Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Primer accidente mortal de un vehículo de conducción automática

dw.com dw.com 01/07/2016
© 2016 DW.COM, Deutsche Welle

El Autopiloto de un Tesla Modelo S no reaccionó ante un camión que se le cruzó y se incrustó bajo su remolque. El conductor falleció el 7 de mayo en Williston, Florida. La empresa advierte: el sistema "no es perfecto".

La firma de vehículos eléctricos Tesla informó este jueves (30.06.2016) que uno de sus modelos S (como el de la imagen) sufrió un accidente cuando circulaba con el piloto automático activado que se saldó con la muerte del conductor y reveló que la agencia reguladora estadounidense investiga el incidente. La Administración Nacional de Seguridad del Tráfico en las Carreteras de Estados Unidos afirmó que abrirá una investigación preliminar a 25.000 vehículos de ese modelo. Si determina que son inseguros, podría retirarlos de la circulación.

"Nos enteramos ayer de que la Agencia Nacional de Seguridad en el Transporte está abriendo una evaluación preliminar sobre el desempeño del Autopiloto durante un accidente fatal que ocurrió en un Modelo S", informó hoy Tesla a través de su blog. La compañía destacó que se trata de la primera vez en la que se produce un accidente mortal en los más de 209 millones de kilómetros recorridos desde que se activó el piloto automático.

"Entre todos los vehículos en Estados Unidos hay una víctima mortal por cada 151 millones de kilómetros recorridos", recordó Tesla que consideró "importante" subrayar que la investigación de la NHTSA es simplemente "una evaluación preliminar" para determinar si el sistema funcionó según las expectativas.

El sistema "no es perfecto"

El accidente se produjo en el estado de Florida cuando una cabeza tractora se adentró en la autopista de forma perpendicular al Modelo S y ni el conductor, que según insiste Tesla es el responsable último, ni el sistema de conducción automática detectaron el remolque que se avalanzaba contra el vehículo de Tesla y los frenos no se activaron. "Ni el piloto automático ni el conductor notaron el lado blanco del tractor-remolque en un cielo muy luminoso y no se activaron los frenos", explicó Tesla.

"El piloto automático está mejorando cada vez más pero no es perfecto y todavía requiere que el conductor esté alerta", afirmó Tesla con sede en la localidad californiana de Palo Alto. La empresa hizo hincapié en que el Autopiloto no viene activado en sus vehículos y requiere el consentimiento "explícito" por parte del conductor antes de la activación de un sistema que está todavía en fase de prueba.

Cuando el piloto automático se activa "el vehículo recuerda al conductor que debe de mantener siempre las manos en el volante y estar preparado para asumir las riendas en cualquier momento", insistió Tesla.

LGC (EFE / Reuters)


Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Deutsche Welle

image beaconimage beaconimage beacon