Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Pepper, el robot capaz de leer las emociones

Logotipo de La Vanguardia La Vanguardia 10/06/2014 Wayra Ficapal

Con unos ojos gigantes y cara de niño, Pepper, el robot de la compañía japonesa de internet SoftBank, es capaz de leer las emociones humanas desde cuatro 1,2 metros de altura y sus 27 kilos y medio. Analizando la expresión facial y el tono de voz de los individuos de su alrededor, este autómata actúa y se parece más a las personas que muchos otros robots.  

Construido en asociación con Aldebaran Robotics SAS, Pepper se encuentra en fase experimental, sin embargo sus desarrolladores tienen altas expectativas puestas en él. El motor emocional del robot -es decir, la cara- y el sistema de reconocimiento de voz le ayudan a leer las situaciones de tal forma que puede reconocer, por ejemplo, una sonrisa y así reaccionar consecuentemente a los gestos de los humanos.

Además, a través de algoritmos basados en la nube el robot compartirá todo lo que va aprendiendo, con lo que su intuición y respuesta emocional podrán ir mejorando poco a poco gracias al conocimiento colectivo.

"El robot emocional creará una nueva dimensión en nuestras vidas y las nuevas formas de interactuar con la tecnología", ha asegurado el fundador y CEO de Aldebaran Robotics, Bruno Maisonnier.

Pepper cuenta con sensores táctiles en sus manos y cabeza, así como una pantalla tipo tablet de 10 pulgadas conectada a su pecho. Habilitado con wifi, sus sensores le permiten navegar de forma autónoma con un funcionamiento de hasta 12 horas de duración con una sola carga, aunque se desconoce cuánto tiempo tarda en cargarse.

Entre los robots que más se parecen a Pepper, se encuentra el conocido bípedo Asimo de Honda y Aisoy 1, un robot emocional de origen español. Creado por Aisoy Robotics en colaboración con la Fundación Everis, este robot es capaz de expresar hasta 14 emociones, aunque su aspecto físico no se asemeja tanto a las personas como el de Pepper.    

Se calcula que Pepper, que ha sido diseñado expresamente para el hogar, no estará disponible para los consumidores hasta el 2015, a un precio aproximado de 2.000 dólares. Mientras tanto, SoftBank planea instalar varios de ellos en algunas de sus tiendas en Japón.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de La Vanguardia

image beaconimage beaconimage beacon