Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Puerto Rico se ofrece a las empresas españolas como puente hacia EE UU

EL PAÍS EL PAÍS 18/06/2014 Maye Primera
El presidente de El Pais, Juan Luis Cebrian, saluda al gobernador de Puerto Rico, Alejandro Garcia Padilla. © R. Arduengo El presidente de El Pais, Juan Luis Cebrian, saluda al gobernador de Puerto Rico, Alejandro Garcia Padilla.

Hace un año exacto, el Gobierno de Puerto Rico estaba ante el compromiso de reducir el déficit en su economía de 2.200 millones dólares a 820 millones. Hoy este Estado Libre Asociado de Estados Unidos se encuentra en una coyuntura similar: con un déficit de 320 millones de dólares en los ingresos acumulados y obligado a cuadrar la caja, para que éste no lastre el presupuesto del próximo año fiscal, que comienza el 1 de julio, estimado en más de 9.500 millones de dólares.

Es en ese contexto donde Puerto Rico pide a los empresarios de España una oportunidad, y ofrece a la posibilidad de entrar sin traumas al mercado estadounidense, a cambio de reactivar la deprimida economía de la isla y a costos muchos menores.

Las cuentas generales de la isla suman ocho años de crisis sostenida que ha reducido un 15% la economía

“Tenemos un acceso directo al mercado de Estados Unidos, mucho mayor que el de cualquier país latinoamericano, incluso aquellos que han suscrito acuerdos de libre comercio con Estados Unidos. Hablamos español y conocemos el marco regulatorio para hacer negocios en Estados Unidos”, ha dicho el gobernador de Puerto Rico, Alejandro García Padilla, durante el Foro Invertir en Puerto Rico, organizado por EL PAÍS en la ciudad de San Juan, y patrocinado por el Gobierno de Puerto Rico, el diario El Nuevo Día y las empresas españolas Abertis, Mapfre, y Santander y la puertorriqueña Pharma Bio Serv, con la colaboración de Air Europa y el hotel Intercontinental de Puerto Rico.

Las cuentas generales de la isla atraviesan horas bajas. Ya suman ocho años de una crisis sostenida que ha reducido un 15% la economía y que se prevé, no crecerá sino hasta 2% para el año 2018. Más de la mitad de la población en edad de trabajar no tiene empleo, aún a pesar de que la cuarta parte de la población en edad productiva posee educación universitaria, y de que el Estado cuenta con la tercera tasa más alta de ingenieros y científicos del mundo, de acuerdo al más reciente informe del Foro Económico Mundial. Y aunque las finanzas del presente indiquen lo contrario, el Gobierno de Puerto Rico confía en que hay razones para el optimismo sobre el futuro.

más información
  • El impulso de nuevos vientos económicos
  • Puerto Rico, una economía en vilo
  • “No podemos ver hacia Estados Unidos nada más”

“Somos una economía completamente abierta que incentiva la inversión. La protección de Puerto Rico a la propiedad intelectual y al sistema bancario y financiero es la misma de Estados Unidos. Pero a la vez que operamos bajo esas normas, estamos fuera del sistema contributivo estadounidense”, dijo también García Padilla, ofreciendo a la inversión “lo mejor” de dos mundos.

En la actualidad, la actividad económica y la rentabilidad que genera la inversión extranjera en Puerto Rico está exenta del pago de contribuciones a Estados Unidos, sea los ingresos o por las ganancias de capital.

“Se trata de una ventaja competitiva que no puede ofrecer ninguna otra jurisdicción de Estados Unidos. Esa autonomía fiscal nos permite ofrecer incentivos contributivos que reducen el pago de impuestos al Gobierno de Puerto Rico, a tasas que en Europa no se podrían ni imaginar”, ha agregado el gobernador de Puerto Rico.

La rentabilidad que genera la inversión extranjera está exenta del pago de contribuciones a Estados Unidos

Es así, por ejemplo, que las empresas globales de manufacturas que operan en la isla disfrutan de tasas contributivas del 4% e incluso menores. Al mismo tiempo, la legislación vigente les exime del pago de contribuciones sobre propiedades muebles e inmuebles y sobre ganancias de capitales, y lo mismo ocurre con las patentes, los arbitrios y otros impuestos municipales.

Otras cuentas pendientes, reconoció el Gobernador puertorriqueño, también abundan: “Tenemos que continuar bajando el precio de la energía eléctrica, procurar mayor eficiencia en la gestión de Gobierno y continuar reduciendo el crimen”.

En este último aspecto, batir la inseguridad asociada al crimen organizado, especialmente al tráfico de drogas en la ruta del Caribe, es otro asunto a resolver. Aún con el viento en contra, García Padilla confía en que la llegada de inversión extranjera coadyuvará a superar esta suma de adversidades: “A la hora de ustedes escoger dónde hacer su inversión, si nos dan la oportunidad de competir, vamos a acudir a esa competencia para ganar”.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de EL PAÍS

image beaconimage beaconimage beacon