi durante la presentación del informe de Naciones Unidas sobre los recursos de agua en el mundo.

La consejera vasca de Medio Ambiente y Política Territorial, Ana Oregi, ha insistido en que la "gestión, preservación y acceso" al agua es "una responsabilidad compartida" y ha advertido de que en Euskadi aún quedan "retos que cumplir" como la mejora del saneamiento en algunas cuencas.

Oregi se ha pronunciado de este modo durante la presentación en Bilbao del informe de Naciones Unidas sobre el desarrollo de recursos hídricos en el mundo, que ha detallado su coordinador, Simone Grego, en una jornada en el Museo Martítimo de Bilbao, en la que también ha participado el director de Unesco Etxea, Mikel Mancisidor.

En su quinta edición, el informe, por primera vez con carácter temático, se ha centrado en el agua y la energía y, entre sus conclusiones, alerta de la que la creciente demanda energética en el mundo podría tener como consecuencia un aumento de la escasez del agua, según ha explicado Grego.

En la presentación del informe, la consejera vasca ha resaltado la estrecha colaboración del Gobierno vasco en esta materia con Naciones Unidas-PNUD desde 2005 y ha recordado que, en 2008, Euskadi asumió el compromiso de incluir anualmente en el Presupuesto de la Comunidad Autónoma una contribución económica por un importe equivalente al 5% de lo recaudado en función del Canon del Agua.

Estos recursos, según ha indicado, se utilizan para financiar proyectos gestionados a través del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo, preferiblemente para acciones encaminadas a facilitar el acceso al agua y al saneamiento.

La colaboración entre el PNUD y la agencia vasca del Agua, URA, ha permitido apoyar técnica y financieramente la materialización de distintos proyectos de acceso y saneamiento de agua, en la África Subsahariana y en el Continente Americano.

"El agua, su gestión, preservación y acceso es una responsabilidad compartida", ha insistido Ana Oregi, ha añadido que, "aunque parezca mentira en nuestro entorno socioeconómico", también "tenemos todavía retos que cumplir y cuestiones en las que tenemos que avanzar en el acceso a agua a todos los núcleos, sean grandes o pequeños, y, sobre todo, en materia de saneamiento".

En relación a este último aspecto, ha señalado que, "a pesar del gran esfuezo que se ha hecho en Euskadi durante los últimos 30 años, todavía tenemos que mejorar en algunas cuencas" ya que, según ha apuntado, aún están "pendientes de terminación" los saneamientos de zonas del Alto Nervión, Urdaibai, Pasaia y "municipios pequeños" que requieren "atención, inversiones y el esfuerzo combinado y coordinado de todas las administraciones públicas".

Asimismo, ha reiterado la "apuesta clara" de Euskadi por la potenciación de producción y uso de las energías renovables, una de las apuestas del informe de Naciones Unidas para reducir el consumo de agua.

En cualquier caso, ha subrayado que "la energía más sostenible es la que no se consume", por lo que es preciso "concienciarnos todos y cada uno en el uso racional y eficiente de la energía".

El informe de Naciones Unidas elaborado por el Programa Mundial de Evaluación de los Recursos Hídricos (WWAP), que ya ha superado las 20.000 descargas, alerta en esta ocasión de la ausencia de cooperación y planificación entre los sectores del agua y de la energía y aboga por una mejor gestión para evitar futuras carencias.

Grego ha advertido de que el impacto sobre los recursos hídricos de la demanda energética se "multiplicará" en los próximos años. En total, la producción energética representa casi 15% de las extracciones de agua, con una tendencia es al alza. Se prevé que hasta 2035 las extracciones de agua relacionadas con la producción energética aumentarán en 20%, debido al crecimiento demográfico, a la urbanización y a la evolución de las formas de consumo.

Asimismo, ha incidido en la necesidad de "desagregar datos" para conocer las implicaciones sociales y de género, dado que las mujeres y los niños son los que más tiempo dedican a la búsqueda del agua, para poner en marcha las políticas apropiadas.

Según recoge el informe, en el mundo hay 768 millones de personas no tienen acceso a sistemas mejorados de abastecimiento de agua. Además, 1.300 millones de personas no tienen acceso a la electricidad y casi 2.600 millones utilizan combustibles sólidos -biomasa en particular- para cocinar. El estudio señala, además, que el mapa de personas que carecen de acceso satisfactorio al agua es muy similar al de los que carecen de electricidad.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de EL PAÍS

image beaconimage beaconimage beacon