Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Otra vez Francia, ¿por qué?

dw.com dw.com 15/07/2016 Wolfgang Dick (CT/ER)
© 2016 DW.COM, Deutsche Welle

Francia ha sufrido múltiples atentados con numerosos muertos. ¿Por qué el país se ha vuelto objetivo frecuente de ataques terroristas? La politóloga Ronja Kempin lo explica en entrevista con DW.

Deutsche Welle: De nuevo un ataque terrorista. ¿Por qué ocurre siempre en Francia?

Ronja Kempin: Hay muchas razones relacionadas que hacen a Francia tan vulnerable. En primer lugar, Francia es uno de los países europeos que participa con más fuerza en la llamada guerra contra el terrorismo internacional. Francia es militarmente activa en Siria e Irak y bombardea ahí posiciones del "Estado islámico".

En segundo lugar, no se puede pasar por alto que Francia tiene una gran comunidad musulmana -debido a su pasado colonial- y con doble nacionalidad: la francesa y por lo general la de su país de origen. Controlar a estos ciudadanos cuando se radicalizan es muy difícil para las autoridades francesas, ya que pueden entrar y salir fácilmente con su pasaporte francés. Como sirios, tunecinos o argelinos, ellos no necesitan de una visa para residir en Francia.

Además, también hay razones que se pueden encontrar en el interior del país. Francia es un Estado laico. Es decir, en el país hay una separación estricta entre Iglesia y Estado. El Estado no se siente responsable de los asuntos religiosos. Esto significa que el Estado ignoró largo tiempo lo que pasaba, en particular, en las comunidades musulmanas de Francia. El Estado pasó por alto las radicalizaciones que han tenido lugar allí en el pasado, porque simplemente sentía que eso no le competía.

A esto se suma el hecho de que actualmente el país tiene una tasa muy alta de desempleo. Casi el diez por ciento de la población está desocupada. Grave es también el desempleo entre los jóvenes con origen extranjero que llega al 46 por ciento. Estos jóvenes no tienen perspectivas. Aquí tenemos un potencial de radicalización en el interior del país.

Por último, la cooperación de los servicios de inteligencia franceses sigue siendo problemática. Los servicios secretos franceses no cooperan lo suficiente entre sí. Así surgen continuamente vacíos de información. Al mismo tiempo la política no encuentra los medios para mejorar esta cooperación entre los servicios de inteligencia. Estos vacios que surgen los vemos en los ataques que a menudo tienen consecuencias fatales para el país y la población.

Sin embargo, hay varios países en este “frente” contra el terrorismo islámico y en ellos también existen problemas sociales. A pesar de esto, ¿por qué Francia es entonces repetidamente el blanco de ataques?

Si se compara a Francia, por ejemplo, con el Reino Unido o con los Estados Unidos, los dos países más importantes que también están involucrados militarmente en la lucha contra el "Estado islámico", salta a la vista que Francia es geográficamente mucho más fácil de alcanzar que, por ejemplo, Gran Bretaña por su insularidad. A los Estados Unidos es más difícil llegar para los terroristas que se radicalizan en el norte de África, en el Sahel, en el Medio Oriente, en Siria o en Irak. Llegar a territorio francés es más fácil.

¿Tiene una explicación de por qué se produjo justo ahora el ataque en Niza?

Hay dos pistas que responden al "¿por qué ahora?". En primer lugar, se trata de un día muy simbólico, el 14 de julio, la fiesta nacional francesa, que se utiliza tradicionalmente para celebrar los valores de la República. Libertad, igualdad y fraternidad fueron los logros del 14 de julio de 1789. Francia se ve a sí misma, debido a la Revolución Francesa, como la madre patria de la democracia y de los derechos humanos. Con los ataques en este día, los terroristas quieren decir: no compartimos en absoluto los valores de la República. Es un fuerte golpe en contra de todo lo que representa Francia en el ámbito nacional e internacional.

En segundo lugar, el presidente francés dijo en su tradicional discurso de la mañana del 14 de julio que la situación frente el terrorismo estaba mucho más controlada. Y ahora, si se confirma que el ataque tuvo motivación islamista, sería entonces un claro mensaje de los terroristas islámicos: ustedes no nos van a poder controlar.

¿En qué medida se espera ahora una reacción dura por parte de Francia?

Creo que en este momento otra operación militar en la región es casi imposible de realizar para el gobierno francés. No debemos pasar por alto que, desde los ataques del pasado mes de noviembre, se han puesto en acción más de diez mil soldados en el interior. Obviamente, esto debilita la capacidad de acción de Francia en política exterior.

Ronja Kempin analiza la situación en Francia para la fundación Política y Ciencia en Berlín. Además estudió Ciencias Políticas en Paris.

Autor: Wolfgang Dick (CT/ER)

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Deutsche Welle

image beaconimage beaconimage beacon