Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Otras 'puertas giratorias' del PSOE

ABC ABC 10/02/2016 G. Sanz
Felipe González, en un acto electoral durante la campaña de Pedro Sánchez.. © EFE Felipe González, en un acto electoral durante la campaña de Pedro Sánchez..

Cuando todavía no se habían apagado los ecos del fichaje de la exministra Trinidad Jiménez por Telefónica, ayer martes saltó a la luz otro caso de «puertas giratorias» de la política a la empresa y viceversa, en la persona de Elena Salgado, la exvicepresidenta económica del Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero. Salgado ocupará un puesto en el consejo de administración de Nueva Pescanova, que se conformará el próximo día 25.

La exvicepresidenta es uno de los diez nombres que el conocido como G-7, Sabadell, Popular, Abanca, Bankia, BBVA, Caixabank y UBI Banca, principales acreedores de la multinacional gallega que ahora la controlan, ha puesto sobre la mesa para conformar el consejo. Figuran en esa lista Antonio Couceiro, vinculado al PP y actualmente consejero de Inveravante; Óscar García Maceiras, asesor legal de la Sareb; Ramón Mas, Mariano Riestra, Fernando Valdés, José Luis Sáenz de Miera y José Barreiro. Los otros dos consejeros serán propuestos por la antigua Pescanova, que controla el 20% del capital de la nueva entidad.

En marzo de 2012, solo tres meses después de la salida del gobierno socialista, Salgado ya fichó como consejera de la eléctrica Endesa, causando entonces un gran revuelo. Ayer, el nuevo destino de la exmiembro del gabinete Zapatero fue pasto de todo tipo de opiniones políticas sobre las «puertas giratorias» de la política a la empresa privada. A diferencia de lo que ocurrió con Trinidad Jiménez el día anterior, en esta ocasión Pedro Sánchez no salió en defensa expresa de la política socialista.

Quien sí aprovechó lo ocurrido para llevar el agua a su molino fue el líder de Podemos, Pablo Iglesias. El máximo responsable de la formación morada insinuó que lo ocurrido con Salgado y con Trinidad Jiménez justifica el deseo de Podemos de entrar en un gobierno de coalición con él de vicepresidente y varios ministros: no se fía del PSOE. «El papel, a veces, se lo lleva el viento», comentó Iglesias en relación a lo efímero que puede llegar a ser un acuerdo simplemente escrito sin nadie dentro del Ejecutivo para obligar a rectificar. Ese gobierno de coalición es la «garantía de que no ocurra lo que ha ocurrido tantas veces», en relación a que el PSOE tiende a incumplir sus promesas.

Pablo Iglesias fue muy crítico meses atrás con la presencia de Felipe González en el Consejo de Administración de Gas Natural. Por su parte, el presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, no vio nada ilegal ni extraño en que Trinidad Jiménez y Elena Salgado se hayan pasado a la empresa privada. Sí considera necesario aclarar la incompatibilidad de los cargos públicos y cuáles son sus limitaciones a la hora de volver a trabajar. «Tú no le puedes decir a otra persona que durante 20 años no puede trabajar en ningún ámbito, le tienes que decir cuántos años, cuánto le indemnizas y a partir de entonces cuáles son las limitaciones», dijo.

-Otros casos

Trinidad Jiménez. Está en conversaciones con Telefónica para incorporarse a un puesto ejecutivo en la compañía.

Felipe González. El líder socialista fue consejero de Gas Natural entre 2010 y marzo de 2015, cuando dejó la compañía.

Josep Borrell. Es consejero de la multinacional de energía y medio ambiente Abengoa.

MÁS EN MSN

-Sánchez planea que la investidura sea la primera semana de marzo

-'La suciedad de Madrid no debería ser aceptable en una capital del siglo XXI'

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de ABC

image beaconimage beaconimage beacon