Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Pedro Sánchez reclama al Gobierno que abra una negociación con la Generalitat

Logotipo de EL PAÍS EL PAÍS 02/10/2017 Elsa García de Blas
Pedro Sánchez en la sede del PSOE en la calle Ferraz. © VICTOR SÁINZ Pedro Sánchez en la sede del PSOE en la calle Ferraz.

El PSOE decidió este domingo no romper su respaldo al Ejecutivo ante el desafío secesionista, a pesar de su desacuerdo con las cargas policiales para impedir el referéndum ilegal, y de que había condicionado su apoyo al Gobierno a que la respuesta del Estado fuera proporcionada. “Los ciudadanos deben tener la seguridad de que estamos con el Estado. A pesar de este Gobierno, el PSOE está con el Estado de derecho”, dijo el secretario general, Pedro Sánchez, en una comparecencia sin preguntas en la sede del partido minutos antes de las nueve de la noche. Sánchez dejó claro que garantizaría la estabilidad del Estado pero se presentó con una exigencia al jefe del Ejecutivo: “Pedimos al Gobierno que abra un proceso de negociación política con el Govern de la Generalitat”, fue la reclamación del líder socialista a Mariano Rajoy como contrapartida.

MÁS INFORMACIÓN

  • Rajoy: “Hemos hecho lo que teníamos que hacer”
  • La Generalitat cifra en 844 los atendidos
  • La fiscalía actuará contra los Mossos por actuar como “una policía política”
  • Resultados del referéndum de independencia en Cataluña

“En el día de hoy, el Gobierno ha superado todos los límites de su propia incapacidad”, subrayó el líder del PSOE. Pero hasta ahí llegó la posición oficial de la ejecutiva socialista en la petición de responsabilidades al Gobierno de Mariano Rajoy por lo sucedido, lejos de lo que expresaron el primer secretario del PSC, Miquel Iceta, y algunos miembros de la ejecutiva de forma particular, como Núria Parlón, alcaldesa de Santa Coloma de Gramanet (Barcelona).

A cambio, Sánchez otorgó a Rajoy la capacidad —y la obligación— de liderar un proceso de negociación con la Generalitat. “Corresponde al presidente Mariano Rajoy, por su posición institucional, conducir un proceso de negociación política del que ha estado ausente hasta ahora con funestas consecuencias”, afirmó el líder socialista. Sánchez aludió al “arraigo social del independentismo” respecto al que se ha de responder, considera, con “un proyecto político de regeneración nacional”, pero que no manifestó querer liderarlo. El líder de los socialistas llamó también a todos los partidos políticos del arco parlamentario a participar de un “proceso de entendimiento en el que no haya vetos mutuos”.

El máximo responsable de los socialistas catalanes pidió a cambio elecciones anticipadas en Cataluña y en España si Puigdemont y Rajoy no pueden establecer una negociación formal. “Si no se ven capaces de restablecer la normalidad y de abrir la puerta a una negociación seria, lo mejor es que renuncien a sus responsabilidades en favor de quien pueda hacerlo, o de proceder a convocar elecciones adelantadas en Cataluña y España”, manifestó Miquel Iceta desde Barcelona.

Miquel Iceta, secreatrio general del PSC, este mediodía durante su comparecencia ante los medios.EUROPA PRESSEuropa Press

Su compañera de partido y miembro de la ejecutiva de la formación, Núria Parlón, reclamó directamente la dimisión del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, por las cargas policiales.

La censura a las cargas fue compartida entre el PSOE y el PSC. “Quiero dejar claro nuestro profundo desacuerdo con las cargas policiales en el día de hoy”, criticó Sánchez, quien despojó de la responsabilidad de las mismas a las fuerzas y cuerpos de seguridad, ya que estos “cumplen órdenes políticas”, remarcó. El líder del PSOE anunció que el partido exigiría responsabilidades a los responsables políticos de la actuación policial.

Fue el primer secretario del PSC, Miquel Iceta, quien abrió brecha contra la actuación policial, al reclamar en su declaración a mediodía que se interrumpieran las cargas. “Consideramos inaceptable cualquier acción policial desproporcionada. Pedimos, por tanto, el cese inmediato de los intentos de impedir por la fuerza una importante movilización ciudadana en un simulacro de referéndum”, dijo Iceta en Barcelona. El malestar de la dirección socialista con el desarrollo de la jornada fue en aumento a lo largo del día, como prueba de que la primera valoración de la Ejecutiva —a cargo del secretario de Organización, José Luis Ábalos, también sin preguntas— a la una y media de la tarde no cuestionó la actuación policial. Poco después, Ferraz informó de que el propio Pedro Sánchez había trasladado personalmente a Mariano Rajoy el “malestar” del partido por el transcurso de la jornada y la imagen que estaba dando España en el exterior.

Los socialistas incidieron en la imagen internacional como especialmente preocupante, aunque la posición del PSOE fue más templada que la que expresaron algunos líderes socialdemócratas europeos, como el laborista británico Jeremy Corbyn.

Sánchez fue muy duro con el Gobierno catalán y utilizó en su declaración leída adjetivos contundentes para describir la actuación de la Generalitat. Acusó al bloque secesionista de “tratar de subvertir” el marco institucional y de amenazar la integridad territorial del Estado a través de una consulta “que pervierte el concepto de democracia”. Y responsabilizó con claridad en primer lugar por lo sucedido al Gobierno catalán. “En el orden de irresponsabilidades, la primera y más importante es la de los actuales dirigentes de la Generalitat, que ha llevado a un salto al vacío a las instituciones catalanes para caer en el desacato”, manifestó Sánchez.

Con la excepción del PSC, la contención marcó la valoración de los presidentes autonómicos del PSOE. La presidenta balear, Francina Armengol, y el presidente valenciano, Ximo Puig, rechazaron el uso de la violencia. “Profunda tristeza viendo lo que pasa en Cataluña. El uso de la fuerza no resolverá el conflicto”, expresó Armengol. “La violencia nunca es la solución. El diálogo, sí”, valoró Puig. El presidente de Aragón, Javier Lambán, dio su apoyo expreso a Sánchez. “En defensa de la unidad de España y del estado de derecho. Aragón puente de diálogo. El PSOE, clave en la solución. Apoyo a Pedro Sánchez”, afirmó.

El desafío independentista catalán

Noticias, reportajes, opinión, análisis, fotografías, cobertura en directo... toda la información sobre la consulta soberanista del 1-O y la respuesta del Gobierno.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de EL PAÍS

image beaconimage beaconimage beacon