Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Piden dos años y medio años de cárcel para Crespo por aceptar sobornos de un empresario ruso

El Mundo El Mundo 05/06/2014 GERMÁN GONZÁLEZ, FERNANDO LÁZARO

La Fiscalía Anticorrupción reclama dos años y medio de cárcel, multa de 831.000 euros y más de 10 de inhabilitación para el diputado de CiU, Xavier Crespo, por favorecer a un empresario ruso cuando era alcalde de Lloret de Mar.

Considera que cometió los delitos de cohecho y prevaricación en el denominado 'Caso Clotilde' al beneficiar a Andrei Petrov en un proyecto urbanístico para construir un centro comercial en la antigua plaza de toros de la localidad.

Los fiscales Fernando Bermejo y José Grinda afirman que Petrov se reunió con el entonces alcalde y el teniente de alcalde de Urbanismo, Josep Valls, para "obtener facilidades administrativas en la construcción del complejo inmobiliario que se iba realizar en el lugar de la plaza de toros, a cambio de determinados favores".

Estros presuntos favores, según la Fiscalía, serían el pago de un viaje a Rusia para Crespo y su familia y para la arquitecta Pilar Gimeno, también acusada en este procedimiento ya que se considera que era el enlace entre el Consistorio y la empresa. Además, DDC, la empresa que representaba Petrov, no abonó el aval de 1.900.000 euros para hacer las obras ni se hizo cuando correspondía el convenio de escritura del proyecto, según el Ministerio Público, que indica que el Ayuntamiento tampoco lo reclamó.

Los fiscales destacan que Crespo y Valls "le dijeron al Sr. Petrov que mientras durasen las obras de Els Braus podría construir sin problemas si hacía determinados favores", en concreto que su empresa patrocinase los equipos de fútbol y hockey. El escrito de acusación detalla que Crespo, su esposa y otro procesado, Joan Perearnau, estaban ligados al equipo de hockey mientras que Valls era el presidente del club de fútbol. Además, indican que "tenían familiares en ambos clubes, que resultaron beneficiados por los pagos de "DDC" que ascendieron a unos 270.000 euros por cuatro temporadas.

También consideran que Petrov regaló a Crespo un reloj valorado en 2.200 euros, pese a que el ex alcalde lo negó en su declaración ante el TSJC. A cambio de estos pagos, la Fiscalía cree que el Ayuntamiento rebajó en 2009 un 50% el impuesto del valor de la licencia de obras y construcciones, que entonces ascendía a 267.508 euros, a la empresa DDC de Petrov, ya que Crespo y Valls convencieron el equipo de gobierno que el proyecto era de "especial interés o de utilidad municipal".

El escrito fiscal indica que "la conducta de los acusados supuso un perjuicio para el Ayuntamiento de Lloret de Mar de 133.754,23 euros, importe de la bonificación ilegalmente otorgada a DDC". Además destaca que "el Secretario y el Interventor del Ayuntamiento, verbalmente le dijeron al Crespo que la bonificación sería conflictiva y que sentaría un mal precedente, no obstante lo cual el Crespo ordenó que se incorporase en el orden del día del Pleno del Ayuntamiento que debía celebrase en fecha 3 de abril de 2009".

Para Petrov, la Fiscalía reclama dos años de cárcel por cohecho y multa de 831.600, la misma pena que para Joan Perearnau y Pilar Gimeno. A Valls, que todavía sigue en el Ayuntamiento como concejal, le pide dos años y tres meses de cárcel, la misma multa e inhabilitación por más de 10 años. El Ministerio Público pide que se archive el proceso contra dos empresarios y un empleado de Petrov a quienes el TSJC también acusaba.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más el El Mundo

image beaconimage beaconimage beacon