Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Putin, sobre Hillary Clinton: "En una mujer la debilidad no es un defecto"

La Vanguardia La Vanguardia 05/06/2014 null

París (EFE).- El presidente ruso, Vladímir Putin, aseguró en una entrevista difundida hoy que Rusia no quiere anexionar ni desestabilizar Ucrania y no tiene militares en ese país, e indicó que si EEUU dice tener pruebas de lo contrario, las presente. "Si tienen pruebas solo tienen que presentarlas. Nosotros y todo el mundo vimos al secretario de Estado (Colin Powell en 2003) exponiendo en el Consejo de Seguridad de la ONU pruebas de que Irak poseía armas de exterminio, mostrando una probeta con una sustancia desconocida, que podía ser detergente", apuntó en la cadena "TF1" y la emisora "Europe 1".

Estados Unidos, añadió, "hizo entrar sus armas en Irak, y luego se vio que jamás hubo armas de destrucción masiva. Hay una gran diferencia entre las declaraciones y las pruebas reales", indicó el jefe del Estado ruso. Putin aseguró que "ninguna fuerza militar, ni ningún instructor ruso están presentes en el sureste de Ucrania, y que su país nunca ha intentado ni intenta anexionar o desestabilizar Ucrania.

"En el mundo contemporáneo, la política basada en el expansionismo no tiene ningún futuro", añadió el presidente ruso, quien sí opinó que "el poder ucraniano tiene que organizar un diálogo con su población, y eso no debe hacerse con tanques y con aviones, sino con negociación". Putin dijo esperar que la actual crisis por Ucrania no se convierta en "una nueva etapa de la Guerra Fría" y cargó en particular contra EEUU porque "no es ningún secreto que la política más severa, la más agresiva, es la estadounidense".

A ese respecto, estableció una comparación entre los rusos, sobre los que dijo que "casi" no tienen fuerzas militares en el extranjero", y los estadounidenses, con bases militares "por todo el mundo" y tropas "a miles de kilómetros de sus fronteras". En todo caso, se mostró "listo para el diálogo" con el presidente estadounidense, Barack Obama, con el que coincide mañana en París, la víspera de las conmemoraciones del 70 aniversario del desembarco de Normandía en la Segunda Guerra Mundial, al que asisten casi una veintena de mandatarios de diferentes países.

Putin se dijo también abierto a hablar con la ex secretaria de Estado y antigua primera dama Hillary Clinton, que este año comparó los argumentos de Rusia para intervenir en Ucrania con los de los nazis en los años treinta. "Clinton nunca ha sido muy sutil en sus declaraciones y eso no nos ha impedido hablar con ella. Creo que aquí encontraríamos también un lenguaje común, pero cuando la gente rebasa cierto límite de educación, muestra su debilidad, no su fortaleza.

En una mujer, sin embargo, la debilidad no es tanto un defecto". Sobre Siria, apuntó que su distancia a la hora de intervenir se debe a que "si se actúa con imprudencia puede convertirse en un segundo Afganistán, un nido de terroristas". "Tenemos que conservar el poder legítimo, para progresivamente reflexionar sobre la manera de reformar esa sociedad para que sea más moderna", añadió.

Y, en un terreno más bilateral con Francia, afirmó que se entiende bien con el presidente François Hollande, aunque tengan que hablar con intérprete, e hizo hincapié en recordar la figura del general Charles de Gaulle, que como jefe del Estado siempre se negó a ceder soberanía de su país. Ese elogio estaba en relación con un comentario en el que subrayó que cuando un país participa en una alianza militar, cede una parte de su soberanía, en una alusión indirecta a la OTAN, a la que pertenece Francia. Para Rusia, según concluyó, esa cesión de soberanía "es inaceptable".

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de La Vanguardia

image beaconimage beaconimage beacon