Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Probamos el Mi Notebook Air, el portátil 'low-cost' de Xiaomi para frenar a Apple

El Confidencial El Confidencial 23/08/2016 Zigor Aldama. Shanghái

No, aunque lo parezca, el ordenador de la fotografía que encabeza este análisis no es un MacBook Air. Se trata del Mi Notebook Air de Xiaomi, que, sin duda, ha tomado prestadas las líneas estéticas de su competidor estadounidense a la hora de crear el estilizado cuerpo de aluminio de su primera incursión en el sector de los ordenadores portátiles. Pero no lo ha hecho para quedarse atrás, sino que las ha mejorado.

En primer lugar, ha logrado crear un terminal más pequeño, delgado y ligero que el de Apple, aunque la versión más grande y potente tiene una pantalla de las mismas dimensiones (13,3 pulgadas). Los materiales son de primera calidad, y salta a la vista que se trata de un ordenador robusto. Además, en una decisión que se agradece, Xiaomi ha decidido prescindir del logotipo en la tapa, algo que lo hace más elegante y menos ostentoso que el de la manzana mordida retroiluminada.

(Foto: Zigor Aldama) © Proporcionado por El Confidencial (Foto: Zigor Aldama)

La comparación con el MacBook Air no es un capricho de este periodista. Es la que hizo una y otra vez el propio consejero delegado de Xiaomi, Lei Jun, durante la presentación en Pekín de sus dos ordenadores, el de 13,3 pulgadas (1,25 kilos de peso) y el de 12,5 pulgadas (1,07 kilos). Es un paralelismo que sorprende, teniendo en cuenta que las similitudes son solo estéticas. Porque el ordenador de Xiaomi funciona con Windows 10, una diferencia que los ‘fanboys’ de la compañía californiana se apresuran a señalar en todos los foros en los que se discute sobre el aparato para afirmar la superioridad del MacBoook Air.

No obstante, la última versión del sistema operativo de Microsoft funciona sin problemas y de forma fluida. En Teknautas hemos podido probar el terminal más pequeño (que en España se puede reservar aquí por 580 euros), y es evidente que se trata de un ordenador más que digno.

Una versión de 13,3 pulgadas para trabajos 'pesados'

Quienes busquen un aparato potente para instalar programas que requieren un elevado rendimiento harán bien en rascarse un poco más el bolsillo y adquirir la versión de 13,3 pulgadas (655 euros). Porque la de 12,5 es apta para usuarios que utilicen sobre todo programas ofimáticos. No en vano, viene equipada con un chip Intel Core M3 de gama media, 4 GB de memoria RAM y 128 GB de almacenamiento interno SSD que, si bien pueden aumentarse porque uno de los dos ‘slots’ para la memoria está vacío, se quedan un poco escasos.

(Foto: Zigor Aldama) © Proporcionado por El Confidencial (Foto: Zigor Aldama)

Los más jugones también echarán de menos la tarjeta gráfica dedicada Nvidia GeForce 940MX que el hermano mayor sí que tiene. Además, el grande no solo lo es en tamaño, sino también en potencia: adopta un chip Intel Core i5 (aunque no es de alta gama), y duplica tanto la memoria RAM (ocho GB) como el almacenamiento interno (256 GB).

Dicho esto, hemos instalado varios programas de edición gráfica, entre ellos Adobe Photoshop CC y Adobe Premiere Pro, en el pequeño Mi Notebook Air y, aunque no ha marcado récords de procesamiento y compilación, ha funcionado. En el caso del Photoshop, hemos utilizado el portátil para editar fotografías en RAW de una Nikon D-800 (36 megapíxeles, archivos de 74MB), y ha respondido satisfactoriamente. Eso sí, el procesado por lotes tarda su tiempo, lo mismo que la edición de vídeo en FHD. Lógicamente, no es el aparato adecuado para quienes deseen utilizarlo con fines profesionales en sectores como el diseño gráfico.

En cualquier caso, que haya sobrevivido es muestra de que su rendimiento es más que suficiente para un usuario común, que agradecerá sobre todo lo liviano de su peso y la gran autonomía que proporciona la batería: hasta 11,5 horas, y con una magnífica carga rápida que logra el 50% de la capacidad en solo 30 minutos y el 100% en algo menos de 90 minutos. Además, el Mi Notebook Air cuenta con otros elementos de gran calidad. Por ejemplo, incluye una pantalla FHD que ofrece muy buenos resultados a la hora de ver vídeos.

El fabricante chino ha añadido además un segundo cristal que fortalece enormemente la pantalla, y no ha escatimado tampoco en la calidad del sonido con la incorporación de un sistema estéreo de altavoces con Dolby. Finalmente, el Mi Notebook Air incluye también un puerto HDMI muy útil para enviar la señal a otros dispositivos. No obstante, Xiaomi se ha quedado corta en la instalación de un solo puerto USB 3.0 (dos, en el caso del ordenador de 13,3 pulgadas) que acompaña a otro USB-C, que es por el que se carga el aparato.

Durante la prueba, el único aspecto negativo en la experiencia de uso del Mi Notebook Air ha sido la almohadilla ‘trackpad’ del ratón. Resulta tan fina y pulida que el dedo resbala. Así, se echa de menos una superficie algo más rugosa que permita un mejor control de los movimientos del ratón. Por lo demás, durante tres días de uso intensivo, el portátil se ha comportado como debe, y entre los aspectos positivos destacan unas dimensiones y un peso ideales para viajar y que se asemejan bastante a los de una tableta.

(Foto: Zigor Aldama) © Proporcionado por El Confidencial (Foto: Zigor Aldama)

En definitiva, se puede afirmar que el Mi Notebook Air es un contendiente serio en el mercado de los portátiles. No obstante, Xiaomi habría hecho bien en equipar ambas versiones con procesadores más potentes. Un Intel Core i5 para el pequeño y un Core i7 para el grande los convertirían en sólidos competidores tanto para Apple como para otras marcas como Lenovo o Asus, que han lanzado interesantes productos de características similares. En cualquier caso, Xiaomi nunca se ha caracterizado por ofrecer tecnología punta sino por tener la mejor relación calidad-precio. Y el Mi Notebook Air así lo certifica.

Cómo comprarlo desde España

Xiaomi solo comercializa sus productos de forma oficial en algunos mercados. Desafortunadamente, Europa todavía no está entre ellos, razón por la que es necesario acudir a terceros para adquirirlos en España. Por regla general, eso supone comprar 'online' en tiendas chinas. Y, como ha demostrado el reciente fiasco de Value Basket, en estas transacciones siempre existe cierto riesgo. Por eso, lo más adecuado es leer comentarios de otros usuarios y ejercitar el sentido común. En Teknautas recomendamos GearBest, un distribuidor no oficial en el que, sin embargo, Xiaomi también confía.

(Foto: Zigor Aldama) © Proporcionado por El Confidencial (Foto: Zigor Aldama)

Y si bien la anterior es una consideración general, el Mi Notebook Air requiere otra particular. Porque el sistema operativo con el que se envía es el Windows 10 en inglés, no en español. No está activado, de forma que tampoco resulta excesivamente complicado cambiarlo por otro en nuestro idioma, pero sí requiere de unas nociones básicas de informática. Los más mañosos pueden optar también por instalar Linux.

Además de eso, hay que tener en cuenta que el teclado es un QWERTY normal en el que no están ni la Ñ ni las tildes. Es un problema también de fácil solución, ya que no hay más que cambiar la configuración del teclado para que adopte el español. Pero hará falta algo más para evitar tener que buscar siempre las teclas adecuadas a tientas. Para ello, en el mercado existen unas finas fundas plásticas que, además de proteger las teclas, superponen sobre ellas las de un teclado español. Finalmente, como sucede con muchos de los aparatos importados por canales extraoficiales, será necesario un adaptador para el enchufe, que en China es de dos pinchos planos como en Estados Unidos.

El Mi Notebook Air, el primer portátil de Xiaomi. (Foto: Zigor Aldama) © Externa El Mi Notebook Air, el primer portátil de Xiaomi. (Foto: Zigor Aldama)
Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de El Confidencial

image beaconimage beaconimage beacon