Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Probamos la GoPro Hero5 Black: esta cámara (ahora sí) roza la perfección

El Confidencial El Confidencial 06/10/2016 Pablo Ortega. Los Ángeles

GoPro ha regresado y lo hace sacudiendo a la competencia. La compañía, líder en cámaras de acción, ha dado un puñetazo sobre la mesa con un producto que pule todas sus imperfecciones pasadas. Con él se dispone, una vez más, a convertirse en líder de un mercado venido a menos, pero en el que aún parece posible recuperar la confianza de los inversores. Con este nuevo equipo lo puede conseguir.

La GoPro Hero5 Black (que es la que hemos probado en esta ocasión - hay otras dos versiones inferiores, la Hero5 Session y la Hero Session) y mejora en diseño, calidad y estabilización de imagen, ergonomía, funciones y viene con sorpresas futuras, ya que podremos acoplarla en el dron Karma, disponible a finales de este mes. Hemos probado todo esto a fondo.

(Foto: Pablo Ortega) © Proporcionado por El Confidencial (Foto: Pablo Ortega)

Una cámara que escucha

La GoPro Hero5 es la primera de su especie capaz de reconocer los comandos de voz, uno de los grandes avances de esta generación. La navegación por la cámara siempre ha sido una tarea complicada. En las primeras generaciones nos conformábamos con una combinación desesperante de botones. Luego vino la aplicación de los móviles y la pantalla táctil, que facilitó un tanto las cosas. Pero ahora llega el mejor invento: implementar comandos de voz. Y funcionan como la seda. 

Es un aparato que escucha y además lo hace en varios idiomas. Nada más comenzar a usarla, nos da la opción de activar la escucha de voz en español, inglés, francés, alemán, italiano, chino y japonés. Una vez seleccionado el idioma, no hace falta hacer nada más. Reconoce al instante nuestra voz y lleva a cabo el comando deseado de manera inmediata. "GoPro, inicia vídeo", "GoPro, para vídeo", "GoPro, inicia secuencia", "GoPro, dispara una ráfaga", "GoPro, toma una foto", son algunos de los comandos que más vamos a utilizar en nuestro día a día.

Esta nueva opción acaba con muchos de los problemas anteriores. Por ejemplo, hasta ahora resultaba molesto tener que dar al botón de grabar y ajustar la cámara. Luego nos veíamos obligados a editar estos segundos innecesarios, lo cual, quita bastante tiempo. Con la GoPro Hero5 vamos al grano, con vídeos que más tarde no requerirán de grandes retoques si lo único que deseamos es compartirlos de manera rápida en las redes sociales.

Durante mi prueba, utilicé los comandos de voz tanto en inglés como en español y en ambos idiomas respondió con agilidad. Otro punto positivo para esta nueva era de comandos de voz es el hecho de que el equipo responda también a cierta distancia, incluso con ruido moderado de ambiente (casi dos metros de distancia en mis pruebas con música de fondo).

Botones físicos vs pantalla táctil

Se trata de uno de los elementos más problemáticos de la GoPro: sus botones físicos. Siempre han resultado molestos, ya que no ofrecen facilidad de navegación. Pero la nueva GoPro Hero5 mejora en este apartado ya que permite distinguir de forma sencilla la función de cada uno. El lateral servirá para encenderla y escoger el modo deseado (grabación, foto, ráfaga, timelapse). El superior sirve para comenzar a capturar, aunque hay un atajo que nos permite encenderla al instante y empezar a grabar, si pulsamos el mismo botón durante unos segundos.

(Foto: Pablo Ortega) © Proporcionado por El Confidencial (Foto: Pablo Ortega)

En la carcasa que rodea la estructura de la GoPro encontramos varios botones encargados de descubrir los departamentos de conexión de cables y batería. Esta parte de la arquitectura de 'hardware' me resulta un tanto 'barata'. La GoPro nunca ha destacado por su diseño, pero la Hero5 Black es la más atractiva hasta la fecha. Sin embargo, no puedo dejar de pensar en que parece un producto de bajo coste cuando abro y cierro estos compartimentos, que muchas veces se quedan atascados a medio camino.

Y mucho cuidado con esto, porque debemos asegurarnos de que la cámara quede perfectamente sellada y no entre nada de agua si la sumerges. Creo que el concepto de cuerpo resistente al agua y a las caídas está bien planteado, pero mal ejecutado en esta ocasión.

El trabajo mejor realizado lo encontramos en su pantalla táctil: tiene solo dos pulgadas pero facilita al máximo la navegación por el dispositivo. Es una interfaz intuitiva y con ello evitamos el dichoso manual de instrucciones. Eso sí, afina bien la puntería cuando utilices los dedos, porque a veces no reconocerá bien la pulsación (y te habla un periodista con dedos finos).

A pesar de este pequeño detalle, la pantalla es uno de los elementos fuertes de esta generación y es visible en lugares abiertos y luminosos, lo cual se agradecerá en montañas nevadas, playas y sitios similares con mucha luz. Desde la misma pantalla podremos comprobar los efectos aplicables a la grabación, como el ángulo y la calidad, antes de comenzar a grabar. En un principio, la cantidad de información que aparece en la pantalla puede resultar un tanto abrumadora, pero te haces con su funcionamiento en unas pocas horas. Otro punto a favor es que la pantalla responde muy bien cuando está mojada y tenemos los dedos húmedos. Algo importante para una cámara de acción.

Adiós a la horrible carcasa

Cuando Nick Woodman, consejero delegado de GoPro, mostró la Hero5 Black por primera vez, mi espíritu aventurero dio un salto de emoción al descubrir que, al fin, esa mítica y horrible estructura de plástico protectora, vista en generaciones anteriores, desaparecía.

Esta es la primera GoPro hecha y derecha, con un cuerpo sumergible de hasta diez metros de profundidad que no requiere de carcasas adicionales. Su color negro mate va en consonancia por fin con su nombre y luce mejor que nunca. El nuevo diseño resulta menos abultado, gracias a la desaparición de la carcasa. Incluso la lente, aunque siga sobresaliendo del cuerpo del dispositivo, guarda cierta armonía con el diseño en general. Si eres una de esas almas nerviosas a las que les gusta añadir más protección, descuida, porque puedes utilizar la carcasa de tu GoPro anterior, ya que sigue siendo compatible.

Foto hecha con la GoPro Hero5 Black. (Foto: Pablo Ortega) © Proporcionado por El Confidencial Foto hecha con la GoPro Hero5 Black. (Foto: Pablo Ortega)

Cuando hice el 'unboxing', mi primera reacción fue de pura confusión, ya que en la caja se incluye una especie de funda (con diseño más moderno) y pensé que sí era necesario poner una carcasa. Pero rápidamente descubrí que solo se trataba de una montura no obligatoria que podemos añadir más tarde si queremos llegar incluso a un mayor nivel de profundidad en el agua.

Calidad de cine

Con ordenadores y televisiones asequibles que permiten la edición y reproducción de vídeos 4K, es hora de sacarle el máximo provecho. La GoPro Hero5 Black sigue siendo reina en la grabación de vídeo en este tipo de resolución, capaz de capturar imágenes espectaculares con mayor estabilidad que nunca. No importa si la llevas en la mano, en un casco o incluso en el coche, ya que la imagen se mueve de manera fluida y los 'tirones' causados por nuestros movimientos no resultan tan bruscos.

La estabilización de imagen es una opción que viene activada de fábrica y responde a una de las principales quejas de los usuarios de GoPro en los últimos años: "¿por qué mis vídeos no parecen tan estables como los del canal de GoPro en YouTube?". Ya no hará falta ser un profesional de grabación o comprar accesorios adicionales para conseguir una calidad de imagen decente sin sacudidas. Ahí va un vídeo de ejemplo:

Para poner a prueba esta nueva función, me llevé la Hero5 de senderismo y a continuación la instalé en la montura que tengo en el coche y el resultado, con respecto a mi GoPro Hero3, es notable. El ángulo de grabación es otro de los factores que dan fama a la GoPro. En esta versión encontramos nuevos modos, como el "linear". Esta opción nos permite capturar momentos con una visión más fiel a la realidad y elimina imágenes borrosas o distorsionadas.

Los modos de gran angular y SuperView nos permiten grabar con calidad 4K a 30, 25 o 24 fps. En el modo foto podemos capturar imágenes de 12 megapíxeles y en formato RAW, pero sigue siendo un punto débil, ya que su especialidad es la grabación de vídeos y secuencias. Las fotos nocturnas tampoco son potentes, un apartado a mejorar. En mis grabaciones aprecié un salto de calidad en el sonido (parece que la reducción de ruido ha sido mejorada) y los altavoces estéreo también ayudan a previsualizar todo desde la misma cámara.

Otra gran novedad de esta versión es la integración de GPS, ideal para los amantes de las redes sociales, ya que las imágenes incluirán información de geolocalización (otro paso que nos ahorramos al subir las fotos a Instagram). La aplicación de GoPro, renombrada “Capture”, nos permite procesar con rapidez las imágenes y vídeos que tenemos almacenados en la GoPro. Podemos descargar y editar en cuestión de segundos, y conectarla con el teléfono es más fácil que nunca.

Batería, un salto apenas apreciable

Esta GoPro también nos va a forzar a comprar una batería extra. Se produce un avance mínimo: pasamos de una batería con capacidad de 1160mAh a una de 1220mAh, algo apenas apreciable por el usuario. Voy avisando de que la pantalla táctil y tener activados los comandos de voz son dos elementos que se van a dejar notar en la autonomía. Otro factor que no ayuda es el hecho de que se encienda sola, por arte de magia, de repente. Debe ser un fallo de software y espero que se solucione pronto.

La buena noticia es que desaparece el molesto cable mini USB y se abren las puertas al reversible USB Type-C, cada vez más presente en la industria tecnológica. Además, tenemos la posibilidad de reemplazar la batería en cualquier momento (no como en la GoPro Session, modelo con la batería no extraíble).

(Foto: Pablo Ortega) © Proporcionado por El Confidencial (Foto: Pablo Ortega)

¿Me la compro?

Sí. La GoPro Hero5 es la cámara de acción que estábamos esperando desde hace varias generaciones. El último gran avance se produjo con la llegada de la GoPro Hero3 y hemos tenido que esperar pacientemente a una renovación profunda que satisface casi todas nuestras necesidades.

Su precio es más asequible que antes (429 euros). Ésta es un equipo para los amantes de los deportes, la acción y la adrenalina. Si no vas a hacer nada "alocado" con ella, entonces tu mejor opción será la versión Session.

La nueva GoPro Hero5 Black. (Foto: Pablo Ortega) © Externa La nueva GoPro Hero5 Black. (Foto: Pablo Ortega)
Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de El Confidencial

image beaconimage beaconimage beacon