Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Primer accidente mortal a bordo de un Tesla con el piloto automático activado

El Confidencial El Confidencial 30/06/2016 M. A. Méndez

Tesla, la compañía de coches eléctricos fundada por Elon Musk, ha confirmado el primer caso de accidente de tráfico con una víctima mortal a bordo de un Model S que circulaba con la función de piloto automático activada. El fallecido, Joshua Brown, de 40 años, conducía en Williston, Florida (EEUU) con el 'Autopilot' activado cuando un camión se acercó a gran velocidad por un lateral. El sistema no lo detectó, no dio la orden de frenar, y el camión acabó pasando por encima del vehículo.

La autoridad de tráfico y seguridad estadounidense, la National Highway Transportation Safety Administration (NHTSA), está investigando las circunstancias del accidente y si el piloto automático funcionó de forma incorrecta causando el choque. El incidente se produjo el pasado 7 de mayo, pero no se ha hecho público hasta ahora, tras iniciar la NHTSA una investigación sobre el caso. Elon Musk ha publicado un mensaje mostrando sus condolencias, además de un comunicado en el que ofrece la versión de la compañía sobre lo ocurrido.

Según Tesla, el Model S conducido por Joshua Brown circulaba en una autopista de varios carriles cuando un camión se cruzó de forma perpendicular. Ni el sistema de piloto automático ni el conductor vieron acercarse a "un tráiler blanco en contraste con el cielo brillante y despejado, por lo que no se activó el freno". Es decir, los sensores no fueron capaces de detectar a un camión blanco en un día soleado. ¿Cómo es posible que no activaran el freno?

Elon Musk ha ofrecido una primera explicación. "El radar del coche desestima lo que parece una señal sobre la carretera para evitar frenazos en falso". En otras palabras: dada la elevada altura del camión, su color blanco y la intensa luz del día, el radar lo confundió con una señal de tráfico sobre la calzada y decidió no aplicar el freno.

En su comunicado, Tesla recuerda que la tecnología de 'Autopilot' del Model S se encuentra todavía en prueba, en beta, y que no viene activada por defecto. Al activarla, los conductores quedan avisados de que este sistema es solo una "función de asistencia que requiere mantener las manos al volante en todo momento para tomar el control de ser necesario".

No era la primera vez que Joshua Brown usaba el piloto automático del Tesla, ni tampoco la única en la que tuvo problemas. Un vídeo grabado meses antes por el propio Brown y publicado online muestra una macabra coincidencia: él conduciendo por una autopista y un vehículo de gran tamaño y de color blanco cruzándose por la izquierda. En esa ocasión el sistema automático lo detectó y frenó, evitando el accidente (puedes ver el vídeo debajo). No ocurriría lo mismo semanas después. 

12 sensores, cámara y GPS

¿Cómo funciona el piloto automático del Tesla Model S? El vehículo cuenta con 12 sensores de ultrasonidos, cámara frontal, radar y GPS para analizar lo que ocurre en la carretera en todo momento. Sin embargo, aunque lo parezca, no se trata de un sistema de coche autónomo completo, es solo una función de piloto automático avanzada, capaz de acelerar, detectar obstáculos, frenar y hasta cambiar de carril. Pero requiere por seguridad que el conductor siga igual de atento como si fuera al volante. Debajo puedes ver una prueba del sistema realizada por la web Jalopnik.

(Foto: Reuters) © Externa (Foto: Reuters)

La función de piloto automático del Model S ha recibido muchas crtíticas por resultar engañosa, por dar una falsa sensación de ir subio a un coche mucho más inteligente de lo que es. Los Model S recibieron esta función el año pasado tras una actualización de 'software', pero está todavía en pruebas. Eso no impide que los conductores, si quieren, la puedan activar, algo que para muchos es una decisión irresponsable por parte de Tesla. Otros fabricantes como General Motors han optado por probar una tecnología similar de forma privada, pero han asegurado que no la pondrán a disposición del público hasta que no esté 100% lista.

En su comunicado, Tesla se defiende. "Esta es la primera víctima mortal en más de 209 millones de kilómetros en los que el modo 'Autopilot' ha sido activado. Entre todos los coches en EEUU hay un accidente mortal cada 151 millones de kilómetros. A nivel mundial, una muerte cada 96 millones de kilómetros". Habrá que ver si las cifras le bastan a Tesla para detener el temporal de críticas que se le avecina.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de El Confidencial

image beaconimage beaconimage beacon