Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Puig: “Hay que reformar la Constitución cumpliendo la Constitución”

EL PAÍS EL PAÍS 03/06/2014 Adolf Beltran

"Es urgente un nuevo pacto constitucional que incorpore a las generaciones más jóvenes que ya han nacido en democracia". El secretario general del PSPV-PSOE, Ximo Puig, ha comentado este martes que la abdicación del rey Juan Carlos I y su sucesión por su hijo Felipe representa "un paso que es una oportunidad", la de "avanzar en las reformas que hace demasiado tiempo que están quedando aplazadas". El líder de los socialistas valencianos ha abogado por abordar una amplia reforma de la Constitución, en la que todo se puede debatir, y que culminaría en un referéndum. Y ha considerado "oportunistas" otras posiciones, en referencia, aunque no lo ha dicho explícitamente, a la exigencia de un referéndum sobre monarquía o república antes de que se consume la sucesión.

Puig ha citado a Jefferson para preguntarse "hasta qué punto una nueva generación puede estar atada por lo que ha decidido la anterior", para constatar que "los ciudadanos piden cambio". Tras "reconocer el papel del Rey en la consolidación de la democracia", ha señalado la necesidad de reformas. "Todas las instituciones están en cuestión". De ahí la necesidad de una "reforma ambiciosa de la Constitución". Un proceso que debe hacerse "democráticamente", pero cumpliendo lo que establece el Estado de Derecho. "Hay que reformar la Constitución cumpliendo la Constitución", ha señalado.

La garantía del Estado del Bienestar, una cláusula social (que reconozca el derecho al trabajo), el reforzamiento de la igualdad entre hombres y mujeres, la ampliación de los mecanismos de transparencia y de participación política, la reforma territorial para acabar con "viejas instituciones del pasado" (como las diputaciones), la garantía de justicia y equidad en la financiación autonómica, y el Estado federal, entre otras, son las cuestiones que Puig ha propuesto que estén a debate en una reforma constitucional en la que deben seguirse "los mecanismos que la propia Constitución exige". "No hay atajos para el cambio", ha advertido el dirigente socialista.

Preguntado por su actitud ante la reivindicación de un referéndum sobre la república por parte de Joves Socialistes y de algunos cargos públicos de su partido, Puig ha respondido: "Habrá un referéndum, el del nuevo pacto constitucional". Y ha puntualizado: "No cierro ninguna cuestión". Puig ha abogado por que la reforma constitucional se haga "con el máximo consenso posible".

Sobre las dificultades de entendimiento que la cuestión de la monarquía genera en el seno de la izquierda, y al PSPV-PSOE, concretamente, con Compromís y Esquerra Unida, sus eventuales socios de gobierno, Puig ha afirmado: "No se puede hacer oportunismo". Al mismo tiempo, ha declinado "adjetivar" lo que hacen otros partidos políticos. El líder de los socialistas valencianos, que se ha confesado republicano de sentimiento, ha citado un artículo de Javier Cercas publicado este martes en EL PAÍS. "Ahora mismo el dilema real de este país no es el que obliga a elegir entre monarquía y república, sino el que obliga a elegir entre mejor o peor democracia".

Dado que los diputados de Esquerra Unida en las Cortes valencianas Ignacio Blanco y Lluís Torró han anunciado este mismo martes que la coalición promoverá mociones a favor de un referéndum por la república (ante una iniciativa similar hace un año, los socialistas se abstuvieron y uno de sus diputados en la Cámara votó a favor, pero no fue sancionado por ello), a Puig se le ha preguntado cuál será la posición del partido. "Vamos a presentar nuestras propias mociones a favor de la reforma constitucional", ha respondido.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de EL PAÍS

image beaconimage beaconimage beacon