Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Putin ordena incrementar la vigilancia fronteriza con Ucrania

El Mundo El Mundo 07/06/2014 AGENCIAS

El presidente de Rusia, Vladimir Putin, ha dado la orden a las fuerzas de seguruidad rusas de aumentar la protección de las fronteras con Ucrania, en previsión de que crezcan los intentos ilegales de cruzarlas.

Esta orden se produce un día después de que el presidente ruso discutiera con los líderes mundiales en Francia acerca de la crisis con Ucrania, en donde el presidente de EEUU, Barak Obama, le pidió que dejase de apoyar a los disidentes prorrusos en el este ucraniano y que interrumpiese el suministro de armas y material a través de la frontera.

Concretamente, Putin impartió esa orden al Servicio Federal de Seguridad (FSB, antiguo KGB) justo después de la en Kiev del presidente de Ucrania, Petro Poroshenko, con el que mantuvo el primer contacto la víspera en Normandía, informa EFE.

Ucrania ha denunciado en las últimas semanas que mercenarios rusos, en concreto chechenes y cosacos, han cruzado la frontera para sumarse a las milicias prorrusas que combaten a las fuerzas gubernamentales en las regiones rebeldes de Donetsk y Lugansk.

Putin, que ha negado en numerosas ocasiones la participación rusa en el conflicto en el este de Ucrania, saludó el viernes el plan de paz propuesto por Poroshenko y su intención de poner fin de inmediato a los combates entre las fuerzas gubernamentales y los rebeldes.

Al respecto, Poroshenko propuso durante su discurso de investidura crear "un corredor para los mercenarios rusos que quieran regresar a sus casas".

Kiev ha reconocido que ha perdido el control de una parte de la frontera rusa en la región de Lugansk debido a la falta de personal y a los continuos ataques por parte de los milicianos.

Según algunas fuentes, los separatistas, que quieren abrir la frontera para ingresar en la Federación Rusa, controlarían en estos momentos más de cien kilómetros de línea de separación entre ambos países.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más el El Mundo

image beaconimage beaconimage beacon