Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Portugal, con la vista puesta en la final tras vencer a Gales

dw.com dw.com 06/07/2016
© 2016 DW.COM, Deutsche Welle

"No podemos elegir a nuestro rival", dice Nani, autor del segundo tanto. "Siempre soñé con conquistar un trofeo con Portugal. Ahora estamos a un solo peldaño de conseguirlo y soñar es gratis", dice Ronaldo.

Un bramido se escapó por el hueco de debajo de la puerta del vestuario de Portugal a las 23:27 inundando los laberínticos pasillos del Stade de Lyon. Era el inconfundible grito de guerra de Cristiano Ronaldo después de vivir una noche mágica con Portugal. El tres veces Balón de Oro decidió la semifinal de la Eurocopa ante Gales en 180 segundos con un gol y una asistencia para que marcara Nani, una actuación que le coloca a un paso de conquistar su primer título con Portugal y que le permitió agrandar su lista de récords, una libreta que el crack del Real Madrid siempre tiene en mente.

Tras una tensa primera mitad, Ronaldo se elevó más alto que la defensa galesa y abrió el marcador a los 50 minutos al conectar un centro de Raphael Guerreiro con un cabezazo casi al borde del área chica tras un tiro de esquina corto. Tres minutos después, Nani conectó un remate de Ronaldo en el área para vencer al portero galés Wayne Hennessey.

El equipo mira ya hacia la final, que disputará con el vencedor del partido entre Alemania y la anfitriona, Francia. "No podemos elegir a nuestro rival", declaraba Nani al final del encuentro. "Debemos crer en nosotros y jugar lo mejor que sabemos", dijo.

Batiendo récords

Con su noveno tanto, Cristiano Ronaldo igualó a Michel Platini como el máximo goleador en la historia del torneo, se convirtió en el primer jugador en marcar en dos semifinales consecutivas desde 1964 y disputó su partido número 20 en una fase final de la Eurocopa. Más que nadie, como a él le gusta. "Estoy desde hace 13 años en este nivel. Las estadísticas no mienten", dijo orgulloso el delantero de 31 años nada más acabar el partido ante Gales. "Espero que el domingo salgamos del campo con una sonrisa y no con lágrimas en los ojos como en 2004".

"Batir récords es algo muy bonito. He batido muchos en mi carrera tanto para mi club como para mi país, pero hoy lo importante era alcanzar esa final", explicó Cristiano Ronaldo, ya duchado y con su polo abrochado hasta el último botón, minutos después de su grito en el vestuario.

LGC (dpa / EFE)


Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Deutsche Welle

image beaconimage beaconimage beacon