Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Probamos el Oppo R9s, el 'smartphone' que hará temblar a Huawei (y Samsung)

Logotipo de El Confidencial El Confidencial 07/12/2016 Zigor Aldama. Shanghái

La mayoría de las marcas de teléfonos móviles suelen centrar sus esfuerzos en que sobresalgan uno o dos componentes en cada uno de sus modelos. Puede ser la cámara, el procesador, o algún elemento del diseño. Es lo que se conoce como ‘selling points’ (algo así como argumentos para el marketing), y, desafortunadamente, suelen hacer que el resto de características del aparato resulten más decepcionantes. Ha pasado, por ejemplo, con los últimos Xiaomi, que sacrifican la cámara para ofrecer la pantalla curva del Mi Note 2 o la pantalla sin apenas marco del espectacular Mix. En alguna parte hay que ahorrar.

Con el Oppo R9s sucede todo lo contrario. El nuevo buque insignia de la cuarta marca más vendida del mundo no sorprende por nada en particular, pero el conjunto es soberbio. Efectivamente, el diseño resulta algo flojo, muy similar al del modelo que sustituye -el F1Plus que probamos aquí-, pero los acabados son impecables. Además, en el cuerpo metálico se han utilizado unas antenas nunca antes vistas, que únicamente tienen 0,3 milímetros de grosor y que dan un toque distintivo al terminal. No son suficiente para enamorar a la vista, pero el resultado es notable. Además, se trata de un terminal ultrafino -sólo tiene 6,6 milímetros de grosor a pesar de que mantiene el Jack para los auriculares-, y pesa únicamente 145 gramos aunque monta una pantalla FHD de 5,5 pulgadas. Así, resulta extremadamente cómodo de agarrar.

© Proporcionado por El Confidencial

Luego, casi todos los componentes son propios de los tope de gama. El lector de huellas dactilares, por ejemplo, es el más preciso y rápido de los que hemos probado, y funciona mucho mejor que los del iPhone o el Samsung Galaxy S7Edge. Y lo mismo sucede con la carga rápida VOOC, que alcanza un 62% de la capacidad de una batería de 3.010 mAh. en media hora. El procesador Qualcomm Snapdragon 625 -con 8 núcleos a una frecuencia máxima de 2,0 Ghz.- no es el más potente del fabricante estadounidense, pero combinado con 4GB de memoria ofrece un resultado más fluido que el de terminales mucho más caros.

Mérito del sistema operativo

Sin duda, algo tendrá que ver el sistema operativo Color OS, basado en Android 6, que combina de forma muy acertada la sencillez de uso y la posibilidad de personalización a tope -por ejemplo, se pueden determinar gestos propios para realizar acciones directamente con la pantalla apagada-. Por otro lado, como ya vimos en el Nubia Z11 Max, el Oppo R9s también incluye un ‘Modo Simple’ que aumenta considerablemente el tamaño de los iconos, de forma que únicamente quedan en la pantalla los más relevantes para hacer llamadas -con un botón especial para las de emergencia-, enviar mensajes, tomar o ver fotografías, y acceder a los contactos. Es ideal para personas mayores o con alguna discapacidad mental.

© Proporcionado por El Confidencial

En las diferentes pruebas a las que Teknautas ha sometido al móvil, el R9s ha respondido con suma eficiencia. Elementos en los que rara vez se repara pero que resultan importantes, funcionan en este terminal notablemente mejor que en otros aparatos chinos. El GPS, por ejemplo, resulta más preciso y rápido que los de Xiaomi. Y lo mismo sucede con el Bluetooth, cuya tasa de transferencia es también mayor a pesar de que, curiosamente, utiliza una versión -4.0- más antigua que las de su competidor -4.2-. Finalmente, incluso el Wi-Fi parece más rápido. En resumen, es un móvil al que cuesta ponerle pegas.

La cámara, de las principales fortalezas

Una de sus principales fortalezas reside, como es marca de la casa, en sus cámaras. La principal, de hecho, monta una de las mejores lentes del mercado, de luminosidad f 1.7. Es la misma que adopta el Samsung Galaxy S7, y, combinada con el sensor Sony IMX398 de 16 megapíxeles, ofrece resultados más que notables en situaciones de poca luz.

Foto tomada con el Oppo R9 © Proporcionado por El Confidencial Foto tomada con el Oppo R9

De hecho, la hemos probado en situaciones muy complicadas, en interiores con grandes contrastes de luz en los que hay que forzar una cámara réflex Nikon D-800 a ISO 3.200 para obtener buenas fotografías, y ha salido airosa. Incluso el enfoque es rápido y preciso. Finalmente, la posibilidad de crear archivos GIF directamente, y otras funciones como las fotografías UltraHD de altísima definición también se agradecen.

Sensaciones similares proporciona el vídeo. A pesar de que el R9s carece de un estabilizador óptico, el electrónico funciona de forma muy satisfactoria. Ofrece imágenes fluidas con un algoritmo que evita cortar en exceso la imagen y, con ello, su calidad. Claro que el resultado podría haber sido todavía mejor con un estabilizador mecánico como el que monta el nuevo OnePlus 3T -fabricado en las instalaciones de Oppo-. Eso sí, la cámara tiene una pega: no permite guardar archivos RAW, muy útiles para procesar las fotografías en el ordenador sin que pierdan apenas calidad.

En el caso de la cámara anterior, la de los ‘selfis’, el R9s tampoco decepciona. Con un generoso sensor de 16 megapíxeles y una óptica f 2.0, la marca china puede seguir promocionándose como la ‘selfie expert’ que le ha proporcionado un gran éxito tanto en casa como en mercados emergentes tan importantes como el de India.

Desafortunadamente, Oppo ya no vende sus terminales de forma oficial en Europa -una decisión tomada de forma temporal para centrar sus recursos en otros territorios con mejores perspectivas de negocio-, por lo que hay que volver a canales alternativos para adquirirlo. Actualmente, en GearBest se puede reservar el R9s -en tres colores- por 425 euros, una cantidad que le sigue otorgando una gran relación calidad-precio.

Entonces, ¿merece la pena? Salvo que uno busque un móvil que resalte por su aspecto innovador, sin duda. Porque la gran calidad de los componentes y de los acabados, sumada a las periódicas actualizaciones del sistema que lanza Oppo, le van a proporcionar una larga vida.

Foto hecha con el Oppo R9s © Proporcionado por El Confidencial Foto hecha con el Oppo R9s

Además, a diferencia de lo que sucede con algunos ‘smartphones’ chinos, cuenta con idioma español preinstalado en el sistema operativo oficial, por lo que no requiere de parches que pueden provocar un desbarajuste, y viene equipado con la banda LTE 8, de forma que es compatible con todos los operadores de telefonía 4G de España. Eso sí, hay que tener en cuenta que, en caso de sufrir algún percance, el servicio técnico oficial está en China.

Fotos: Zigor Aldama © Externa Fotos: Zigor Aldama
Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de El Confidencial

image beaconimage beaconimage beacon