Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Piqué: “Si soy un problema, puedo dejar la selección”

Logotipo de EL PAÍS EL PAÍS 02/10/2017 Nadia Tronchoni
Qué mirar próximamente
SIGUIENTE
SIGUIENTE
Piqué, junto a Messi y Denis, en el calentamiento del Barça. © JOSE JORDAN Piqué, junto a Messi y Denis, en el calentamiento del Barça.

Había pocos protagonistas en el Camp Nou cuyas declaraciones pudieran adquirir mayor relevancia que las de Gerard Piqué. Siempre valiente en la derrota, comprometido con las causas sociales, nunca ajeno al momento político y manifiestamente a favor de la celebración de un referéndum. Votó por la mañana y supuestamente fue de los que intentó que no se celebrara el partido en el Camp Nou, pero aceptó la decisión de la mayoría. Así lo explicó tras el encuentro: “La Junta intentó suspender el partido de todas las formas posibles, pero no pudo. La Liga y Las Palmas querían jugar. Lo debatimos en el vestuario. Había opiniones para todos los gustos, pero al final nos decantamos por jugar. Fue muy difícil sin nuestra afición. Después de todo lo que había pasado en toda Cataluña fue la peor experiencia de toda mi vida. Quería que acabara lo antes posible e intentar ganar. El partido era lo menos importante del día”. Y, aunque concedió que al asumir la voluntad del grupo su opinión personal contaba poco, dijo “entender perfectamente que haya aficionados que no entiendan por qué jugamos”.

MÁS INFORMACIÓN

  • Las declaraciones de Piqué llevan la crisis catalana a la selección española
  • Piqué se pronuncia a favor del referéndum: “Votaremos”

Piqué reflexionó sobre la jornada y sus implicaciones. Utilizó su enorme repercusión y alzó la voz. “Hoy niños, abuelos, familias enteras han intentado ir a votar y no ha sido posible. Hoy me siento orgulloso de la gente”. Y se rompió. Le tembló la voz. Y no pudo contener las lágrimas. “Llevamos seis o siete años en los que la gente se manifiesta sin ningún tipo de violencia y hoy los actos los ha visto todo el mundo. Creo que habrá consecuencias”, advirtió señalando la agresividad vivida en torno a los colegios electorales.

Y siguió con su discurso: “Quiero mandar un mensaje de que cuando se vota se puede votar que sí, que no o en blanco, pero se vota. Aquí, durante muchos años de franquismo, la gente no podía votar. Y ahora se vota. Soy y me siento catalán y hoy más que nunca me siento orgulloso de ser catalán. No ha habido ningún acto de agresión y han tenido que venir la Policía Nacional y la Guardia Civil para actuar de la forma que han actuado”.

De la misma manera, el central, integrante de la selección española, convocado por Lopetegui para los próximos dos encuentros de La Roja, quiso diferenciar su sentimiento catalanista del deseo de jugar con España: “Creo que puedo seguir yendo a la selección porque hay mucha gente en España que está en total desacuerdo con estos actos, si no, no iría. Pero si alguien piensa que soy un problema o molesto no tengo ningún inconveniente en hacerme a un lado y dejar la selección antes de 2018”, afirmó, en referencia a la fecha en la que él ya indicó que dejaría de jugar con España. Y matizó: “Ir a la selección no es una cuestión patriótica. Hay que ir y rendir al máximo. Ha habido muchos jugadores que se han nacionalizado. No es una competición de patriotismo, se trata de ir ahí e intentar ganar”.

Y, para terminar, criticó duramente a Mariano Rajoy. “Al frente de este país hay un presidente y un partido que utiliza todos sus medios para mentir. Decían que estaban delante de una minoría que quería votar. Y se ha demostrado que no es así. Somos millones de personas. Han hecho creer a mucha gente de España que los catalanes somos los malos y no es así. Solo queremos votar”.

Creo que puedo seguir yendo a la selección porque hay mucha gente en España que está en total desacuerdo con esto actos

Gerard Piqué

Y siguió: “Por un momento no me lo creía, pensaba que intentarían frenar la votación, pero que lo harían de forma pacífica. Al menos, lo ha visto todo el mundo. Es una de las peores decisiones de este país en los últimos 40 o 50 años. No ha hecho más que separar España. Estamos ante un presidente que tiene el nivel que tiene, que va por el mundo y no habla ni inglés. Así es muy difícil”.

Piqué concluyó con un llamamiento a la población: “Que se manifiesten pacíficamente y que canten, que canten bien alto”.

El desafío independentista catalán

Noticias, reportajes, opinión, análisis, fotografías, cobertura en directo... toda la información sobre la consulta soberanista del 1-O y la respuesta del Gobierno.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de EL PAÍS

image beaconimage beaconimage beacon