Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Prisión para los detenidos por enterrar en hormigón a tres personas en Sevilla

Logotipo de EL PAÍS EL PAÍS 03/10/2017 Javier Martín-Arroyo
La mujer detenida por el triple crimen en Sevilla, antes de comparecer ante la juez. © JULIO MUÑOZ (EFE) La mujer detenida por el triple crimen en Sevilla, antes de comparecer ante la juez.

La juez ha enviado a prisión a los dos hombres y una mujer detenidos por la muerte de las tres personas que aparecieron enterrados en hormigón y sosa cáustica en una casa de Dos Hermanas (Sevilla). Tras pedirlo la fiscalía, la magistrada titular del Juzgado de Instrucción 19 de la capital andaluza ha decretado prisión provisional sin fianza para los tres, acusados de tres delitos de asesinato y otros tres de detención ilegal. El informe preliminar de la autopsia ha confirmado que los cuerpos hallados en casa de los acusados corresponden a Sandra Capitán, de 27 años, su hija de seis años y su pareja, llamada Mehmet, de 55 años y nacionalidad turca, desaparecidos hace 15 días.

MÁS INFORMACIÓN

  • La policía descubre en Sevilla restos de tres cuerpos en un pozo de hormigón
  • Detenido por matar a su pareja y ocultar el cadáver en una maleta

La investigación de las tres muertes violentas está recién comenzada, a pesar de las detenciones iniciales, según fuentes del caso. La policía detuvo a los tres acusados (un hombre apodado El Pollino, su padre y su mujer) el sábado pasado y uno de ellos llevó a los agentes hasta la casa del barrio Cerro Blanco en Dos Hermanas donde aparecieron los cuerpos. Esta mañana el principal inculpado ha declarado ante la juez durante más de una hora, mientras que la esposa y el padre han declarado apenas 10 minutos.

La policía halló en el domicilio una masa de hormigón en un pequeño cuarto y a continuación la Unidad Militar de Emergencia (UME) excavó con su maquinaria durante todo el domingo pasado, hasta que este lunes encontró los cuerpos enterrados en sosa cáustica y hormigón. Los cuerpos coinciden con una mujer, un hombre y una menor, por lo que su identificación está pendiente de los resultados definitivos de la autopsia. La hipótesis policial señala que los cuerpos podrían estar enterrados desde que desaparecieron, dado el estado en el que han sido hallados. De momento, la juez Ana Escribano mantiene el secreto de las actuaciones.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de EL PAÍS

image beaconimage beaconimage beacon