Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

"Pensé que mi vida había terminado"

dw.com dw.com 21/05/2014 Uwais Idris/ Jan-Philipp Scholz (nmb)
© 2014 DW.DE, Deutsche Welle

Más de 200 estudiantes siguen aún a merced del grupo extremista Boko Haram. Reporteros de DW conversaron con una de las jóvenes que consiguió escapar. Alega graves acusaciones contra la policía y sus educadores.

DW: ¿Puede recordar el momento en el que Boko Haram atacó su escuela?
Esther Musa (nombre cambiado): Estábamos en nuestro dormitorio. Eran alrededor de las diez de la noche cuando los hombres de Boko Haram llegaron y nos dijeron: ¡Todas, júntense y sígannos! Hicimos lo que nos dijeron. Nos distribuyeron en los vehículos y nos llevaron con ellos.

¿Qué paso entonces por su mente?
Pensé: 'Hoy es el último día de mi vida. Nos matarán a todas'. Pensé para mis adentros: 'Dios ayúdame'. Eso es lo único que recuerdo.

¿Qué pasó después?
Llegó un momento en el que unas compañeras y yo fingimos necesitar ir al baño. Entonces, lo único que hicimos fue correr. Después de un rato vimos una casa, propiedad de Fulanis [grupo étnico de la región]. Les preguntamos: ¿Pueden indicarnos el camino a Chibok? El hombre nos contesto que estábamos muy lejos de Chibok pero nos enseño cómo llegar al siguiente pueblo. Allí preguntamos si había algún medio de transporte que fuera a Chibok. Nos dijeron que era demasiado tarde y que sería mejor pasar la noche en pueblo. Nos dieron ropa limpia y al día siguiente intentamos volver a Chibok.

¿Y pudieron volver al día siguiente?
No, llegamos a un puesto de control militar. Cuando se enteraron de que eramos las chicas secuestradas de Chibok nos dijeron que no podíamos volver con nuestras familias. Nos ordenaron ir con ellos al cuartel de Maiduguri (capital del estado de Borno). Allí, debían decir a sus superiores que nos habían liberado del cautiverio. Nos retuvieron unos cuantos días en el cuartel, hasta que fuimos llevadas hasta el gobernador.

Pero la escuela estaba siendo custodiada por la policía y había algunos profesores también. ¿Cómo reaccionaron cuando la escuela fue atacada?
No estaban allí. Huyeron.

¿Se marcharon dejándolas solas a usted y a sus compañeras?
Si.

¿Así que sabían que algo iba a suceder?
Si. Parece que alguien advirtió a los profesores de que Boko Haram vendría a atacar la escuela. Envíen los niños a casa, dijeron. Pero los profesores dijeron: 'sí se van a casa no recibirán sus certificados'.

Por favor, explíquenoslo de nuevo. ¿Los profesores no les permitieron abandonar la escuela?
El vide-academic (vice-director) dijo: 'Si huyen, el examen final no contará'.

¿Qué le viene a la mente cuando piensa en sus compañeras aún en manos de terroristas?
Creo que están vivas todavía. Me siento muy mal por ellas.

¿Y cómo se siente? ¿Puede, por ejemplo, dormir por la noche?
No, no puedo dormir. Tengo que pensar siempre en ellas.

¿Ha recibido algún tipo de ayuda? ¿Ha habido alguna reacción por parte del gobierno o ha recibido atención psicológica?
No, no ha habido ninguna ayuda.

¿Qué clase de ayuda necesita?
Quiero volver a la escuela. Tal vez usted pueda ayudarme.

¿No tiene miedo de volver a la escuela?
Claro que tengo miedo. No voy a volver a la escuela de Chibok. Me gustaría ir a otra escuela, en otro lugar.

Autor: Uwais Idris/ Jan-Philipp Scholz (nmb)

Editor: Enrique López

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Deutsche Welle

image beaconimage beaconimage beacon