Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

PP y PSC avisan a Trias que no admitirán destinar dinero público a reconstruir Can Vies

La Vanguardia La Vanguardia 12/06/2014 null

Barcelona. (Redacción y agencias).- Los dos principales partidos de la oposición en el Ayuntamiento de Barcelona han advertido este jueves al alcalde Xavier Trias que no aceptarán que se destinedineropúblico a "reconstruir" Can Vies, el centro okupado de Sants cuyo desalojo el 26 de mayo suscitó casi una semana de protestas vecinales y disturbios nocturnos.

Estas reacciones de la oposición llegan el día antes del pleno extraordinario que el equipo de gobierno ha convocado para debatir qué soluciones dar al conflicto. El consistorio pidió hace una semana al colectivo de Can Vies que abandonara las tareas de desescombro para que pudieran hacerse de forma profesional y sin peligro, dado que la estructura del edificio ha quedado dañada por las tareas parciales de demolición que se realizaron inmediatamente después del desalojo. También anunció que, en caso que aceptaran la petición -cosa que confirmaron este miércoles los impulsores de Can Vies en un comunicado, Transports Metropolitans de Barcelona asumiría el coste de la estabilización y desescombro, como propietaria del inmueble y responsable de la demolición.

De hecho, fuentes de TMB ya han precisado este jueves a EFE que la empresa municipal realizará el "mínimo" de obras necesarias para que el edificio histórico parcialmente derribado deje de comportar un peligro para las personas. Aun que no ha precisado el coste de la operación, ha descartado "reconstruir" el edificio, algo que correría a cargo de Can Vies si finalmente el colectivo acepta la cesión temporal por dos años, hasta su derribo total, que le ha ofrecido el ayuntamiento, siempre y cuando presenten un proyecto viable de reconstrucción, asuman su coste y tramiten las licencias oportunas.

El presidente del grupo municipal popular, Alberto Fernández Díaz, ha defendido que "las obras que el Ayuntamiento y TMB van a pagar no son para asegurar el edificio, sino es un coste parcial de la rehabilitación y puesta a punto para que los okupas construyan de nuevo Can Vies" y ha asegurado que "el único coste que debe asumir TMB es el derribo". "Cuando un edificio esta en peligro de derrumbe, la función del consistorio es impedir el acceso y derribarlo para no comportar un peligro para los ciudadanos", ha añadido. El PP ya anunció este lunes que durante el pleno de este viernes pedirá que toda la oposición repruebe a Trias "por haber cedido ante los violentos" y lamentó que el equipo de gobierno circunscriba la sesión plenaria solo al debate del informe presentado por el municipio.

Por su parte, el alcaldable del PSC Jaume Collboni también ha rechazado en rueda de prensa que TMB asuma la reparación: "No es sólo rehabilitar el edificio, sino que además se pague con dinero público, porque TMB no deja de ser una empresa pública". Collboni ha manifestado su deseo de que Trias "mañana dé explicaciones convincentes de lo que está haciendo porque hasta hoy nadie entiende nada". "Estamos instalados en un juego de disparates en Can Vies; se necesitan soluciones efectivas, sin dudas", ha señalado, para reiterar luego: "Si Xavier Trias hace de alcalde, tendrá mi apoyo, pero debe dar una solución que pase por hacer posible la convivencia de los diferentes modelos de gestión en la ciudad de Barcelona como ocurre en otras ciudades de Europa".

Dos informes advierten del peligro si no se actúa
El informe técnico de intervención de los Bomberos de Barcelona en Can Vies señala que "la inestabilidad del edificio está favorecida por la vibración que se produce con la circulación de trenes" por las vías de metro y ferrocarril cercanas, que hay un pilar estructural del inmueble afectado por la demolición y que el edificio puede caer, así como elementos inestables que podrían causar daños a las personas que se muevan por el entorno o por el interior de Can Vies. También advierte del riesgo de caída para las personas que circulen por los forjados o por las montañas de escombros.

El informe de la empresa encargada de derruir Can Vies indica que la demolición se encuentra en un estado "avanzado", y añade a los riesgos de desplome de la estructura del edificio y de caída de personas los de incendio y de entrada de personas ajenas porque el cierre de la obra es provisional y no hay vigilancia.  Asegura que "los riesgos irán en aumento" y desaconseja la paralización de las obras de demolición, decisión que ha tomado el consistorio.  En este supuesto, la empresa apunta una serie de medidas preventivas que tomar, entre ellas la de cerrar el perímetro de la obra con un muro de bloc o de chapa galvanizada "que evite la entrada de personas a la obra".

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de La Vanguardia

image beaconimage beaconimage beacon