Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Por qué los motores de avión son tan ruidosos (según la física)

El Confidencial El Confidencial 26/04/2016

© Proporcionado por El Confidencial Junto a las colas, los retrasos y la estrechez de los asientos, hay un motivo más por el que viajar en avión resulta tan incómodo. Esa razón son los motores, responsables de algunos de los ruidos más fuertes que el ser humano es capaz de generar. Por qué estos reactores hacen tanto ruido es un problema fundamental de la física de fluidos que, hasta ahora, ha sido un misterio para los científicos.

Resolver la cuestión no es sólo importante en términos de curiosidad: comprender cómo los aviones hacen su ruido característico sería un primer paso fundamental para diseñar alternativas menos sonoras. Un artículo publicado hoy en la revista 'Physics of Fluids' propone una solución al misterio, cuya clave se encuentra en la dinámica de fluidos.

Los paquetes de ondas son oscilaciones que se repiten si se miran en cortos espacios de tiempo, pero al alejarnos es posible apreciar pequeñas diferencias. Mediante simulaciones informáticas los investigadores resolvieron las ecuaciones que describen el movimiento de los fluidos viscosos. "Cada una de estas pequeñas piezas se comunica con las vecinas para construir una imagen a gran escala", explica el investigador de la Universidad de Minnesota y coautor del estudio Jinah Jeun.

"Los reactores actúan como amplificadores que tratan las fluctuaciones turbulentas de su interior como una corriente y emiten ruido al medio", asegura otro de los coautores del estudio, Mihailo Jovanovi. Las simulaciones llevadas a cabo por los investigadores necesitaron el poder de computación de uno de los superordenadores más avanzados del mundo, localizado en el Departamento de Defensa de EEUU.

Resolver la cuestión de forma empírica resulta imposible, pues las turbulencias de un reactor tienen lugar en un ambiente tan violento y extremo que los sensores serían incapaces de tomar datos. Reducir el ruido de los aviones, sin embargo, es una cuestión fundamental si se tienen en cuenta los impactos sobre la salud que los motores generan en las poblaciones cercanas a los aeropuertos.

(EFE) © EFE (EFE)
Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de El Confidencial

image beaconimage beaconimage beacon