Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Persecución policial en Canadá por la muerte a tiros de tres agentes

EL PAÍS EL PAÍS 05/06/2014 El País

La muerte a tiros de tres agentes ha desencadenado una gran operación policial en la ciudad canadiense de Moncton para intentar detener al sospechoso de los homicidios. Centenares de policías buscan a Justin Bourque, de 24 años de edad, al que se describe como "armado y peligroso" y al que se acusa de dejar también heridos a otros dos agentes, informa BBC News. Las autoridades han hecho circular una fotografía del sospechoso en Twitter y han pedido a los habitantes de Moncton -una ciudad de 56.000 habitantes en la provincia de New Brunswick, en el oeste del país- que intenten permanecer en sus casas.

La Policía Montada de Canadá ha explicado que los agentes asesinados respondían a un aviso sobre un hombre armado y vestido con ropa de camuflaje, pero no ha dado detalles del tiroteo. Solo ha detallado que se recibió un aviso sobre un hombre fuertemente armado en las calles de la ciudad alrededor de las 19.20 del miércoles (22.20 hora española).

Las fuerzas policiales han desplegado un intenso operativo para arrestar al tirador, con cortes de tráfico y bloqueo de calles. También buscan al sospechoso en los bosques de la zona. Los colegios permanecen cerrados y no circulan autobuses públicos ni se reparte el correo.

"Necesitamos que todos permanezcan en sus viviendas por su propia seguridad", ha afirmado a la televisión pública canadiense, CBC, el agente Damien Theriault, portavoz de la Policía Montada, informa la agencia Efe.

Un fotógrafo local captó imágenes del hombre cuando caminaba por las calles de Moncton con al menos dos fusiles automáticos y vestido con ropa militar de camuflaje. Al parecer, la página de Facebook de Bourque está llena de referencias a su pasión por las armas y su desconfianza respecto a las autoridades y la policía.

El primer ministro de Canadá, Stephen Harper, ha transmitido sus condolencias a las familias de los afectados y ha asegurado que "el sacrificio" de las víctimas no será olvidado. Los dos heridos están ingresados y no se teme por sus vidas. "Impresionado y apenado" se ha declarado también David Alward, premier de la provincia de New Brunswick, que ha pedido a los ciudadanos que sigan las instrucciones de la policía hasta que se detenga al tirador.

Por su parte, el alcalde de Moncton, George LeBlanc, ha lamentado "la terrible pérdida" de vidas y ha pedido que se arrope a las familias de las víctimas.

Los testigos han explicado a varias cadenas de televisión que oyeron cuatro o cinco disparos y viero a un hombre en medio de la calzada apuntando a un coche de policía.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de EL PAÍS

image beaconimage beaconimage beacon