Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Podemos ya se mueve al ritmo de precampaña con su 'Fiesta de la Primavera'

El Confidencial El Confidencial 24/04/2016

© EL Confidencial Lo político no está reñido con lo lúdico. Menos aún en precampaña. Podemos Leer más: Elecciones 26-J: Podemos ya se mueve al ritmo de precampaña con su Fiesta de la Primavera'. Un gran acto político-festivo que no deja de tener inevitables resonancias con las míticas celebraciones anuales del PCE: conciertos de reputados grupos musicales, conferencias políticas, casetas con material de formación ideológica y, cómo no, los caras más visibles del partido compartiendo cerveza y charla con los simpatizantes y militantes de la formación. Eso sí, como matizó uno de los asistentes, "en las fiestas del PCE hay más sombra". 

El lugar elegido para la celebración, que marca el arranca de la precampaña, ha sido el madrileño parque de Tierno Galván. Un recinto que hace honor al exalcalde de Madrid en el que se ha inspirado y tanto ha reivindicado la alcaldesa de Ahora Madrid Manuela Carmena. El parque se ha teñido de morado, tomado por los globos con los colores de la formación y más de una bandera tricolor. El acto central lo protagonizarán Pablo Iglesias y Pablo Echenique, que se subirán durante más de una hora al escenario, tras las actuaciones de Alicia Ramos, Ángel Petisme y Manuel Gerena y antes de las de Tote King y Def con Dos. 

Durante toda la mañana, varios de los representantes públicos de la formación, como Irene Montero, Tania Sánchez, José Manuel López o el concejal de Ahora Madrid José Manuel Calvo han respondido a las preguntas de los militantes en el espacio de encuentro con los cargos públicos. Bicicletadas, promoción de productos ecológicos, actividades infantiles y charangas han amenizado el día a los asistentes no solo de Madrid, sino también de Galicia, Asturias, Cantabria o Andalucía que han acudido al acto con el que Podemos trata de volver apelar a la movilización y recuperar la ilusión por una campaña que se presenta como segunda vuelta. 

“Podemos sí se mueve”, ha afirmado jocoso el nuevo secretario de Organización, que se ha convertido en la mano derecha del secretario general en el arranque no oficial de la precampaña. El secretario general ha decidido acompañarse del líder aragonés y nuevo responsable de Organización en los actos de precampaña, dejando fuera del foco al portavoz parlamentario, Íñigo Errejón, con quien viene manteniendo diferencias políticas y estratégicas desde hacia varias semanas. El secretario político, junto a otros diputados autonómicos, se ha remangado las mangas de la camisa para servir cerveza en una de las barras.

La continuidad del número dos como responsable de campañas electorales, cargo que ha desempeñado en todos los comicios a los que ha concurrido la formación desde las europeas, está todavía “pendiente de discusión”, según ha aclarado esta semana Errejón después de evitar pronunciarse en varias ocasiones sobre el papel que desempeñará. 

El secretario general se ha pronunciado sobre un artículo de opinión publicado este domingo en El Confidencial que apunta una reflexión sobre la mayor cercanía de Errejón con el PSOE y su posible marcha, a medio plazo, a esta organización, sobre lo que existen precedentes: "Como en su día hizo Enrique Curiel o tantos dirigentes del PCE que acabaron en el Partido Socialista. Lógicamente, siempre que este partido se regenere, lo cual no será fácil con un líder como Sánchez. "Ya le gustaría al PSOE", espetó Iglesias, quien subrayó la gran capacidad intelectual del número dos. "Estoy orgulloso de Iñigo Errejón, aunque a veces pensemos diferente. En Podemos no sobra nadie", añadió ya una vez subido al escenario. 

El líder de la formación emergente no ha dejado de tender la mano al PSOE, principalmente a sus militantes que no compartirían su giro al centro de la mano de Ciudadanos, y que se identificarían más con Podemos. Sobre los pasos que se están dando para construir una confluencia preelectoral con Izquierda Unida-Unidad Popular, tanto Iglesias como Echenique han valorado que está más cerca y han adelantado que no pondrán trabas para que la organización liderada por Alberto Garzón mantenga sus siglas y autonomía organizativa, también a la hora de realizar la campaña. Algunos de los condicionantes que la coalición de izquierdas ha puesto sobre la mesa negociadora, que no arrancará oficialmente hasta que se disuelvan las Cortes el próximo 2 de mayo. Los gritos de "sí se puede" se han sucedido a cada frase pronunciada por el secretario general.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de El Confidencial

image beaconimage beaconimage beacon