Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Primitivismo Ibérico

Notodo Notodo 06/05/2016 Alan Queipo
Imagen principal del artículo "Primitivismo Ibérico" © La Fábrica 2014 @ Imagen principal del artículo "Primitivismo Ibérico"

Imaginad colocar parte de los gags y señas de lo que fue aquel movimiento de arte pictórico ruso de corte rural, tradicionalismo, bien propio, buscando y encontrando en la imaginería popular, los iconos y los colores de la cultura campesina señas de identidad para desarrollar un tipo de arte propio, una nueva perspectiva del folclore tradicional; y añadidle un jamón de jabugo. Allí encontraréis la respuesta a vuestra pregunta acerca de qué hablamos cuando hablamos de Primitivismo Ibérico.

De ahí que no es precisamente raro que encontremos en la primera edición de este ciclo de conciertos domingueros que acogerá El Gato Verde, en pleno barrio madrileño de Lavapiés, a lo largo de todo el mes de mayo: cuatro domingos, cuatro citas con cuatro nombres del circuito alternativo estatal que han querido y sabido darle la vuelta a la guitarra española (o guitarra clásica), una de las marcas de agua de la cultura española de raíz, motor sobre el que cavila el duende flamenco y acordonado instrumento que prodiga el olor a madera por cada una de estas propuestas instrumentales.

Por allí podremos deleitarnos con la sencillez palpitante y la desnudez hipoacústica de la propuesta de Charlie d’Chang, al que quizás conozcáis (o precisamente por eso no conozcáis) por militar en proyectos como Tostadas y Pludo; el fingerpicking progresivamente o ese trocito de la guitarra americana profunda en pleno Madrid que propone Carnisaur (o el oficinista al que también conocemos de grupos como Sagrados Corazones o Chien!); la mutación profunda, folk, alternativa, experimental y post-hardcore de Isasa (quien en su día fuera dueño de las seis cuerdas en el grupo de culto A Room With a View); o el chamber pop, ibérico, primitivo, psicodélcio y post-folk de uno de los nombres más celebrados del neofolk estatal, Xisco Rojo.

El primitivismo ibérico menos histérico, aparca en Lavapiés.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Notodo

image beaconimage beaconimage beacon