Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Por qué el Brexit puede crear un internet a dos velocidades en Europa

El Confidencial El Confidencial 25/06/2016 S. F.

Aquellas personas que hayan pasado las últimas horas en un búnker sin cobertura puede que todavía no sepan que en Reino Unido, y en contra de la mayoría de los pronósticos, ganó ayer el 'brexit' en el referéndum por la permanencia. Las consecuencias de este futuro divorcio tocan todas las áreas, desde la ciencia al fútbol. También al sector tecnológico: 'startups' y empresas de internet podrían verse afectadas, así como la privacidad de los propios usuarios. El resultado: un sistema a dos velocidades entre Europa y los británicos, entre una regulación fuerte y otra más laxa.

En Teknautas hemos hablado con inversores, emprendedores, juristas y otros expertos para intentar aclarar ese borroso futuro que espera a Reino Unido y Europa. Dos ideas se repiten entre todos los entrevistados para este artículo: que ahora mismo sólo está clara la "incertidumbre" y que cualquier cambio que se produzca será a largo plazo, como mínimo dentro de un par de años. Pero a corto plazo, esa misma inseguridad sí puede afectar a las 'startups'.

Porque aunque la libra se despertó ayer con una caída histórica, algunas 'startups' comenzaron a perder dinero hace meses. El emprendedor Rich Pleeth vio en marzo cómo la esperada inversión de 124.000 euros procedente de una empresa alemana se iba al garete por culpa de los "nervios" previos al referéndum. Nervios que comparten empresas como Transferwise, con sede londinense pero corazón extranjero. Esta 'fintech' fue creada por los fundadores de Skype, de origen estonio. Hoy en día cuenta entre sus filas con más de cien empleados de unas cuarenta nacionalidades, muchas de ellas europeas. No es el único: el 40% de las personas que comienzan a emprender en Londres vienen de fuera del país.

"Un Brexit haría más difícil acceder al talento y haría de Londres una ciudad menos atractiva para emprender", advertía entonces el cofundador de Transferwise, Taavet Hinrikus. Su opinión es la normal en el sector: una encuesta entre las 300 empresas que forman parte de la red de firmas tecnológicas Tech London Advocates reveló que el 87% de sus miembros apostaban por el 'remain'.

"Afectará directa e indirectamente. Las 'startups' son parte de un sistema económico aunque a veces creamos que van aparte", dice a Teknautas el inversor ángel Luis Martín Cabiedes. Para la gerente en España de la empresa británica CityMapper, Analía Plaza, "añadir trabas nunca es positivo, y menos para las compañías emergentes". En este sentido, la marcha de Reino Unido también podría dificultar la contratación de talento extranjero, necesario para ocupar las más de 30.000 vacantes especializadas en el sector tecnológico que los perfiles británicos son incapaces de llenar.

El sector de las 'fintech' es un ejemplo muy relevante de cómo puede afectar el 'brexit' a las 'startups'. "Reino Unido está muy por delante en este sector, y si Europa no apoya a las 'fintech' seremos un desierto de 'fintech'", lamenta Cabiedes. "Europa debe tomar la decisión de si quiere quedarse al margen o no de esta revolución", añade.

Un tren que Cabiedes considera que la UE ya ha perdido es el de la economía colaborativa: "Ya no existimos en este sector, sólo queda Blablacar". Reino Unido podría confirmarse como un oasis para estas empresas; también para servicios que se enfrenten a la llamada Tasa Netflix, el mercado digital único europeo o Schengen de internet.

© Proporcionado por El Confidencial

Más burocracia para Londres 

La Unión Europea quiere crear una normativa de protección de datos común a todos sus países, pero la futura salida de Reino Unido crea lo que el jurista Jorge Morell define como "un agujero". En su opinión, esto se traducirá en un aumento de la burocracia para las transferencias internacionales de datos que tienen lugar en el continente.

"Transferir información personal de España a Reino Unido requeriría un proceso mucho más complejo legalmente para cualquier empresa", asegura. Es lo que ya sucede cuando este trasvase se produce entre la Unión Europea y EEUU, el famoso 'Safe Harbour' que fue invalidado desde Bruselas hace unos meses; medidas destinadas a evitar que la información personal de los internautas termine en un país que carezca de la seguridad necesaria.

Si sale de la Unión Europea, el país británico podría mantener la normativa que tiene en la actualidad y no adoptar la común europea. "Montar un negocio e intercambiar información iba a ser más sencillo y ahora podemos encontrar un agujero", insiste el jurista. El riesgo para Reino Unido es que su nivel burocrático "se dispare".

Esto podría jugar en favor de Reino Unido: "Las compañías tecnológicas americanas están a favor, aunque no lo digan, del 'brexit', porque la normativa de privacidad británica es más similar a la norteamericana, que siempre ha sido más proservicio que prousuario", comenta Morell. El resultado: que el país británico sea más atractivo para muchas compañías de EEUU, que prefieran comenzar por las islas antes de incoporarse al continente.

Las desventajas para la UE no terminan ahí, pues Reino Unido mantenía el equilibrio en Europa frente a países como Alemania y Francia, más rígidos a nivel de privacidad. Como concluye Cabiedes, "las reglas han cambiado de forma radical y hay que adaptarse". El siguiente paso de este divorcio será negociar las condiciones para todos.

(Reuters) © Reuters (Reuters)
Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de El Confidencial

image beaconimage beaconimage beacon