Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Probamos el nuevo Huawei P9: este 'smartphone' con doble cámara promete

El Confidencial El Confidencial 07/04/2016 Jaume Esteve

Es complicado hacer una previa de un teléfono de gama alta que no destaque los muchos componentes de última generación que trae de serie. No deja de ser un teléfono pensado para llamar, enviar mensajes y conectarse a internet con mayor o menor velocidad de procesado, memoria y otras características en función del precio. 

El Huawei P9 presentado ayer en Londres es como el Galaxy S7, como el iPhone y como cualquiera de los millones de 'smartphones' que se venden al año: un teléfono. Uno con conexión a internet en el que llamar es lo de menos y donde lo que importa es la conexión a la red y sus capacidades multimedia, tanto para ver vídeo como para escuchar música o lanzar fotos.

Fotos. Ese es el verdadero caballo de batalla del Huawei P9 y el que me brinda una excusa para escribir unas líneas sobre el nuevo terminal de la casa china más allá de lo obvio: que el nuevo 'smartphone' de la firma asiática está dispuesto a hacerte un agujero de 600 euros en el bolsillo.

¿Por qué le damos tanta bola a la cámara del P9? El hecho de que el fabricante asiático se haya aliado con Leica es un movimiento interesante que parece posicionarle en la primera fila en cuanto a las cámaras de 'smartphone'. No es casual que gran parte del evento que Huawei organizó ayer en Londres estuviera centrado en la fotografía: no sólo subio al escenario el CEO de Leica, Oliver Kaltner, sino que también desfilaron algunos fotógrafos profesionales para publicitar las bondades de esa colaboración.

La doble lente del P9. (J. E.) © Proporcionado por El Confidencial La doble lente del P9. (J. E.)

¿Es para tanto? ¿Descorchamos ya el cava? No tan rápido. Después de algunas pruebas iniciales, las primeras sensaciones son muy positivas pero es cierto que el ajuste manual de la profundidad de campo, uno de los grandes avances que se han destacado hoy en la presentación, deja algo que desear. No sabemos si es la falta de pericia del fotógrafo o que la tecnología todavía necesita cierto pulido, pero el salto entre la zona resaltada y la borrosa en la imagen bajo estas líneas parece más propio de un buen filtrazo de Instagram.

(Foto: J. E.) © Proporcionado por El Confidencial (Foto: J. E.)

En cambio, si le echamos un vistazo a esta otra fotografía, podemos apreciar como ese mismo contraste es más sutil aunque la cámara no nos ha permitido enfocar en primer plano toda la bicicleta por lo que algunas partes también aparecen desenfocadas.

(Foto: J. E.) © Proporcionado por El Confidencial (Foto: J. E.)

La posibilidad de jugar con la profundidad de campo no es una exclusiva del modo profesional, del que hablaremos más adelante. Es una opción disponible dentro del modo automático, que está disponible junto al flash y los nueve filtros que se pueden aplicar a la imagen que tenemos en pantalla. El P9 es el primero que recuerda que esta opción está recomendada para capturar elementos a unos dos metros de distancia del fotógrafo, pero en la imagen del perro estábamos más o menos en ese radio y el resultado no ha terminado de ser óptimo.

Para comprender cómo Huawei es capaz de lograr este efecto es necesario volver a la doble lente que el teléfono incorpora. Según nos han explicado a la salida del evento algunos fotógrafos, lo que hace cada una de las lentes es sacar una fotografía independiente. El proceso de retoque se lleva a cabo una vez capturada la instantánea, nunca antes.

(Foto: J.E.) © Proporcionado por El Confidencial (Foto: J.E.)

Una vez que las instantáneas están en el disco duro, es el P9 el que hace un trabajo de revelado 'a posteriori' y en el que aplica ese efecto desenfocado, como si el usuario estuviera controlando la apertura por sí mismo.

De vuelta a las fotos en sí, no todo son quejas con el rendimiento del P9. También hemos logrado fotografías que se nos antojan complicadas con el modo automático del iPhone o del Galaxy S7. La de abajo es un buen ejemplo.

(Foto: J. E.) © Proporcionado por El Confidencial (Foto: J. E.)

Si hablamos del modo profesional, Huawei ha intentado ir un paso más allá de Samsung y ofrecer algunas opciones adicionales. El enfoque manual parece algo más preciso que el del móvil coreano pero, como sucede con el Galaxy S7, echo de menos un control físico con el que poder toquetear todos estos aspectos. Prensa y consumidores llevan años pidiendo la inclusión de más opciones para controlar mejor la fotografía en teléfonos móviles y, una vez que han llegado, no parecen estar todo lo bien implementadas que deberían. Con una réflex entre manos, parece más sencillo cambiar velocidad, apertura o ISO.

Una gama alta algo más económica

El P9 se pone a la venta a principios de mayo y su vertiente más accesible, con 32GB de almacenamiento, costará 599 euros. No está de más recordar que tanto Apple como Samsung ya se han ido a más de 700 euros en los respectivos modelos más económicos de sus productos estrella.

Tanto el exterior como el interior responden a lo que se espera de un teléfono en ese rango de precios. El P9, la variante más modesta de las dos que se presentaron ayer con 5,2 pulgadas de pantalla, es algo más grande que el iPhone 6s aunque también tiene media pulgada extra de 'display'. El efecto lo consigue gracias a unos laterales que aprovechan gran parte del ancho de la carcasa, al estilo de los últimos modelos que Sony presentó en el Mobile World Congress.

(Foto: J. E.) © Proporcionado por El Confidencial (Foto: J. E.)

Poco podemos decir, con unas pocas horas de uso, del rendimiento tanto del procesador como de la batería. El primero será un Kirin 955 a 2,5 GHz y el segundo contará con 3.000 mAh. Si recordamos el rendimiento del Mate 8, al que echamos un vistazo en Teknautas unas semanas atrás, Huawei ha logrado lo que hace unos años parecía una quimera: un rendimiento que le equipara con los grandes nombres del sector.

Pero para convertirse en dominador del mercado Android, necesita sacudirse de encima el recelo que pueda ocasionar entre cierto público, reacio a desembolsar 600 euros ante un terminal de una marca china. El primer paso es dejar de seguir el camino marcado por los líderes para tratar de emprender uno propio. Con la doble lente del P9 parece querer caminar en esa dirección. Será el tiempo, y el favor de los usuarios, los que decidan si estamos ante un inminente cambio de ciclo.

El Huawei P9 llega a España a principios del mes de mayo. (J. E.) © Externa El Huawei P9 llega a España a principios del mes de mayo. (J. E.)
Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de El Confidencial

image beaconimage beaconimage beacon