Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Orozco amenaza con rescindir el contrato de la basura con Urbaser

EL PAÍS EL PAÍS 16/06/2014 Pepe Seijo
Araceli Núñez, la sindicalista que denuncia el atropello por un directivo © xosé marra Araceli Núñez, la sindicalista que denuncia el atropello por un directivo

El alcalde de Lugo, Xosé López Orozco, ha advertido hoy que contempla la posibilidad de romper el contrato con Urbaser, empresa concesionaria del servicio de recogida de la basura, si la dirección y la plantilla no llegan a un acuerdo sobre el nuevo convenio colectivo tras una semana de huelga de los trabajadores. “El Ayuntamiento está al servicio de los lucenses y si fuera necesario se romperá con la concesionaria, aunque es muy fácil decirlo y muy difícil llevarlo a cabo”, explicó.

Orozco avanzó que ha pedido a los servicios técnicos municipales que estudien la posibilidad de hacer un descuento “proporcional” en la factura de la basura a los lucenses. Además, el Ayuntamiento debe asumir los costes de Tragsa, empresa pública a la que ha recurrido el gobierno local para retirar los desperdicios ante el incumplimiento de los servicios mínimos,  si bien aclaró que “lo que se pague a la empresa pública se detraerá de Urbaser”.

Mientras, el comité de empresa de Urbaser ha formalizado este mediodía la denuncia ante la fiscalía por vulneración del derecho a la huelga contra  el ayuntamiento, la propia Tragsa, la Policía Local, los bomberos y “todos los particulares, que en furgonetas y coches particulares anduvieron retirando basura de la ciudad y llevándosela a otros ayuntamientos limítrofes”, según señaló la secretaria de la Federación de Servicios de la CIG, Carmen Antas,

Se cumple hoy una semana desde que se inicio el conflicto laboral, en la que los 139 trabajadores claman por la actualización del convenio colectivo, y los desperdicios se siguen contando por toneladas pese a la intervención desde el sábado de Tragsa. Se calcula que son setecientas las toneladas acumuladas, aunque no descartan que el número sea mayor tras la fiesta del Arde Lucus del fin de semana que reunió a decenas de miles de personas en la ciudad.

También trabajadora y sindicalista de UGT Araceli Núñez, que fue atropellada el pasado sábado por el delegado de Urbaser en Lugo, Juan Moreno, cuando participaba en un piquete en la Ronda da Muralla, ha anunciado ue presentará denuncia contra el directivo de la empresa. Núñez, secretaria de la Federación de Servicios de UGT, presenta  “múltiples contusiones” en espalda, en costillas y en la cadera, y tiene que llevar un collarín. “Estando en un paso de peatones escuché que el coche [del delegado de Urbaser] hacía acelerones y venía hacia mi. Entonces, cuando me doy cuenta, me engancha de un lado, y porque me agarré a la compañera Carmen Antas, que si no me iba para debajo del coche”, relata Núñez, que se encuentra de baja en casa.

Hoy se cumple una semana desde que se inició el conflicto laboral, en el que los 139 trabajadores de la plantilla de Urbaser, claman por la actualización del convenio colectivo, y pese a la intervención desde el sábado de Tragsa se acumulan en las calles unas 700 toneladas.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de EL PAÍS

image beaconimage beaconimage beacon