Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Pujol Jr. pagó 135.000 dólares a su testaferro para mentir al juez

El Mundo El Mundo 07/07/2016 ESTEBAN URREIZTIETA

Jordi Pujol Ferrusola compró en plena investigación judicial a uno de los testigos clave del proceso que instruye la Audiencia Nacional contra su familia por corrupción política. El hijo mayor del ex presidente autonómico catalán transfirió hace un año 135.000 dólares a su ex socio y testaferro argentino Gustavo Shanahan para que, a cambio, ese mismo día, éste acudiera a un notario argentino y le exculpase en la compra del puerto fluvial de Rosario.

Shanahan desmentía así las revelaciones que había hecho a EL MUNDO dos años antes cuando aseguró que Pujol Jr. había inyectado «12 millones de dólares procedentes de Suiza, Andorra y Panamá» y pretendía dejar sin efecto esa línea de investigación.

Hace tan sólo unos días Shanahan declaró como testigo por videoconferencia ante el juez José de la Mata y leyó el acta notarial que realizó tras cobrar de Pujol. La Fiscalía Anticorrupción le comunicó a continuación que Hacienda ha detectado la transferencia con la que fue sobornado para que se desdijera y estudia imputarle próximamente por un delito de falso testimonio.

El primogénito del ex presidente catalán transfirió esta cifra a Gustavo Shanahan para que mintiese en su declaración como testigo ante la Audiencia Nacional, negase ante notario sus declaraciones a EL MUNDO y ocultara que compró el puerto argentino de Rosario con dinero procedente de paraísos fiscales. Concretamente, y tal y como él mismo confesó a este diario, con «12 millones de dólares ocultos en Panamá, Suiza y Andorra».

La Agencia Tributaria ha descubierto que Pujol Jr. realizó en plena investigación judicial por blanqueo de capitales y estando ya imputado una transferencia bancaria desde España de 135.000 dólares a una sociedad propiedad de Shanahan denominada Pershing LLC.

La operación se materializó el 24 de abril de 2015 y fue articulada por Pujol Jr. a través de la empresa española con la que ostentaba su participación en el puerto fluvial de la provincia de Santa Fe, Inter Rosario Port Services, en la que figura como propietario a través de una de sus sociedades instrumentales: Active Translation.

Curiosamente, ese mismo día, y tras recibir el dinero, este empresario argentino compareció ante notario en la ciudad de Rosario. Lo hizo para negar «bajo juramento» haber revelado a este periódico dos años antes que Pujol Jr. adquirió la instalación portuaria con fondos opacos y avalar la supuesta legalidad de la intervención del hijo del histórico líder nacionalista.

El ex socio de Pujol Ferrusola prestó declaración hace unos días por videoconferencia ante el Juzgado de Instrucción número 5 de la Audiencia Nacional que dirige José de la Mata. Al ser preguntado por la participación de Pujol Jr. en el puerto argentino, tal y como refleja la grabación de la comparecencia a la que ha tenido acceso EL MUNDO, se remitió al contenido del acta notarial que levantó dos años después de la entrevista. Un documento que formalizó inmediatamente después de recibir el dinero de Pujol y sin que hasta entonces hubiera mediado rectificación alguna por su parte.

«Desmiento públicamente las declaraciones que se me atribuyeron en el diario EL MUNDO el 15, 16 y 17 de septiembre de 2013», señaló Shanahan ante el juez De la Mata mientras realizaba una «lectura resumida» de su comparecencia ante el fedatario público.

«El encuentro», señaló en referencia a la entrevista que mantuvo con este periódico y cuyo audio se reproduce por primera vez ahora, «duró pocos minutos». «Conversamos sobre diferentes temas [...] Pero desmiento de forma terminante y absoluta las declaraciones y afirmaciones que se me atribuyeron en EL MUNDO tanto en su versión impresa como digital».

«Específicamente», subrayó Shanahan, «desmiento bajo juramento que el señor Jordi Pujol Ferrusola hubiera invertido en el pasado dinero desde sucursales de bancos en Suiza, Panamá o Andorra», así como que «la supuesta cifra fuera transmitida a través de testaferros».

Shanahan reconoció, eso sí, la veracidad del correo electrónico desvelado por este periódico en el que Pujol Ferrusola le pedía que estuviera «alerta» porque le llegaría dinero desde «Suiza» y que corroboraba documentalmente sus afirmaciones. No obstante, dijo que fue sacado de contexto. «Yo mantenía un lenguaje coloquial con Pujol y el periódico lo tergiversó de forma falaz y maliciosa». «Siento pena por lo que se pudo haber generado», apostilló al tiempo que pedía «disculpas» a Pujol Jr.

Tras escuchar atentamente al empresario, el fiscal Anticorrupción Fernando Bermejo tomó la palabra y se dirigió en tono imperativo al empresario argentino.

«Muy bien, señor Gustavo, ahora le voy a hacer yo una pregunta, porque ha concretado la fecha usted mismo: el 24 de abril de 2015». «Le anticipo que usted está obligado a decir la verdad», le apercibió. «¿Usted hizo un acuerdo en esa fecha con el señor Pujol?».

Shanahan se quedó lívido. Retiró un instante la vista del acta notarial que había estado leyendo y pronunció un «no» casi inaudible.

«¿No o no lo recuerda en este momento?», le insistió el fiscal Bermejo, elevando su tono de voz. «¿Usted recibió en esa fecha una transferencia desde la sociedad Inter Rosario Port Services, cuyo administrador único es Jordi Pujol Ferrusola, de 135.000 dólares, cuyo destinatario es Pershing LLC y cuyo beneficiario es usted?», abundó con un tono crispado. «Y le insisto, está usted bajo juramento», enfatizó el representante de la Fiscalía.

«No lo recuerdo», replicó un titubeante Shanahan.

«¿No firmó usted un acuerdo curiosamente el mismo día con Pujol Ferrusola? Tenemos una transferencia que la Agencia Tributaria ha encontrado. ¿Por qué?», volvió a la carga el fiscal Bermejo, dejándole claro que tiene en su poder las pruebas que lo acreditan.

«Puede ser una casualidad», indicó el empresario argentino. «Fue un pago y un reconocimiento por salvar al puerto de la quiebra, que había entrado en concurso de acreedores en 2009 [...] Pero no tiene nada que ver una cosa con la otra», se intentó zafar.

«Entonces me quiere reconocer que el mismo día que hace usted una declaración ante notario recibe una transferencia de 135.000 dólares. ¿El cambio de criterio lo hace porque recibe la transferencia?», insistió machaconamente Anticorrupción. «Es muy sencillo: usted deja sin efecto el 24 de abril de 2015 sus declaraciones y ese mismo día recibe el dinero. ¿Usted se desdijo por eso, no? ¡Qué casualidad!».

«Yo las casualidades no las puedo explicar», zanjó un Shanahan nervioso, que se vio obligado a reconocer la evidencia de que el mismo día cobró de Pujol Jr. y se desdijo ante notario.

«No hay más preguntas, pero que sepa que el Ministerio Fiscal pensará en su momento cambiar su condición de testigo a investigado por falso testimonio», apostilló el Ministerio Público.

El relato de Shanahan en su entrevista con EL MUNDO ha servido de guía a la Agencia Tributaria durante los últimos años para rastrear el dinero invertido por la familia Pujol en el puerto situado en la provincia argentina de Santa Fe. Hacienda otorga plena veracidad al testimonio del socio argentino de Pujol Ferrusola y en sus informes ve indicios claros de blanqueo de capitales en la operación.

En este sentido, ya ha apuntado el fisco ante la Audiencia Nacional que le «surgen numerosas dudas» sobre los importes declarados oficialmente y considera un «precio desmesuradamente elevado» el percibido por Pujol Jr. al vender su parte del puerto «en proporción a las inversiones realizadas».

No en vano, de acuerdo con las cifras declaradas, el primogénito del ex presidente catalán dio un pelotazo de más de cinco millones de euros al deshacerse de su parte del negocio, que ascendía al 30%.

Según los importes confesados a Hacienda y que ésta pone en cuarentena, Pujol compró su participación en el puerto de Rosario por sólo 335.506,46 euros en 2007 y cinco años más tarde vendió su paquete accionarial a la aceitera argentina Vicentín por 7.289.219,13 euros. Por lo que el «beneficio» oficial obtenido habría sido de «5.361.782,94 euros».

«No se alcanza a entender el precio establecido en la venta de las acciones, así como la consiguiente ganancia patrimonial declarada», concluye Hacienda, que considera que esta operación oculta un importante lavado de dinero negro, tal y como desveló el empresario Shanahan.

Máxime «teniendo en cuenta la situación patrimonial en la que se encontraba Terminal Puerto Rosario», sociedad explotadora del negocio que, de acuerdo con sus cuentas anuales, «presenta patrimonio neto negativo al superar las pérdidas acumuladas la cifra de capital social suscrito».

LAS CLAVES DEL PUERTO DE ROSARIO

  • La compra. El clan Pujol adquirió en 2007 el 30% del puerto fluvial argentino de Rosario. Oficialmente declaró haber pagado una cifra irrisoria, 335.506 euros, por un paquete valorado en más de cinco millones de euros. A la inauguración del recinto acudió Artur Mas.
  • La primera pista. La ex novia de Pujol Jr., Victoria Álvarez, reveló por primera vez al juez y a la Udef que el clan catalán había invertido su fortuna oculta en paraísos fiscales en el puerto rosarino.
  • El lavado de fondos. A raíz de las revelaciones de EL MUNDO, Hacienda investigó la compra del puerto y ve claros indicios de blanqueo de capitales. La clave: que la parte que los Pujol compraron a precio de ganga la vendieron por 7,2 millones obteniendo un «desmesurado beneficio».

LA CONFESIÓN: SHANAHAN REVELÓ EL BLANQUEO DE PUJOL A EL MUNDO

EL MUNDO viajó en 2013 a la ciudad argentina de Rosario para entrevistar al socio argentino con el que Jordi Pujol Ferrusola compró el puerto de mercancías de la ciudad, que se extiende sobre una superficie de 65 hectáreas y dispone de 33 kilómetros de vías férreas para distribuir los cargamentos que acoge y que, básicamente, son de cereales. Este periódico tiene en su poder la grabación de aquella entrevista, publicada el 15 de septiembre de ese año, en la que Shanahan explicó con todo lujo de detalles cómo entró el clan catalán en la instalación.

© El Mundo

«Jordi Pujol Jr. invirtió 12 millones en Rosario desde Suiza, Andorra y Panamá», aseguró Shanahan entonces en declaraciones a este diario. «Lo metió de golpe todo en negro» porque «Jordi no tenía plata blanca». «Ahora es más difícil mover capitales en el mundo pero hace unos años nadie preguntaba de dónde venía el dinero... Y Argentina no es como España», añadió. Shanahan explicó también que Pujol Ferrusola tenía un gestor inglés muy antipático que se llamaba Herbert (Rainford). Era su testaferro, el que le «movía el dinero», precisó. En dicho encuentro, que tuvo lugar en el Hotel Savoy de Rosario, el empresario argentino apostilló, en referencia al origen de los fondos empleados por el hijo del ex presidente autonómico catalán: «Jordi nunca me iba a decir que el dinero era de papá. ¿Cuánta plata ha debido hacer en 25 años siendo dueño de todo? Los Pujol son como los Perón».

LA MENTIRA: SE DESDIJO ANTE EL JUEZ TRAS COBRAR 135.000 $

«Yo sabía que iba a ocurrir lo que hoy está ocurriendo», dijo hace sólo unos días el empresario Gustavo Shanahan en su comparecencia como testigo ante el Juzgado de Instrucción número 5 de la Audiencia Nacional. Por eso, según su testimonio, decidió acudir a un notario argentino el 24 de abril de 2015 y levantar un acta en el que explicaba la entrada de la familia Pujol en el puerto de Rosario.

© El Mundo

De ahí que comenzara a leer ante el juez el documento que rubricó hace poco más de un año y en el que, básicamente, desmentía el contenido de la entrevista concedida a este periódico en 2013. «Desmiento la veracidad de entrevista alguna con el diario EL MUNDO de España sobre las operaciones de Jordi Pujol Ferrusola», comenzó. «Desmiento que invirtiera dinero desde matrices de bancos situados en Suiza, Andorra o Panamá o que su familia sea como los Perón», concluyó.

LAS CONSECUENCIAS: EL JUEZ ESTUDIA IMPUTARLE FALSO TESTIMONIO

El titular del Juzgado de Instrucción número 5 de la Audiencia Nacional estudia en estos momentos imputar por falso testimonio al empresario argentino Gustavo Shanahan tras comprobar que ha variado por completo su testimonio después de recibir dinero de Jordi Pujol Jr. Pero también por mentir abiertamente en relación con otra operación concreta, también desvelada por este periódico. Shanahan fue preguntado por el juez en su declaración por un correo electrónico que le envió Pujol en el que éste le advertía que le llegarían 1,5 millones de dólares procedentes de Suiza. Este correo fue enviado el 20 de diciembre de 2005 y rezaba textualmente: «Apreciado Gustavo: esta mañana se han enviado 1.252.609,60 euros, que corresponden al cambio de hoy a 1.500.000 dólares, a la dirección que me pasaste. Te llegará desde Suiza, estate alerta». El juez José de la Mata recordó a Shanahan que en la declaración ante notario que leyó en su comparecencia negaba expresamente que el primogénito del clan catalán tuviera dinero en dicho país y que, por lo tanto, habría mentido. «No lo recuerdo, yo recibo 1,5 millones todos los años», contestó el empresario intentando justificar su repentino olvido. «Lo que dice es contradictorio. Yo si usted recibiera 1,5 millones de dólares cada diez minutos lo entendería, pero no puedo entender que no recuerde una operación como ésa si recibe esa cantidad todos los años», le inquirió el magistrado. «No recuerdo haber recibido ese importe», insistió Shanahan. «Le voy a hacer la pregunta de otra manera», precisó De la Mata. «¿No será que ese dinero no era para el puerto de Rosario, sino para otro negocio con él? ¿No le ayudaba en otros de sus negocios? ¿No colaboraba con él como receptor de dinero para entregarlo a otras personas?». Shanahan volvió a negar, una y otra vez, todos los extremos.

LO MÁS VISTO

Grabó a su padre para probar que abusaba de ella

Un inquietante hallazgo en ciertas marcas de chocolate

¿Reconoces a estos famosos en sus fotos de infancia?

DESCARGA FACEBOOK

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más el El Mundo

image beaconimage beaconimage beacon